12 Ideas controversiales sobre el aborto que la sociedad actual debería superar.

12 Ideas controversiales sobre el aborto que la sociedad actual debería superar.1shares

Hoy día, la sociedad en que vivimos ha ido evolucionando en múltiples formas, siendo el aborto uno de los temas que aún generan mayor tipo de confrontaciones y opiniones encontradas, debido a las distintas creencias de cada uno de los grupos que emiten juicios al respecto. Tanto es así, que muchos países llevan años realizando debates públicos para la aprobación de legislaciones sobre él, escuchando los distintos sectores que tienen algo que aportar, sin llegar a ninguna conclusión conciliadora, principalmente porque hay muchas susceptibilidades que impiden lograr un consenso.

Sin embargo, la ciencia se ha encargado de ir develando, apoyándose en cifras estadísticas, qué tanto hay de cierto en lo que exponen aquellos que hacen ver a los procedimientos abortivos como una completa aberración, por cuanto presumen que atentan contra la vida de otro ser humano. Es así como se han dado a la tarea de dirigirse hacia los contextos adecuados para recabar información significativa, que les permita aclarar el panorama sobre este controversial tópico, cuyos resultados han roto por completo todos los paradigmas al derribar la mayoría de los mitos que se conocían hasta ahora. Buenamente.com te presenta 12 de estos planteamientos, cuyo base científica resulta sumamente impactante.

1. Las mujeres que abortan lo hacen por obligación.

Si bien es cierto que sienten algo de presión por el qué dirán, tanto su grupo familiar como el resto de la sociedad, son escasas las mujeres que dicen haber elegido esta opción por esta razón. De hecho, existe un trabajo del Instituto Guttmacher del año 2005 el cual expone que menos del 1% de las mujeres que participaron en su estudio sintió presión por algún agente externo para abortar. En el 2013, otra investigación obtuvo resultados similares, además que la mayoría dijo que lo hizo por sentir que no era el momento adecuado.

2. La fertilidad de la mujer se ve afectada luego de practicarse un aborto.

La Organización Mundial de la Salud recomienda utilizar la técnica de succión como procedimiento quirúrgico para abortar, siendo considerada completamente segura, a pesar de que alrededor del mundo el más empleado es la píldora abortiva. Por lo tanto, científicamente no hay evidencia de que minimice la fertilidad de la mujer.

3. Practicarse un aborto es malo.

En función a las cifras manejadas hasta ahora, la opinión general es que se considera un procedimiento bastante común, que no influye en lo absoluto sobre la calidad de persona que es la mujer quien toma esta decisión. Es un asunto más bien relacionado con el hecho de considerar oportuno o no el momento de asumir una responsabilidad tan grande como lo es criar a otro ser humano.

4. La mortalidad durante un aborto es alta.

Anteriormente, el peligro de muerte era mucho mayor. Sin embargo, debido a que las personas han comprendido la importancia de ponerse en manos de personal calificado y la legalización de éste en algunos países, las cifran han disminuido generosamente hasta el punto de que 1 de cada 100.000 mujeres muere durante el procedimiento. Así que resulta mucho más seguro de lo que muchos creen.

5. Abortar incrementa las posibilidades de desarrollar cáncer de útero o mama.

Inglaterra y Estados Unidos son dos países donde se han propuesto exhaustivamente comprobar si existe alguna relación entre estos dos tópicos y, de acuerdo a la experiencia e investigación, no hay ninguna asociación entre ellos. De hecho, el aborto no se considera un factor de riesgo para el desarrollo de ningún tipo de células cancerígenas.

6. El aborto trae secuelas psicológicas graves.

Hasta la actualidad, ningún estudio revela la existencia fehaciente de alguna patología clínica relacionada con lo que ocurre después del aborto. De hecho, sólo unas pocas sienten depresión o culpa; el resto más bien se siente aliviada, así que continúa su vida con total normalidad, a pesar de que socialmente sí es duramente juzgada, lo que en realidad sí podría llevarla a un cuadro psicológico importante.

7. Las mujeres viven con el arrepentimiento tras un aborto para toda la vida.

Para la sorpresa de muchos, ocurre justamente todo lo contrario. Quienes recurren a esta opción confirman sentirse más bien aliviadas. Existe un estudio realizado por el equipo de Advancing New Standards in Reproductive Health, el cual arrojó como resultado que en un grupo de 1000 mujeres encuestadas, el 53% admitió que fue una de las decisiones más difíciles que les ha costado tomar durante toda su vida; sin embargo, el 99% afirma que no se arrepienten de lo ocurrido. ¡Wow!

8. Es un procedimiento que infringe dolor al feto.

Está comprobado por los especialistas que sólo a partir de la semana 24 de gestación el feto comienza a tener sensaciones propias ante cualquier tipo de estímulo, debido a que su sistema nervioso central aún no se ha desarrollado. Por lo tanto, debido a que los abortos se realizan mucho antes, resulta completamente falso.

9. El aborto va contra la ley.

Cada país tiene su propia legislación al respecto, aunque cada día son más aquellos que lo permiten bajo ciertas circunstancias. En América Latina hay opiniones divididas, siendo Chile, Brasil, Venezuela y Bolivia algunos de los países donde se prohíben salvo en casos en que la vida de la mujer esté en peligro. Por el contrario, Colombia, Perú, México y Argentina tienen una política más liberal. Así que, dependiendo de donde estés, no estarás infringiendo ninguna ley.

10. Las mujeres que abortan lo hacen por no saber lo que es tener un hijo.

Las cifras publicadas hasta la fecha dejarán a más de uno con la boca abierta: de acuerdo al Instituto Guttmacher, el 61% de las mujeres encuestadas en su estudio que se habían practicado un aborto ya eran madres, y el 34% tenía dos o más hijos. Además, muchas de ellas dijeron que habían tomando esa elección para garantizarle una mejor calidad de vida a los hijos que ya tenían. ¡Increíble!

11. Practicarse un aborto resulta costoso.

Ninguno de los procedimientos empleados para abortar es extremadamente complejo, por lo tanto, el costo varía dependiendo de cada país pero es algo razonable, mucho menos que cualquier otra práctica. Inclusive, en los países donde ha sido legalizado, ha sido incluido dentro de la cobertura de la mayoría de las pólizas de seguro, así que todavía es menos problemático el asunto del dinero.

12. El aborto es un asesinato.

Esta es la idea más espeluznante que gira en torno al aborto, más la respuesta definitivamente es ¡NO! Científicamente, cada ser vivo se compone de un gran número de células, pero ellas por sí mismas no conforman un ser independiente. Entonces, debido a que el procedimiento abortivo se realiza durante la etapa celular de la gestación, aún la vida no se ha consolidado propiamente; por lo tanto, no se está atentando contra ningún otro ser vivo sino extrayendo un grupo de células. Así que, si alguna vez llegas a decidir practicarte uno, no serías una asesina.

Mantén siempre presente esto: La elección es TUYA y de nadie más.

Traer una nueva vida al mundo implica madurez para afrontar todos los retos que conlleva. Si sientes que no puedes con eso, por alguna u otra razón, no temas en tomar la decisión que creas más conveniente. Sólo tú sabrás lo que es mejor y nadie tiene derecho a juzgarte por eso.

¿Conoces algún otro dilema importante sobre este tema? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR esta valiosa información con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR