Tener clase es mucho más importante que sólo ser sexy

Tener clase es mucho más importante que sólo ser sexy25Shares

Nunca he podido entender a esas personas que sólo consideran importante el aspecto físico por sobre todo lo demás. De esas que se preocupan de sobre manera por verse bien y lucir siempre sexy para el resto. De esas personas que creen que mostrar más piel es más interesante que dejar algo a la imaginación. De esas que creen que el cuerpo y su apariencia lo es todo. Pero, créanme: no es así.

Siempre he sido una firme creyente en que hay algo que es mucho más importante, y eso es tener una buena personalidad y no dudar en mostrarla al resto. Ser auténtico sin tener miedo a lo que los demás digan. Mostrarse tal como se es. Es mucho más atrayente una sonrisa sincera que una sonrisa forzada que sólo quiere mostrarse sexy. Es mucho más importante tener clase que sólo ser sensual, porque tener clase es tener actitud. Y tener actitud demuestra que valoras la persona que eres y no te importa lo que los demás crean de ti, porque mientras te ames a ti mismo, todo estará bien.

No es necesario tener que estar tantas horas tratando de lucir “perfecto” para seducir a alguien. No es necesario tener que mostrar todo tu cuerpo o tener una actitud vulgar para atraer a más personas. Sólo basta ser tú mismo y no sentir vergüenza por ello. Y, obviamente, jamás creer que mostrarte tal como eres no es suficiente para enamorar a alguien. Porque, claro, la sensualidad sí encanta, pero la personalidad, ser tú mismo, enamora.

Y tener clase no significa que tengas que dejar de lado la sensualidad del todo. Puedes ser coqueto y todo lo que quieras, pero jamás intentando ser alguien que no eres. Si eres de esas personas que adora leer, puedes ser seductora conversando sobre muchos temas. Si eres de las que gusta de los viajes, puedes comentar tus experiencias. Si te gusta bailar, puedes comentar lo que te apasiona. Y así de mil maneras.

Porque tener que usar ropas ajustadas, escotes eternos, músculos excesivos y miradas seductoras forzadas, jamás vencerá a mostrarte tal como eres.

Una persona con clase.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR