10 Recomendaciones saludables para bajar de peso de forma natural, fácil y efectiva

10 Recomendaciones saludables para bajar de peso de forma natural, fácil y efectiva0shares

Conseguir el peso ideal es uno de los mayores dolores de cabeza de una persona, no sólo por razones estéticas sino también por motivos de salud. En esa onda, muchos son los que optan por caminos tormentosos, como regímenes alimenticios bastante rigurosos donde se matan de hambre, o comenzar extenuantes rutinas de ejercicios. Pero, una vez lo logran, retoman su anterior estilo de vida y pierden todo el terreno ganado.

Es por eso que, más que perder peso rápidamente, se debe procurar mejorar los hábitos de vida que influyen sobre él para que los resultados sean sostenibles en el tiempo; no tan sólo los relacionados a qué alimentos consumimos sino la forma como lo hacemos, la actitud que adoptamos y el compromiso que asumimos por alcanzar una vida más sana, que se refleje en la balanza.

Entonces, hay ciertas recomendaciones básicas y efectivas que ayudan a lograr los objetivos con respecto al peso, desde seleccionar unos platos más pequeños para comer hasta entender el potencial de la mente en dicho proceso. Aquí hemos hecho una lista de las 10 más efectivas que te garantizarán el éxito.

1. Presta atención a las porciones y opta por las más pequeñas.

Los especialistas afirman que mientras más comida vemos, mayor será la que consumimos, incluso si nuestro cuerpo indica estar lleno. En este sentido, importa tanto la cantidad de comida que colocas sobre tu plato como los utensilios que usas. Lo ideal es optar por porciones más pequeñas, al igual que platos y cubiertos de menor tamaño. Eso te dará una sensación de satisfacción y evitará que comas de más.

2. Antes de cada comida, tómate un gran vaso de agua.

El agua colabora con una buena digestión de los alimentos y da sensación de llenura. Además, se ha comprobado que el cuerpo suele confundir la sed con el hambre, lo que hace que en ocasiones consumamos alimentos en exceso para saciarnos. Esto puede contrarrestarse hidratándote adecuadamente para comer sólo lo necesario.

3. En la medida que sea posible, come sin compañía.

Aunque el apoyo de tus amigos y familiares es importante en el camino de alcanzar tu peso ideal, cuando comes rodeado de otras personas, prestas poca atención a las cantidades pues te distraes con las conversaciones que se producen. Ahora, es imposible que te aísles por completo, así que cuando te toque asistir a algún evento social, sírvete en solitario lo que vas a comer y luego únete al resto.

4. Combate el hambre con una fragancia agradable.

Unos estudios realizados por la Universidad del Sur de California confirmaron que hay ciertos alimentos que a través de su olor pueden engañar al cerebro, enviándole el mensaje de que está satisfecho. Así la sensación de hambre se mantendrá controlada y tu peso no sufrirá mayores consecuencias. Los más recomendados son las manzanas, los plátanos y las hojas de menta.

5. Incluye en color azul en tus utensilios de cocina.

Según recientes estudios, ayuda a que la mente se sienta con menos hambre. Es por ello que recomiendan incluir accesorios azules para vestir la mesa: vasos, platos, manteles, cubiertos, servilletas y otros elementos en ese tono. Los menos recomendados son el amarillo y el rojo.

6. Saborea con calma cada bocado que tomas.

Cuando disponer suficiente tiempo para comer, tiendes a consumir menos alimentos. Esto se debe a que tienes la oportunidad de masticar cada bocado, sintiendo la textura y sabor de cada uno de sus componentes, disfrutando por completo la experiencia.

7. Jamás olvides que el desayuno es la comida más importante del día.

Se ha demostrado que cuando una persona desayuna bien, tiene menos hambre durante el resto del día, ya que su estómago sentirá que está lleno por mayor tiempo. Hay quienes dicen que no les da hambre a horas tempranas; si es tu caso, comienza por comer pequeñas cantidades mientras tu cuerpo se habitúa. Progresivamente, irás incrementando las porciones hasta tomar un desayuno completo y nutritivo sin problemas.

8. Recuerda el poder que tiene tu mente para lograr tus objetivos de peso.

Tus pensamientos pueden reforzar cada uno de los esfuerzos alimenticios que realizas. Repite mentalmente cada vez que puedas "sí lo voy a lograr", "me falta poco para alcanzar mi meta", "puedo tener una mejor salud", "me siento mejor cuando como saludablemente", entre otras frases, las cuales contribuirán a que asumas tus nuevos hábitos de manera más positiva.

9. Prepárate tu propia comida.

Seguir un plan de alimentación es mucho más fácil cuando tu mismo tomas las riendas de la cocina. Así nadie podrá tentarte a comer cosas que te alejen de tus objetivos. Además, cuando cocinamos se produce una sensación de llenura, producto de ver constantemente de los alimentos que estamos preparando.

10. Pon a la vista alimentos saludables.

Coloca frutas y hortalizas frescas en tazones sobre la mesa del comedor o en cualquier otro sitio que esté al rápido alcance. De este modo, cuando tengas la necesidad de tomar alguna merienda podrás acceder a ellos en lugar de ir hasta la nevera donde la elección entre un helado o una manzana es más complicada. Hay que alejar lo más posible toda tentación.

Como ves, alcanzar tu peso ideal no es tan difícil como crees.

Adicional a los consejos anteriores, procura minimizar la comida rápida, tomar suficiente agua durante el día (entre 8 y 10 vasos), evitar alimentos procesados y comenzar a realizar al menos 30 minutos de alguna actividad física. Pronto el espejo te confirmará que vas por buen camino.

¿Conoces algún otro consejo que se pueda agregar? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR