16 Juguetes de antes cuyo funcionamiento era un completo misterio para cualquier niño.

16 Juguetes de antes cuyo funcionamiento era un completo misterio para cualquier niño.4shares

La etapa de la infancia es la más especial en la vida de toda persona. Es allí cuando experimentamos con todas las cosas que conseguimos a nuestro alrededor, aprendiendo cómo funciona cada una de ellas. Y, por qué no admitirlo, a todos nos encantó poder jugar con cualquier cantidad de artefactos que hacían de nuestros días mucho más entretenidos.

Si bien es cierto, hoy día la tecnología ha avanzado considerablemente, hasta el punto de tener en el mercado un sinfín de juguetes que proporcionan las más variadas actividades lúdicas; pero el fácil acceso a la información hace que los niños puedan averiguar rápidamente el secreto detrás de su funcionamiento, perdiendo un poco del efecto sorpresa que tanto hace falta en la niñez.

Es por eso que, sin lugar a dudas, la década de los 90’s es considerada la mejor de todas en cuanto a diseño de juguetes se refiere. Los niños de esos días tuvieron la suerte de divertirse con cosas tales como biberones para muñecas que se llena solos, arena que no se moja, o las adoradas burbujas (que nunca pasarán de moda). Con ellas, fueron muchos los momentos de diversión y emoción acumulados, de allí que sea interesante recordar los mejores.

1. Las populares muñecas "Skydancers".

¿Qué niña no deseó con todo su corazón una de éstas? La adrenalina al darle vuelta de no saber hacia dónde podrías volar era asombrosa. Ni hablar de trata de apuntarla a algún lugar y que saliera en dirección contraria. Muchos fueron los accidentes ocurridos con ellas, pero igual eran adorables.

¡Una experiencia sin igual! 

2. Poo-Chi fue la primera mascota de muchos.

Una forma perfecta de tener un perrito sin ocuparse mucho de su mantenimiento (salvo guardar un juego de baterías de repuesto, por supuesto). Su imagen es realmente adorable y ¡ni hablar de sus ojos!. Lo más asombroso era cómo éstos cambiaban hasta verse como un corazón cuando le dábamos su huesito. 

3. Imposible olvidar los juegos de laberintos o pistas que nos rompían la cabeza para armarlos.

¡Y lo peor es que siempre sobraban o faltaban piezas!

4. Las consolas “Pixel Chix” y su misteriosa conexión.

El personaje de tu pantalla podía saltar a otra distinta si se conectaban dos aparatos al mismo tiempo. ¡Genial!

5. Los tiernos y escalofriantes "Furbies".

Hay que reconocer que algunos inspiraban temor. Pero lo más increíble era que podían interactuar contigo en una conversación real.

6. ¿Quién no probó las comidas en polvo que venían en sobres y quedaban grumosas?

Para todos los niños era una alegría prepararlas. Lucían bastante asquerosas aunque su sabor era delicioso.

7. Horas de entretenimiento proporcionaban los palos que hacían ruido. 

Sólo se veían a los niños correr de aquí para allá agitándolo y gritando "wooooaaaaaaawwwwww"

8. Burbujas plásticas "entubadas". 

Su olor era bastante característico. Lo mejor era que se podían inflar hasta alcanzar tamaños verdaderamente grandes y formas geniales.

Sólo traían un tubo con el material y una pajilla. ¡Listo! Horas de diversión sin parar.

9. Tampoco se pueden dejar atrás las burbujas "normales" que se posaban en las manos.

¡Sin reventarse! ¡Qué tiempos aquellos de dulce inocencia!

10. Estas pistolas eran llamadas "fulminantes".

Su sonido era similar al de una normal (aunque menos estruendoso) y soltaban humo luego de apretar el gatillo. ¿Cuántos malhechores imaginarios serían asediados con ellas?

11. La magia que traía a la vida a los “seamonkey” con tan sólo un vaso de agua es incomparable.

12. Otro juguete asombroso era la arena que no se moja.

Se volvía sólida dentro del agua y al sacarla retornaba a su estado normal. ¡Wow!

13. Habían unas muñecas en forma de bebé que comían y, realmente, la comida no volvía. 

Podían hacer pis y popó (aunque no literalmente). Pero todos los alimentos que le dábamos, simplemente se esfumaban. ¿A dónde irían a parar?

14. Los biberones que se vaciaban y recargaban solos.

Sólo con moverlos podía verse cómo "desaparecía" todo su contenido.

15. El cabello de las "Barbies" que cambia de color y retornaba a su color original. 

Aún hoy ilusiona a las niñas.

16. Y por último, los tamagochis originales.

Era enigmático cómo podían tener hambre si olvidábamos alimentarlos o se ponían malolientes (de forma virtual) si no los aseábamos, hasta incluso morir por falta de cuidados. 

¿Recuerdas algún otro juguete que funcionaba como por "arte de magia"? COMENTA y COMPARTE esta divertida nota con tus amigos para recordar aquellos buenos viejos tiempos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR