Te Explicamos Porqué Debes Dejar De Usar El Papel Higiénico De Los Baños Públicos

Te Explicamos Porqué Debes Dejar De Usar El Papel Higiénico De Los Baños Públicos5Shares

Para nadie es un secreto que los baños públicos son mal totalmente necesarios, pues nadie sabe cuándo se nos presentará una emergencia y saldremos corriendo en busca de un sanitario donde podamos desahogar nuestras penas. Asimismo, todos les tenemos asco, algunos más que otros, ya que todos conocemos que otras personas han usado y usarán ese mismo baño, por lo que lo tratamos de usar lo más rápido posible sin tocar demasiado las cosas.

Y a pesar de que existen miles de antibacteriales, toallas, etc. Nada parece suficiente para calmarnos de la amenaza latente de los gérmenes que alberga un baño público y cuando el momento decisivo llega lo máximo que podemos hacer es colocar papel higiénico en el asiento del inodoro y así evitar los gérmenes ¿no?

Lamentablemente, no así, de hecho el papel higiénico atrae las bacterias del baño; pues el inodoro está diseñado de forma que repela todas las bacterias que puedan adherirse a ti.

Obviamente, lo recomendable es usar un inodoro que esté completamente seco sin colocar papel higiénico en la tapa, ya que el papel está atiborrado de gérmenes y bacterias del ambiente del baño y alrededores.

Otro nido de bacterias es el secador de manos pues todas las bacterias que podríamos tener en nuestras manos tras haber interactuado con la cadena del inodoro, lavamanos, papel higiénico y más, son sopladas por todo el ambiente gracias al secador de manos.

En definitiva te recomendamos que: busques el inodoro más seco del baño, no coloques papel higiénico en el asiento, utiliza tu propio papel higiénico o toallitas para asearte, cierra la tapa del inodoro antes de jalar la cadena para evitar la propagación de gérmenes y finalmente, evita utilizar le secador de manos a toda costa.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR