16 Problemas con los que toda persona con el cabello largo se sentirá identificada

16 Problemas con los que toda persona con el cabello largo se sentirá identificada0shares

Desde que tengo memoria he tenido una relación de amor y odio con mi cabello largo. Hubo un tiempo en el que nuestra relación se volvió una pesadilla. Ya han pasado cuatro años desde “el incidente.” Pero no pude soportarlo más y corte todo mi cabello.

Es muy bonito tener el cabello largo, te hace sentir sexy y atractiva; aunque a medida que crece éste empieza a comportarse como si tuviera vida propia y rápidamente los problemas comienzan a aparecer y es cuando sentimos que es menos atractivo de lo que realmente parece. Estoy segura de que todas las chicas que aman su cabello largo entenderán lo inconveniente que puede ser a veces.

Además tener el cabello largo requiere atención constante. Toda una rutina de lavado, tratamientos, cepillado, a veces alaciadores o cremas moldeadoras, secadoras, planchas, broches, etcétera. Y ni hablar de salir cuando llueve porque entonces se requiere una planificación precisa para no terminar con un gran frizz que mate todas tus ilusiones de lucir presentable. Y estos son sólo algunos de los dolores, tensiones y angustias cotidianas que vienen con tener el cabello largo. Para todas las que tienen el cabello largo, entiendo cómo se sienten. Aquí están los problemas del día a día que pasan quienes tienen una larga cabellera.

1. Cuando te das cuenta del infierno en el que te has metido por haber salido de casa sin una coleta.

"Te hiciste esto a ti misma. TE HICISTE ESTO A TI MISMA." – mi diálogo interno. Y mientras esto pasa te prometes que no volverá a pasar. 

2. Cuando te odias aún más por no tener con que recoger tu cabello mientras comes.

Primero que todo, ¿no es este el tipo de relación que quisieras tener? En segundo lugar, ¿no detestas tener que comer con una mano sosteniendo el utensilio y la otra sosteniendo tu cabello?

3. Cuando tu cabello se atasca con prácticamente todo.

Se queda atrapado en el tirante de tu mochila o cartera o peor aún… LA TEMIBLE CREMALLERA. Mientras esto te sucede pones la misma expresión de Heidi e intentas actuar como si nada pasara, pero por dentro estas pegando gritos.

4. Cuando tus baños son más largos que los de los demás porque tienes que lidiar con tu cabello largo.

Y seguramente todos te odian por usar toda el agua caliente, pero ¡a quién le importa! Literalmente te toma toda una vida simplemente ponerte champú en el cabello.

5. Cuando hace falta una vida entera para que tu cabello se seque con el viento.

Lo peor es cuando te vas a la cama con el cabello húmedo y te despiertas con…EL CABELLO HÚMEDO. Hacen falta casi 12 horas para que tu cabello se seque completamente al natural.

"Han pasado 84 años"

6. Cuando es un día con viento y sabes que estás perdida.

Y una vez que el viento pasa, intentas usar tus dedo para desenredar tu cabello y todo lo que logras es jalarlo gracias a todos esos terribles nudos.

7. Era broma. Estás realmente perdida cuando hay viento Y llevas puesto brillo labial.

Esto es lo peor porque arruinas tu maquillaje Y tu cabello. ¿Quién quiere andar por ahí con el cabello pegajoso?

8. Cuando pasas más tiempo pensando si arreglar o no tu cabello de lo que te tardas arreglándolo.

Pasas demasiado tiempo intentando decidirte y cuando lo haces ya se te ha hecho tarde así que optas por lo usual: te haces una cola de caballo o un moño.

9. Cuando decides hacerte rulos o alaciarlo y empiezas a quejarte porque ya te duelen los brazos.

Y luego empiezas a pensar sobre lo fuera de forma y descuidada que estás pues ni siquiera puedes llevar una vida equilibrada. Y después de tanto reflexionar te das cuenta que has estado sosteniendo tu cabello con un instrumento caliente de metal.

10. Cuando te preguntas por qué te dejas el cabello largo si siempre terminas recogiéndolo con un moño o una cola de caballo.

¡Todos los días es lo mismo! “Oh, ¿debería hacerme algo distinto hoy? ¿A QUIÉN INTENTO ENGAÑAR? ME HARÉ UNA COLA Y LISTO.”

11. Cuando quieres comprar un top o un vestido con un hermoso diseño en la parte trasera pero sabes que no tiene sentido pues nadie podrá verlo.

Sin embargo, lo compras porque ERES UNA MUJER INDEPENDIENTE Y PUEDES TENER LO QUE QUIERAS. Pero en última instancia, te pones la blusa y olvidas que nadie puede ver la parte de atrás, a menos que decidas llevar tu cabello recogido ese día.

12. Cuando tienes una sección en Pinterest dedicada a trucos para el cabello o peinados “fáciles” que tú misma puedes hacer, pero jamás lo has intentado.

En serio, es difícil tan solo imaginar en peinar tu cabello, ni pensar en intentar cosas nuevas.

"Nadie tiene tiempo para eso."

13. Cuando tienes demasiadas puntas abiertas, y temes ir a hacerte un corte porque tu estilista trató de convencerte de que te verías genial con el cabello corto.

Lo peor es cuando empiezas a creerle al estilista y a las revistas de cabello.

14. Cuando mencionar de manera casual en una conversación que estás considerando cortarte el cabello y todos a tu alrededor se aterran.

“¿POR QUÉEEE?” ¡Si así se ve hermoso! ¿Me ENCANTARÍA tener el cabello como tú!” Está bien, pero, USTEDES NO SABEN LA VERDAD.

15. Y para todas las que tenemos el cabello rizado y tenemos que responder todo el tiempo a este tipo de preguntas.

Y eso es todo. Tan simple como eso. No necesito peinarlo o adornarlo con algo, al contrario es feliz estando suelto.

16. Cuando tu cabello recogido con un moño despeinado parece un nido de pájaro sobre tu cabeza.

Estaría impresionada si tu cabello se queda en su lugar usando sólo una cola.

¿Qué es lo que menos soportas de tu cabello largo? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR