15 Hábitos "saludables" que en realidad están poniendo en riesgo tu salud

15 Hábitos "saludables" que en realidad están poniendo en riesgo tu salud11shares

Nunca antes en la historia de la humanidad tantas personas están tan preocupadas por mantener hábitos de vida saludables tanto en lo concerniente a la dieta como también al la rutina de ejercicios, y si bien hoy en día contamos con mucha información al respecto que no estaba disponible hace apenas unos años, también es cierto que aún persisten algunos mitos que debemos tener en cuenta.

En este artículo te presentaremos 15 cosas que durante años se han considerado saludables pero que en realidad puede terminar por ser contraproducentes para tu salud y para tu objetivo de lograr una figura más atlética presta mucha atención y no dejes de compartir con tus amigos para que juntos ayudemos a erradicar estas obsoletas ideas que no nos hacen ningún bien y que por el contrario podrían terminar por enfermarte.

Calentar todo en el microondas

Aunque es muy conveniente por su velocidad, el horno de microondas destruye muchos de los nutrientes en los alimentos, además las comidas precocidas y preempacadas para microondas suelen tener mucho sodio y bajo contenido nutricional.

Beber refrescos de dieta

Aunque parezca la decisión más lógica para quien está a dieta, algunos estudios han mostrado que el intenso sabor dulce de los edulcorantes engaña a nuestro sistema digestivo y puede trastocar tu metabolismo, por lo que es preferible evitar todo tipo de soda.

Dormir horas extra el fin de semana

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal de Endocrinología clínica y Metabolismo, dormir más horas el fin de semana puede ocasionar problemas a tu salud a largo plazo, así que en vez de intentar compensar la falta de sueño el fin de semana apunta a dormir de 7 a 9 horas cada noche.

Cepillarse los dientes justo después de comer

No siempre es lo más adecuado, cuando consumes alimentos ácidos como frutos cítricos, o ceviche debes esperar al menos 30 minutos antes de cepillarte ya que el pH bajo debilita el esmalte y lo hace más sensible a los abrasivos que contienen las pastas dentales..

Dejar de compartir con los amigos por llevar una dieta sana.

Quizás pienses que no puedes acompañar a tus colegas a un restaurante por temor a salirte de tu rutina, escoge un lugar con un menú amplio y seguro conseguirás alguna opción sana, sin que eso signifique que sólo puedas escoger una ensalada.

Comprar alimentos "ligeros" sin prestar atención a las etiquetas

Las compañías pueden poner etiquetas como "bajo en calorías" "natural" o "saludable" sin supervisión por eso hay que estar atento y leer bien las tablas nutricionales que están en el empaque, un alimento puede ser bajo en calorías y tener un alto nivel de sodio, o bajo en azúcar pero estar repleto de grasas.

Saltarse comidas

Es muy común que las personas piensen que saltarse una comida los ayudará a perder peso de manera rápida, pero esta  estrategia puede volverse en tu contra, cuando te saltas una comida tu metabolismo se pone más lento y luego tiendes a comer de más, la combinación terminará por hacerte aumentar de peso.

Hacer un sólo tipo de ejercicio

Es importante variar la rutina y no enfocarse solamente en cardio o pesas, por ejemplo, cada tipo de ejercicio aporta beneficios al cuerpo como aumentar la masa muscular, quemar grasas o aumentar la capacidad cardiopulmonar, por eso es importante combinarlos.

Pesarte cada día

Si te pesas todos los días mientras estás a dieta muy probablemente termines frustrado al no ver progresos inmediatos, pocas personas se dan cuenta que la masa muscular en mucho más densa y por ende pesada que las grasas, por eso aunque tu peso se mantenga estable estarás bajando tus medidas.

Tomar malteadas de proteínas después de hacer ejercicio

Es cierto que consumir proteínas luego de ejercitarse contribuye al crecimiento muscular y a evitar las agujetas, pero cuidado, si ejercitas en la noche y luego tomas proteínas puedes estar consumiendo demasiadas calorías, sobre todo si no cuidas lo que cenas. Además si haces ejercicio de baja intensidad no necesitas una malteada proteica, por lo que podrías aumentar de peso en ves de bajarlo.

Comer tocino de pavo en vez de tocino regular

El tocino de pavo es una alimento muy procesado, de hecho es la única carne que el Instituto Americano de Investigación del Cáncer recomienda nunca consumir ya que no aporta absolutamente ninguna cantidad de fibra natural

Evitar el sol por completo

El exceso de exposición al sol causa muchos problemas de la piel, incluyendo el cáncer, pero eso no quiere decir que debas esconderte del sol. La luz solar es indispensable para la fijación de la vitamina D y además se ha comprobado que disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares , diabetes, esclerosis múltiple y enfermedades pulmonares. Sólo debes tener cuidado de no pasar demasiado tiempo bajo el sol sin usar protector solar.

Pelar las manzanas

Si haces esto estás quitando una cantidad importantes de nutrientes, cuando eliminas la piel estás quitándole el 25% del potasio, el 40% de la vitamina A y la mitad de la fibra dietética, además casi el 100% de los antioxidantes de esta fruta están en su piel.

Beber agua embotellada

No todas las marcas de agua son iguales. En una investigación de el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales en la que se examinó muestras de 1000 marcas diferentes se encontró que una gran cantidad de ellas tenía bacterias y químicos en niveles que se consideran poco saludables. Es mejor tomar agua purificada o agua filtrada.

Entrenar en exceso

Ejercitarse de manera regular es muy beneficioso para la salud pero debes cuidarte de no excederte, si no les das tiempo a tus músculos de que se reparen puedes lesionarte y también tener problemas para dormir, y en el caso de las chicas, tener alteraciones en tu ciclo hormonal, debes procurar tener al menos 1 o 2 días de descanso a la semana

Comparte estos consejos, ayudarás a que tus amigos no dañen su salud sin saberlo

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR