13 Trucos súper efectivos que te ayudarán a dejar el terrible hábito de morderte las uñas.

13 Trucos súper efectivos que te ayudarán a dejar el terrible hábito de morderte las uñas.24shares

La onicofagia, es el hábito de comerse las uñas, generalmente de los dedos de las manos. Se trata, si no puede controlarse, de una manía. Es un trastorno emocional y conductual, que puede llegar a precisar de ayuda profesional. La persona que padece onicofagia puede llegar al extremo de dejar la piel al descubierto y provocarse un deterioro estructural permanente.

Morderse las uñas facilita el transporte de gérmenes que se ocultan bajo las uñas a la boca y viceversa, con lo cual se lleva la infección de los dedos y se produce panadizos, por lo que los efectos nocivos se pueden ver a nivel de los dedos, de la boca y del sistema digestivo en general. Cuando los casos son extremos, también genera una mala imagen a las personas que lo practican, debido a que las manos con las "uñas comidas" tienen muy mala presentación, lo que provoca consecuencias a nivel de las relaciones sociales de la persona. Las personas que tienen este hábito suelen morder por igual las diez uñas aproximadamente al mismo grado. El mordedor compulsivo de uñas puede estar tentado a comer no sólo éstas, sino también la cutícula y la piel de alrededor, y se provoca heridas a través de las cuales puede sufrir infecciones oportunistas. A veces, la uña puede llegar a un punto en el que no crece más, puede quedar pequeña permanentemente y provocar el ensanchamiento del dedo, lo que conlleva a deformaciones en las uñas, luego de años de este hábito.

Morderse las uñas también se asocia a sentimientos de culpa y vergüenza en la persona que tiene este hábito, sobre todo en el caso de los niños. Esto además de una reducción de la calidad de vida y un aumento en la estigmatización en los círculos familiares interiores o en un nivel más social. Por estas razones te contaremos sobre algunos tips súper efectivos para que evites este terrible hábito…

1. Ten mucha fuerza de voluntad.

Como en cualquier proceso de deshabituación, la fuerza de voluntad es el primer y más importante elemento para dejar de morderse las uñas. Sé paciente y fuerte porque la recompensa merecerá la pena.

2. Identifica tus momentos de debilidad.

Trata de relacionar en qué momentos te muerdes las uñas para intentar evitarlos. Así, si sueles hacerlo cuando estás muy aburrido, evita los ratos muertos y ten ocupadas las manos; por ejemplo, coge un crucigrama o un sudoku y cómete la cabeza pensando la solución, pero, eso sí, no mordisquees el lápiz.

3. Productos estimulantes.

La onicofagia está relacionada, en gran parte de los casos, con la ansiedad, por lo que has de evitar tomar productos estimulantes, tales como el café, el té, los refrescos con cafeína, las bebidas alcohólicas, etcétera.

4. Busca un sustituto.

Cuando te entren las ganas de morderte las uñas, busca un sustitutivo rápido y saludable. Por ejemplo, puedes beber un traguito de agua o tomar un aperitivo saludable o, si no tienes nada sano que comer, prueba a hacer respiraciones profundas o a cantar tu melodía favorita.

5. Mantén tus manos limpias.

Cuando nos metemos las manos en la boca podemos estar facilitando la entrada a nuestro cuerpo de organismos perjudiciales. Ten las manos siempre muy limpias y, si te entran las ganas de comerte las uñas, ve corriendo al baño; puede que el hecho de tenerte que lavar las manos continuamente haga que se te quiten las ganas.

6. Usa cremas hidratantes.

Usa una buena crema nutritiva para manos y uñas o aplícate con mimo un buen aceite (de oliva, de rosa mosqueta, de almendras…). Es importante que tus uñas tengan una buena salud que evite que se rompan y den ganas de mordisquearlas para arreglarlas.

7. Lima tus uñas regularmente.

Ten siempre a mano una lima. Si ves que tus uñas están bien cuidadas, te dará más cargo de conciencia destrozarlas con la boca. Además, limarlas hará que estés un rato entretenido y así olvidarás las ganas de morderlas.

8. Ponte esmalte de uñas.

Píntate las uñas con los colores de moda o, si tu bolsillo se lo puede permitir, ve a un especialista a que te haga la manicura. ¿Vas a estropear tu look y tirar el dinero de la cita con la esteticista mordiéndote las uñas? Al principio, tus uñas quedarán un poco raras pintadas, pero, a medida que vayan creciendo sin mordeduras, se verán muy bonitas.

9. Ponte ajo en las uñas.

Si prefieres un remedio casero, frota las uñas con ajo o con guindilla. El resultado es casi el mismo que con los esmaltes de farmacia pero más económico.

10. Usa esmaltes especiales.

Hay en las farmacias y herboristerías unos esmaltes especiales con un sabor totalmente desagradable. Cada vez que tengas la tentación de morderte las uñas, su sabor hará que te lo pienses dos veces y, así, progresivamente se te irán desvaneciendo los deseos. Aplica este esmalte transparente diariamente y, una vez a la semana, quítatelo con tu quitaesmaltes habitual y vuelve a empezar hasta que la onicofagia desaparezca.

11. Usa guantes.

Un aliado contra la onicofagia son los guantes. En invierno no puede faltar esta prenda que evitará que metas los dedos en la boca y, en verano, puedes optar por ponerte en casa guantes de látex (con una buena crema hidratante o nutritiva para no resecar demasiado las manos). Si no te atreves a salir de casa con estos guantes, puedes decidir ponerte tiritas o esparadrapos en las uñas para evitar el mordisqueo.

12. Establece tus metas.

Si ves que el esfuerzo es muy grande, trata de dividir tu meta en etapas más sencillas. Por ejemplo, deja de morderte primero los pulgares; cuando veas lo bien que lucen así, esto te irá animando a que dejes de morderte progresivamente el resto de los dedos.

13. Ponte uñas postizas.

Puedes pegarte unas uñas postizas, tanto en casa con las decenas de kits que hay, o acudir a un profesional y que elija las más adecuadas para ti (de gel, de porcelana…). Estas uñas postizas taparán tu uña destrozada e impedirán que vuelvas a llegar hasta ella para morderla.

¿Conoces otros tips efectivos para dejar de comerse las uñas? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR