12 Objetos cotidianos que eran absolutamente diferentes hace 100 años

12 Objetos cotidianos que eran absolutamente diferentes hace 100 años100shares

Hace 100 años éramos totalmente distintos a como somos en la actualidad, aún sufrimos las consecuencias de la Primera Guerra Mundial y solíamos ser incluso más machistas de lo que podemos ser en estos días. Las cosas han cambiado, en eso no hay discusión. Por su parte, los avances tecnológicos y las mejoras a lo largo de un siglo son un hecho único en la historia de la humanidad, nunca se había avanzado tanto en tan poco tiempo. También es cierto que los coches no vuelan todavía, y que la alimentación con cápsulas es cosa de películas, como es cierto que todavía existen grandes injusticias en el mundo.

Pero no todas estas diferencias se basan en cuestiones de política y economía, también hemos cambiado en relación a cosas más cotidianas y que forman parte de nuestra cotidianidad. Objetos que acostumbramos a usar a diario, casi como si fueran un bien de necesidad básica, solíamos usar aparatos que a nuestro parecer eran extremadamente innovadores.

Y las diferencias son tan enormes como sorprendentes.

Los relojes y aviones que se fabrican hoy en día no son ni la sombra de lo solían ser hace 100 años y son esta clase de diferencias las que reflejan lo mucho que hemos avanzado como sociedad y además todos lo que hemos crecido con respecto a la tecnología que hemos desarrollado a lo largo de 100 años.

1. Pugs y otras razas de perros.

Es el humano el principal responsable de los cambios que han sufrido los perros, puesto que han ido modificando su genética por medio de la reproducción controlada para obtener más beneficios de algunas razas.

2. Cámaras fotográficas.

No cabe duda que la tecnología ha avanzado ha pasos agigantados en las últimas décadas, lo que nos ha permitido contar con más dispositivos portátiles.

Gracias a lo cual no hace falta contar con una gran maquinaria para llevar nuestra cámara a todos lados.

3. Pornografía.

Es muy probable que nadie se sienta tentado por ver lo que en el pasado se consideraba como pornografía, considerando que hoy en día la industria del porno es mucho más explícita que antes.

4. Aspiradoras.

Este fue un gran avance pasar de esas estrambóticas y pesadas maquinas a las livianas bellezas que prácticamente se usan solas hoy en día.

5. Vibradores.

Afortunadamente esta fue una de las cosas que cambió, pues ese terrorífico objeto parecía causar de todo menos placer.

6. Trajes de baño.

Esto es algo que no se parece en nada, nadie puede si quiera imaginar lo incomodo que debió ser entrar al mar usando uno de estos. Y ni hablar de lo pesados que debían sentirse al salir del agua.

7. Motocicletas.

Seguramente en aquellos tiempos eran de los medios de transporte más rápidos e independientes que existían, pero no podrían compararse con la velocidad que tienen las modernas.

8. Aviones.

Esto es algo que no habría usado ni en mil años. ¡No, no y no!

Ahora en uno de estos, por supuesto que sí.

9. Ropa de camuflaje.

Lo único que sé es que el camuflaje que se usaba hace 100 años es casi idéntico al disfraz de Halloween que hice el año pasado con material de reciclaje.

10. Torres de celulares.

Una obra absolutamente arcaica. ¿Cuánto tardarían en armar esa tela de araña?

11. Coches para bebes.

La verdad es que en cuestión de diseño el antiguo es mucho más elegante y hermoso que el actual, pero quizás la diferencia sea que el modelo moderno es mucho más cómodo y práctico.

12. Relojes.

Hace 100 años los relojes tenían un único fin: dar la hora, pero hoy en día estos cuentas con múltiples usos y es muy probable que casi nadie los use para ver la hora, pues para eso tenemos el celular.

¿Qué opinas de estos avances? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR