12 Estiramientos que te ayudarán a mantenerte flexible y en forma a cualquier edad

12 Estiramientos que te ayudarán a mantenerte flexible y en forma a cualquier edad7shares

Todos estamos conscientes que el paso del tiempo es inevitable y que no podemos dejar de envejecer con cada segundo que pasa. Sin embargo, puedes hacer algunas cosas para ayudar a mantener tu cuerpo joven durante mucho más tiempo.

Para comenzar, debes establecerte una dieta balanceada, ya que la buena alimentación es indispensable para tener un cuerpo sano. También puedes hacer ejercicio diariamente o practicar algún deporte. No obstante, la mejor opción para mantener tu cuerpo flexible y joven, incluso en edades avanzadas, es haciendo estiramientos.

Cuando se trata de estiramientos, hay muchas opciones. Pero, ¿cuáles son los mejores para quienes buscan evitar músculos doloridos y ser más flexibles? Bueno, Marilyn Moffat, profesora de fisioterapia en la Universidad de Nueva York y autora del "Age Defying Fitness", nos señala algunos de los mejores estiramientos básicos:

1. Postura.

Primero es lo primero, debes tener una buena postura, ya que eso te ayudará a hacer estos estiramientos correctamente y así evitar posibles lesiones. ¡Por lo que debes mantener tu espalda recta!

Mantén la barbilla hacia atrás para que tu cuello quede alineado con el resto de la columna vertebral.

Este sería un buen ejemplo:

2. Rotación de cuello.

Comienza con algunas rotaciones de cuello. Asegúrate de mantener cada lado entre 30 a 60 segundos.

Gira lentamente la cabeza hacia la derecha y espera.

Entonces, mira hacia adelante y repite hacia la izquierda.

3. Inclinación de cuello.

Para la inclinación del cuello, es muy importante haber estirado tus brazos primero.

Inclina tu cuello hacia la derecha, mientras pones el brazo derecho sobre tu cabeza cerca de la oreja izquierda.

Luego, cambia de lado y repite.

4. Rotación de tronco.

Manteniendo tu postura sólida, procede a hacer rotaciones de tronco, manteniendo cada lado entre 30 a 60 segundos.

Mira sobre tu hombro con los brazos cruzados y gira hacia la derecha.

Entonces, mira hacia adelante y luego repite hacia la izquierda.

5. Flexión lateral de tronco.

La flexión lateral de tronco le dará a los lados de tu torso un gran estiramiento.

Dóblate hacia un lado mientras alzas la mano del lado opuesto en diagonal por encima de tu cabeza.

Luego repite hacia el otro lado.

6. Doblarse.

Ahora es el momento de estirar su columna vertebral.

Inclínate sobre su silla, asegurándote de que tu cuello esté en una posición segura y no sintiendo dolor.

7. Hiperextensión.

Para esta pose, es suficiente con estirar la columna vertebral sin ir demasiado lejos.

Haz por una pequeña curva hacia atrás para estirar la columna vertebral.

Recuerda levantar tu barbilla, así estarás lo más recto posible.

8. Estiramiento en la parte posterior.

Para el estiramiento de la parte posterior, asegúrate de que la palma superior esté orientada hacia el cuerpo mientras que la palma inferior quede hacia afuera.

Sin encorvarte, trata de juntar sus manos detrás de la espalda.

Luego cambia de posición y repite.

9. Flexión de cadera.

Ahora, toma una alfombra de yoga y acuéstate. Es importante que tu otra pierna permanezca firmemente en el suelo.

Con una pierna recta, lleva la rodilla opuesta hasta tu pecho.

Luego cambia de pierna y repite.

10. Talón-cordón.

Para el estiramiento del talón-cordón, debes sentir los músculos de la pierna trasera haciendo el estiramiento, especialmente a lo largo de la pantorrilla.

Manteniendo el dedo gordo en la pared y los dos pies firmemente plantados, dobla la rodilla delantera hacia la pared.

Luego cambia de posición y repite.

11. Elevación de pierna.

Si tienes una banda elástica, úsala para este estiramiento para así trabajar aún más la pierna.

Plantando un pie en el suelo, extienda la otra pierna en el aire, idealmente en un ángulo de 90°.

Luego cambia de pierna y repite.

12. Piriforme.

Para finalizar, estira la parte posterior de tu muslo con esta pose. Si el estiramiento es demasiado intenso para ti, no levantes mucho la pierna.

Manteniendo el cuello y la espalda hacia abajo, dobla el tobillo derecho sobre el muslo izquierdo justo encima de la rodilla.

Recuerda cambiar de pierna y repetir.

¡Listo!

Repitiendo esos ejercicios todos los días, verás cómo tu cuerpo se vuelve más flexible y se mantiene en forma.

Y tú, ¿estás listo para probarlos?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR