14 Celebridades que no están acostumbradas a gastar dinero en sí mismas

14 Celebridades que no están acostumbradas a gastar dinero en sí mismas2.4kshares

Seguramente que ustedes deben pensar que las celebridades en general, gracias a las groseras cantidades de dinero que obtienen como ganancia en sus glamorosos trabajos hollywoodenses, son del tipo de gente que sólo come en restaurantes sofisticados y de alta cocina, maneja los carros más lujosos y de último modelo y sólo usa ropa exclusiva y de alta costura.

Sin embrago, aquí en Buenamente.com nos dimos a la tarea de encontrar para ustedes 14 renombradas estrellas de talla mundial que rompen con ese paradigma, ya que sorprendentemente se toman el trabajo de vivir unas existencias muy modestas, a pesar de sus increíbles y astronómicas entradas de dinero. Pero eso no es todo, además la mayoría de ellos colaboran con obras de caridad en beneficio de los más necesitados y de causas nobles como lo son salvar el planeta o a los animales en peligro.

Sin más preámbulos, siéntate y disfruta de esta lista de celebridades de gustos sencillos y buen corazón que recopilamos para ti hoy.

Jennifer Lawrence

La estrella de Los Juegos del Hambre tiene el hábito de ser cuidadosa con sus gastos: maneja un Volkswagen Eos, está pendiente de las rebajas en las tiendas y usa cupones de descuento. Hay un hospital de niños en Louisville, la ciudad natal de la actriuz, cuya unidad cardiológica lleva su nombre: La Unidad de Cuidados Intensivos Cardíacos Fundación Jennifer Lawrence (en el Hospital Kosair). Jennifer donó $2 millones para ello.

Keanu Reeves

Incluso cuando Keanu se ha elevado a las alturas de Hollywood, prefiere quedarse en hotoles o alquilar apartamentos. No tiene muchas cosas ni guardias de seguridad y viaja en transporte público. El actor entregó el 90% de su pago por Matrix (alrededor de $80 millones) al personal tras cámaras de la película y 12 dobles de acción recibieron una motocicleta cada uno como regalo de su parte.

Sarah Jessica Parker

La actriz es muy cuidadosa con su dinero y trata de enseñarle eso a sus hijos. Sarah cose sus ropas ella misma, sólo compra zapatos y ama la ropa de segunda mano. Vendió sus zapatos del personaje Carrie Bradshaw en una subasta y donó el dinero obtenido a una escuela de música y arte.

Kate Middleton

La Duquesa de Cambridge con frecuencia usa el mismo vestido en diferentes ocasiones y le encantan las marcas baratas, por ejemplo ha usado un traje de chaqueta con vestido azul de Zara, o un vestido de Hobbs, que obtuvo por unos $45. Kate también es muy caritativa: Uno de sus últimos proyectos se llama Cabezas Juntas y se dedica a la salud psicológica de la gente joven, veteranos de guerra, los indigentes y otras personas en riesgo.

Vincent Kartheiser

La estrella de Mad Men se rehúsa a comprar un carro, usa transporte público y vive en una casa muy modesta. Mientras la popularidad del show de televisión en el que participaba crecía, Vincent empezó a sentirse fastidiado de la gran cantidad de objetos a su alrededor y decidió deshacerse de ellos regalándolos.

Christian Bale

Incluso por un largo tiempo después de que la fama lo encontrara, “Batman“ vivía con su familia en un apartamento de una habitación y no tenía ni celular ni guardaespaldas. "La riqueza no significa nada para mí. Si un ladrón entrara a mi casa, rompería en llanto", dijo el actor en una entrevista. Christian también entregó todos sus royalties de la película The Promise a la caridad.

Leonardo DiCaprio

Siendo un actor bien pagado, Leo solía conducir un Toyota Prius, y todavía prefiere vuelos comerciales a aviones privados. En 1998, el actor fundó su propia fundación caritativa, la Fundación Leonardo DiCaprio, y transfirió más de $15 millones a 30 caridades diferentes, incluyendo Amazon Watch, National Geographic: Pristine Seas, Save the Elephants, y la World Wildlife Fund.

Jennifer Garner

Jennifer de alguna manera logra equilibrar ser una estrella de Hollywood y una ama de casa. Con frecuencia va al mercado cercano a comprar víveres. La actriz también está involucrada con la Fundación Salvemos a los Niños, dedicada a los derechos de los niños y la educación, desde hace 10 años.

Keira Knightley

La actriz se impone a sí misma un límite mensual de gastos y si quiere comprar algo por encima de eso, piensa realmente fuerte si lo necesita tanto. Ella dice que un estilo de vida lujoso te impide entender a la gente que vive de otra manera. Keira también vende los vestidos que usa para los eventos a beneficio de diferentes obras benéficas.

Russell Crowe

Este ganador del Oscar podría llevar una vida de lujos, pero en lugar de eso decidió mudarse a Australia, comprar un rancho y un viejo jeep y es perfectamente feliz ahora. Russell regularmente le transfiere grandes cantidades a diferentes organizaciones de caridad, incluyendo la escuela judía en Montreal que sufrió un ataque terrorista en 2004.

Hayden Christensen

Anakin Skywalker decidió mudarse a una granja. Él incluso ara la tierra él mismo con su propio tractor. Hayden también se preocupa por el ambiente: su granja funciona con energía solar.

Reese Witherspoon

La actriz gasta muy cuidadosamente y tiene el hábito de ahorrar dinero. Reese piensa que el lujo no puede justificarse e intenta criar a sus hijos de esa manera. Toma parte en una campaña para recolectar ropa para niños desfavorecidos en Estados Unidos y Canadá. Ella y Matthew McConaughey organizaron una proyección para caridad de su película Sing y recaudaron $100,000 para fundaciones de caridad.

Jessica Alba

Jessica es una madre ahorrativa y es la fundadora de una compañía de pañales ecológicos, The Honest Company. No se deshace de las ropas que le quedan pequeñas a su hija mayor, en lugar de eso, se las pasa a su hija menor. Forbes incluyó la actriz en su Top 100 de las mujeres más ricas de Estados Unidos que hicieron su fortuna por sí mismas, pero aún así Jessica no se avergüenza de comprar ropa barata y usar transporte público.

Quentin Tarantino

El hobby de Quentin es coleccionar películas, pero es totalmente indiferente a los carros. El Chevy Malibu rojo que manejaba John Travolta en Pulp Fiction era suyo, pero él de hecho quería deshacerse de él, porque decía que le gustaba el Geo Metro mucho más.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR