15 Veces en las que Disney hizo trampa y usó la misma ilustración en diferentes películas

15 Veces en las que Disney hizo trampa y usó la misma ilustración en diferentes películas0shares

Hoy en día Disney es una de las empresas más grandes del mundo, no sólo en cuestión de producción de caricaturas, sino en toda la industria del entretenimiento. Pero, al igual que cualquier negocio grande, empezó un día con presupuesto bajo: A mediados del siglo XX, el estudio no contaba con los millones de ahora, ni tampoco tenía un ejército de animadores que pudiera dibujar un fondo original para cada obra. Tan solo imagínate: Para la película "Blancanieves y los siete enanos" (1937), que duró 83 minutos, fueron dibujadas a mano ¡más de un millón de escenas! ¡570 Artistas trabajaron en esto y el proceso les tomó 3 años!

Buenamente.com encontró un atajo que usaban los empleados del estudio de Disney: Para todas sus películas nuevas usaban las escenas que ya habían salido en filmes anteriores. ¡De seguro no te habías dado cuenta!

La Bella Durmiente (1959) y La Bella y la Bestia (1991)

Un dato curioso es que ambas escenas constituyen errores históricos, ya que para la época en que están ambientados, los danzantes solían bailar lentamente y únicamente podían tocarse las manos. En cambio vemos a ambos príncipes abrazar a Aurora y a Bella y agarrarlas de la cintura durante el baile, algo muy poco apropiado e indecoroso para aquella época.

El Libro de la Selva (1967) y Las Aventuras de Ichabod y el Señor Sapo (1949)

Inspirada en la leyenda de Sleepy Hollow y el jinete sin cabeza, Las Aventuras de Ichabod y el Señor Sapo es el undécimo en el canon de largometrajes animados de The Walt Disney Company y en la lista de Los Clásicos de Walt Disney. Es poco conocido y considerado como una "película-paquete", como Saludos Amigos, Los tres caballeros, Música maestro, Fun and Fancy Free y Melody Time, que los estudios Disney realizaron durante la década de 1940 como resultado de la difícil situación que atravesaron tras la Segunda Guerra Mundial.

Alicia en el País de las Maravillas (1951) y Pinocho (1940)

Pocos saben que el verdadero nombre del escritor de Alicia en el País de las Maravillas no era Lewis Carroll, ese era sólo su seudónimo. Su verdadero nombre era Charles Lutwidge Dodgson.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR