17 fotos muestran el deplorable estado de pobreza en el que viven los enfermos mentales en Indonesia.

17 fotos muestran el deplorable estado de pobreza en el que viven los enfermos mentales en Indonesia.53shares
“Durante 10 años, Anne estuvo recluida en una habitación sin ventanas. Según su padre, no necesitaba comer mucho. Antes disfrutaba de correr, pero ahora ni siquiera puede ponerse de pie”.

Las enfermedades mentales son un tema del que poco se habla en Indonesia. A causa de esto, quienes padecen está condición deben hacerlo en silencio. Los pacientes que van a centros de asistencia médica están viviendo en condiciones de indigencia. En las instalaciones no cuentan con las comodidades necesarias para atenderlos debidamente, son poco higiénicas y muchos de los enfermos mueren por esta razón. La fotógrafa Andrea Star Reese se trasladó al país para documentar esta terrible situación. Durante el 2011 y el 2012, se dedicó a investigar los centros de salud mental para luego crear un documental titulado “Disorder”.

“El irse es lo que me parece difícil y perturbador. Estoy continuando esta documentación porque las condiciones son críticas, el progreso es lento, y al gobierno de Indonesia le importa la prensa internacional. ONGs nacionales e internacionales están usando mis fotografías para promover generar un cambio. No puedo salir de esta historia”.–Andrea Star Reese–

1. Saimun ha tenido que usar una pata de palo de retención por 5 años. En la actualidad tiene 40, no sabe hablar y vive con su hermano quien también padece la misma enfermedad mental. Su madre se encarga de ambos, y nadie además de sus vecinos les brinda apoyo.

2. Evi sufre de alucinaciones desde que tiene quince años. Sus padres pagaron por la cama de madera y por un tratamiento de enfoque islámico.

3. La fundación Galuh queda en Jakarta y está autorizada por el gobierno. No se suele rechazar a ningún enfermo, pero el gobierno sólo les envía ayuda para dos meses de comida. No tienen camas ni un lugar adecuado para los pacientes. Sólo tienen un pabellón con forma de jaula que es donde duermen los personas. Hombres y mujeres están separados por una reja.

4. Su nombre es Angus y siempre canta dentro de su jaula. Los cuidadores no la dejan salir porque escaparía, por lo que esta celda se ha convertido en su hogar permanente.

5. En ocasiones es necesario inmovilizar completamente a los pacientes con cadenas. Son muy pocos los centros psiquiátricos que cuentan con lo básico para tratar a enfermos mentales.

6. Los enfermos deben acostumbrarse a vivir solos y a no tener contacto con el mundo exterior.

7. El gobierno no envía suficiente ayuda, no hay casi comida, ni medicamentos y tampoco personas que se preocupen por mantener las instalaciones en buen estado.

8. Los cuidadores son entrenados para que estén preparados para situaciones extremas. Los enfermos más problemáticos deben usar mecanismos de retención para que no escapen. Seapudin ha tenido que usar un dispositivo de madera en su pierna por 9 años y ahora sus músculos están totalmente atrofiados.

9. No se alimentan bien, es por eso que la mayoría de ellos están en los huesos y también sufren de diversas enfermedades.

10. Una cama es un gran lujo para los pacientes que vive en alguno de estos centros.

11. Sus condiciones de vida son lamentables. No tienen comida, no se les permite hacer ejercicio físico y casi nunca se relacionan con otros internos.

12. A esta paciente le están haciendo una curación en masa. Durante todo un día y una noche, los pacientes deben tomar bebidas de hierbas, rezar y vomitar. Y así, entran en un trance hipnótico.

13. El centro psiquiátrico de Wediodining Lawang, fue reconocido como el mejor de toda Indonesia.

14. Es muy pocas ocasiones se les permite relacionarse con otras personas…

15. Los familiares de algunos de los pacientes hacen lo posible para pagar curaciones, que suelen ser de tipo espiritual.

16. Mantener a los pacientes bajo las rejas es muy común en Indonesia.

17. Los pacientes viven en habitaciones muy pequeñas y duermen en camas de madera, y así deben pasar el resto de sus vidas.

¿Qué opinas de estas fotografías?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR