11 Malos hábitos que ni siquiera sabías que tenías y que afectan a tu salud y bienestar

11 Malos hábitos que ni siquiera sabías que tenías y que afectan a tu salud y bienestar1shares

A todos nos parece importante mantener nuestro cuerpo en el mejor estado de salud posible, es por eso que intentamos no sucumbir ante el estrés diario, tener una dieta sana y balanceada y además buscar espacios para distraernos y relajarnos.Pero quizás estás echando a la basura todo ese esfuerzo sin siquiera darte cuenta, ya que hay hábitos que son rutinarios en muchos de nosotros y que, aunque aparentar ser inofensivos, pueden causarte serias enfermedades.

Incluso muchos de ellos habían sido considerado benéficos y saludables hasta hace poco, por eso están tan difundidos, pero gracias a las nuevas investigaciones y estudios, hoy en día tenemos mejor información y sabemos cuidarnos mejor.

Para ayudarte a evitar estos perjudiciales hábitos hemos elaborado para ti una lista con algunos de los más frecuentes. Te explicaremos cómo afectan tu salud para que puedas tomar una decisión informada y así proteger tu bienestar y el de tus seres queridos.

1. Detener los estornudos

Cuando te esfuerzas por no estornudar la presión adentro de tu cráneo aumenta significativamente, se interrumpe el flujo sanguíneo y tanto los vasos sanguíneos como el tejido nervioso son comprimidos. Esto puede causar dolores de cabeza, daños a los tejidos y hasta problemas en la audición.

2. Usar perfume

Sólo los perfumes de más alta calidad est´´an elaborados con aceites naturales que no son perjudiciales. Pero muchas sustancias sintéticas son usadas en perfumería ya que son más económicas y fáciles de obtener. Estos sustitutos pueden causar mareos, nauseas e irritaciones de la piel y nariz. es mejor reemplazar los perfumes por aceites naturales

3. Usar el teléfono justo antes de dormir

La luz artificial durante la noche suprime la producción de la hormona melatonina que regula los estados de sueño y vigilia. Los niveles bajos de serotonina pueden causar depresión, cáncer, obesidad, problemas cardíacos y un sistema inmune frágil. la mejor opción para tu salud es dormir en las horas de oscuridad.

4. Guardar la comida en contenedores plásticos

Muchos envases plásticos contienen sustancias como el ftalato y el bisfenol que los ayudan a mantenerse flexibles. Si la comida es almacenada por largo tiempo en este tipo de contenedores, esas substancias pueden impregnar la comida afectado al sistema endocrino.

Es mucho más sano almacenar la comida en contenedores de vidrio, acero o cerámica. También debes prestar atención a los símbolos que traen los envases ya que te indican la manera más segura de usarlos.

5. Cepillarte los dientes justo después de comer

Los odontólogos recomiendan esperar de 30 minutos a una hora después de comer para cepillarte los dientes, en especial si ingeriste alimentos muy ácidos, ya que éstos debilitan el esmalte dental. Si en ese momento usas el cepillo, el ácido penetrará la dentina lo que puede causarte un fuerte dolor y daños en el esmalte.

6. Usar jabón antibacterial demasiado seguido

Muchas bacterias beneficiosas viven en la superficie de nuestra piel, ayudando a protegernos de infecciones. Si usamos jabón antibacterial con demasiada frecuencia, terminaremos por esterilizar nuestras manos, lo cual crea oportunidades para que bacterias dañinas entren a nuestro cuerpo. Los dermatólogos recomiendan usar jabón antibacterial para cortadas y raspones, pero no lo deberías usar para lavar tus manos más de dos veces por semana.

7. Usar jean muy ajustados

Aunque pueden hacerte ver muy sexy, los jeans ajustados presionan constantemente las terminaciones nerviosas de tu piel. Esto envía una señales de constante incomodidad a tu sistema nervioso, lo cual puede alterar la manera cómo se perciben las sensaciones dolorosas. Como si fuera poco , la disminución en el flujo de aire hacia tus piernas puede causar cosquilleo, picazón y adormecimiento de tus piernas.

8. Beber jugo de naranja recién exprimido

No todo el mundo sabe que el jugo de naranja recién exprimido sólo es bueno en pequeñas cantidades. En el caso de algunas enfermedades puede ser incluso perjudicial. Por ejemplo, no es recomendable en personas que tienen sobrepeso o sufren de diabetes. Además los jugos son potentes alergénicos. Debes tener cuidado en cómo se los sirves a los niños, debe ser sólo en pequeñas cantidades y si es posible, consultar al médico antes de dárselos.

9. Saltarte el desayuno

Como decían las abuelitas, el desayuno es la comida más importante del día, si te la saltas, tu metabolismo se pondrá más lento, por lo tanto aumentarás de peso, porque tendrás más hambre durante el resto del día y seleccionarás peor los alimentos, tendiendo a comer los más grasos y ricos en azúcares simples. Intenta hacer un buen desayuno que incluya mucha proteína para acelerar el metabolismo por el resto del día.

10. No dormir lo suficiente

La privación crónica del sueño puede traer como consecuencia aumento de la presión arterial, ataques al corazón, derrames cerebrales, obesidad y otros serios de problemas de salud . Un estudio reciente descubrió que el no descansar entre seis y siete horas al día conduce a tasas de mortalidad similares a las que se registran en personas fumadoras. Pero no sólo es importante el número de horas sino también la calidad del sueño, así que procura dejar las preocupaciones de lado antes de acostarte.

Ugh. Temprano. Malo

11. Estar sentada todo el día

Incluso si te ejercitas egularmente, pasar mucho tiempo sentado, está relacionado con diversos problemas de salud. Según el Alberta Health Services-Cancer Care en Canadá, el estilo de vida sedentario se relaciona anualmente con casi 160.000 casos de cáncer de mama, de colon, de próstata y cáncer de pulmón. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR