15 Trucos de nuestras abuelas que funcionan mejor que los productos comerciales

15 Trucos de nuestras abuelas que funcionan mejor que los productos comerciales14shares

Algunos trucos para lograr solucionar pequeños problemas cotidianos son tan geniales que van pasando de generación en generación por décadas, pero puede pasar que con el tiempo se vayan olvidando, llegando a convertirse en "remedios de abuela" que son despreciados por los más jóvenes como algo ya obsoleto que ha caído en desuso. Pero muchos de esos trucos caseros de nuestras abuelitas, aunque efectivamente se hayan inventado hace mucho y realmente estén en desuso, siguen siendo vigentes y funcionales.

Seguramente alguna vez has escuchado esa frase que dice "el secreto de la abuela siempre resulta bueno". Y es que cuando nos duele algo o nos sucede algo, ellas tienen la solución perfecta. Muchas veces es difícil creer en su eficacia, hasta que lo ponemos en práctica y nos damos cuenta que sí funciona, y desde ese momento comenzamos a hacer caso en todos los trucos que ellas nos sugieren porque los conocen desde que eran pequeñas y que aprendieron a su vez de sus propias abuelitas.

Buenamente.com decidió recordar el pasado y reunió para ti los 10 mejores trucos que usaban nuestras queridas abuelas y que te pueden ser útiles aún hoy en día.

1. Comer yogur dietético para eliminar el mal aliento

Hay personas que tienen problemas con esto, y no consiguen deshacerse de la halitosis por muchas veces que se laven los dientes al día. Pues resulta que tomar yogur sin azúcar añadido es una buena -y cómoda- solución, ya que las bacterias que posee este tipo de yogur eliminan las bacterias causantes del mal aliento.

2. Miel para aliviar el dolor garganta

La miel, dado su alto contenido en azúcar, es uno de los remedios naturales más aplaudidos durante un resfriado o durante la temporada de alergias. Funciona como un antiinflamatorio y combate la tos. Al consumirla cubre las paredes de la garganta y la suaviza, calmando la tos y la irritación.

3. Tomar un vaso de leche para combatir el insomnio

Este es un gran remedio para aquellas personas que tienen problemas para conciliar el sueño. La leche contiene un aminoácido (triptófano) que ayuda al cuerpo a producir melatonina, la hormona del sueño. Para digerirlo mejor y aligerar el sueño, una buena opción es optar por su versión sin lactosa. ¿Cómo tomarlo? La leche siempre templada y unas horas antes de acostarse, para que se digiera mejor.

4. Lavar el cabello con camomila para obtener un rubio natural

Este es un clásico entre los trucos de la abuela. La camomila es una flor que contiene unos pigmentos amarillos, que, lavado tras lavado, se adhieren a las hebras capilares aportando unos reflejos dorados naturales.

5. Aplicar vinagre en las quemaduras

Este viejo truco se vuelve casi imprescindible cuando llega el calor y nuestra piel acaba enrojecida e irritada por una alta exposición al sol. ¿La razón de emplear vinagre? Este producto funciona como un antiséptico natural que alivia el dolor y combate los gérmenes. Además, ayuda a equilibrar el pH de nuestra piel, favoreciendo la cicatrización.

6. Identificar los puntos cardinales a partir de un reloj

Toma un reloj de mano y voltéalo de tal manera que la aguja de las horas mire el sol. Divide el ángulo entre la aguja de las horas y la cifra 1 a la mitad. Esta línea que divide el ángulo va apuntar hacia el sur.

Antes de mediodía el sur estará al lado derecho del sol, después del medio día, al lado izquierdo.

7. Las papas ayudan a reducir la irritación y la inflamación de las picaduras de insectos

Toma una papa mediana, lávala y córtala. Aplícala con el corte hacia la herida o el piquete limpios. Fíjala con una gasa o curitas.

Las papas reducen la comezón, la inflamación y ayudan a humectar la herida, lo que hace que se cure más rápido. Esto ayuda en caso de cualquier piquete e irritación.

8. Para que el pan no suelte muchas migajas, sumerge el cuchillo en agua hirviendo

Para que el pan fresco no se desbarate en migajas, sumerge un cuchillo en agua hirviendo o viértele agua recién hervida encima. Luego seca la cuchilla con una servilleta y corta tu pan en rebanadas uniformes y lisas.

9. Los huevos no se quebrarán y la clara no se escapará por debajo de la cáscara si los preparas en agua salada

La sal no ayudará a prevenir que la cáscara se rompa, pero sí prevendrá que la clara escurra y no afectará el sabor del huevo.

10. Puedes limpiar los dedos del jugo de remolacha o bayas usando una rodaja de limón

Si usas jabón normal, solo intensificarás el color violeta. Por eso, para deshacerte de las manchas oscuras después de partir remolacha o manipular bayas, usa jugo de limón o frota las manos con una rebanada del mismo.

11. Una sartén quemada es fácil de limpiar, hirviendo en ella una solución de agua y sal

Hasta las superficies quemadas se podrán limpiar fácilmente sin productos especiales. Simplemente agrega un par de cucharadas de sal al agua y hierve durante 15 a 20 minutos.

12. Puedes disolver el esmalte de uñas con un quitaesmalte

Unas gotas de quitaesmalte no solo harán que tu barniz para uñas esté más líquido, sino también le agregarán brillo. Sin embargo, lo más importante aquí es no exagerar, de lo contrario el esmalte se volverá demasiado acuoso.

13. Échale sal a una mancha de grasa lo más rápido posible

La sal absorberá la mayor parte de la grasa. Simplemente aplícala, espera un poco y sacude la prenda. La mancha se lavará mucho más fácil y si se trata de una mancha pequeña, desaparecerá por completo.

14. Para enseñarle a un niño a sujetar un bolígrafo, usa una liga o banda elástica

Pon una liga de papelería en la mano, luego envuelve en la misma una pluma como lo muestra la imagen. Así el bolígrafo se mantendrá en la posición correcta siempre.

15. Las rosas durarán 2 veces más si agregas en el agua media pastilla de aspirina

La aspirina previene que el agua se empiece a pudrir y ayuda a mantener con vida durante más tiempo los crisantemos, claveles, gladiolos y rosas. Pero en caso de los narcisos, se recomienda a añadir una pizca de sal y para las dalias, un poco de vinagre.

¡No dejes de compartir con nosotros en los comentarios qué otros trucos de abuelita conoces!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR