21 Cosas que toda mujer debe saber antes de someterse a una operación de senos

21 Cosas que toda mujer debe saber antes de someterse a una operación de senos30shares

Seamos honestas, todas hemos pensando en hacernos alguna cirugía estética al menos una vez en la vida. Ya  sea arreglarnos un poco la nariz, levantar nuestro trasero, agrandar nuestros labios... Y sí, un aumento de seno también es algo que muchas de nosotras hemos considerado.

De acuerdo a las estadística de la Asociación Amaricana de Cirujanos Plásticos, las operaciones de aumento mamario o de busto fue el proceso quirúrgico estético más solicitado en el 2016. Por lo que se podría considerar las operaciones de pecho son algo sumamente normal hoy en día.

Debido a que cada vez son más las mujeres que desean realizarse esta clase de procedimientos, queremos compartir los consejos del cirujano plástico doblemente certificado de Nueva York, Adam R. Kolker, quien se especializa en mejoras de mama. Este hombre nos indica unas 21 cosas que debemos saber antes de someternos a una operación:

1. Tu primera cirugía de senos probablemente no sea la última.

Según diversos estudios, al menos un 25% de las mujeres necesitan otra cirugía después de 10 años, ya que los implantes no duran para siempre. El implante puede comenzar a filtrarse con el tiempo o a desarrollarse algo llamado "cáscara de la cicatriz" que provoca que se deforme, haciendo que sea necesario reemplazarlo. 

La pérdida de peso, el embarazo y el cambio de preferencia son otros factores que podrían llevar al paciente a tener otra cirugía.

2. Te costará alrededor de los 3.600 dólares.

Ese monto sólo son los honorarios del cirujano, sin incluir el costo de la anestesia, las instalaciones y los materiales. Aunque el precio también depende del médico, paciente y la región. Por ejemplo, una reducción puede variar de precio dependiendo del paciente. Y un procedimiento de reducción tarda mucho más que un aumento y eso se refleja en el costo.

3. Por lo general, los pacientes sólo deben tomarse de 5 a 7 días libres de descanso después de la operación.

No estarás a tu 100%, pero estarás lo suficientemente en forma para poder volver al trabajo (siempre y cuando no incluya actividades físicas). Sin embargo, si el implante es colocado detrás del músculo, la recuperación si tomará más tiempo.

"Implante debajo del tejido mamario - Implante debajo del músculo".

4. Los pechos con implantes se sienten diferentes al tacto.

Aunque los senos con implantes de silicona se sienten similar a los senos reales, siguen siendo hechos por el hombre, por lo que no se sienten 100% naturales. Aunque los implantes pequeños y esos que son puesto debajo del músculo son más difíciles de detectar.

5. Puedes probar diferentes tamaños de implantes antes de decidirte por uno.

Existe algo llamado "sizers", el cual es un saco de neopreno que se puede usar dentro del sujetador para darte la idea del tamaño.

6. Esta clase de procedimientos podrían afectar tu capacidad de amamantar en el futuro.

Si la mujer tiene una incisión de areola, hay un pequeño riesgo de que se puedan dañar los conductos menores y desconectarlos con la porción principal de la glándula, dificultando su capacidad de amamantar. Las mujeres que tienen incisiones en las axilas o incisiones en el pliegue de la mama no deberían tener estos problemas.

7. No puedes ir de lo pequeño a lo enorme en un solo paso.

Si tienes pechos pequeños, no esperes tener unos pechos gigantescos en un sólo procedimiento. Es importante tener metas realistas. Ya  que tu cuerpo y tu piel necesitan tiempo para ajustarse a los cambios.

8. Puedes perder la sensibilidad en los pezones.

Esto es algo muy común de la cirugía de senos y depende de diferentes factores, como la forma del pecho y al tipo de cirugía. Pero, esto no significa que los pezones no responderán al frío y a la estimulación.

9. No eres una buena candidata para un aumento de senos si tienes antecedentes familiares con cáncer de mama, eres obesa o fumas.

Todos estos factores aumentan los riegos y complicaciones durante y después de la cirugía. Y si tienes algún problema médico importante, debe ser evaluado y eliminado antes de la cirugía.

10. No todos los cirujanos plásticos son confiables.

Investiga minuciosamente que los cirujanos cumplan con ciertos criterios antes de contratar a uno y asegúrate de que el cirujano esté certificado. Preferiblemente, busca a alguien con el que hayas oído buenos comentarios sobre su trabajo y sea reconocido.

11. Debes escoger entre dos implantes diferentes: Silicona y solución salina.

Cada implante tiene sus ventajas y desventajas. Los de silicona se ven y se sienten más realistas, aunque es difícil de detectar si tiene alguna rotura. En cambio, los implantes salinos sí son más detectables aunque gracias a que su relleno es similar al agua, te alertan cuando hay una fuga.

12. Puedes mover la grasa de otra parte en tu cuerpo a tus senos.

Es un nuevo proceso llamado transferencia autóloga de grasa. Pocas personas son candidatas para este procedimiento.

13. Puedes hacerte una reducción de areola.

Esto también se llama "mastopexia". A menudo las mujeres que reciben una reducción también tienen una reducción de areola, ya que la areola debe ser proporcional al tamaño de la mama.

14. No tomarás todas las decisiones de la operación.

Las decisiones en cuanto al tamaño y la incisión es algo que tú y tu cirujano deben tomar juntos, siempre considerando lo mejor para ti.

15. Cualquier cirugía de senos puede tener un pequeño efecto en la detección del cáncer de mama en el futuro.

La salud de los senos es importante. Antes de la cirugía, haz un examen de senos con tu doctor. Si eres mayor de edad, hazte una mamografía.

16. Algunos ejercicios físicos no pueden ser practicados después de la cirugía.

Pero eso no significa que no podrás hacer cardio de nuevo. Simplemente deberás tomarte entre 4 a 12 semanas de descanso antes de retomar tu rutina de ejercicios.

17. Los implantes son más cómodos si el procedimiento se hace después del parto.

Pero cualquier implante colocado debajo del músculo aumentará los niveles de incomodidad.

18. El aumento de pechos afectará tu postura.

El aumento de los pechos implica un aumento en el peso de tus senos, lo que afecta tu postura. Por lo que, mientras más grande sean los implantes, mayor será el efecto.

19. Tus senos no necesitan tener un tamaño mínimo para hacerte una reducción.

Esto es una preferencia personal.

20. Es posible que tus senos vuelvan a crecer después de una reducción.

Sin embargo, si el procedimiento se realiza después del embarazo y tu peso permanece constante, es improbable que cambie el tamaño de tu pecho.

21. Hazte las siguientes pregunta y si te sientes cómoda con las respuestas, puedes operarte.

  1. ¿Cuánto me molesta mi situación actual?
  2. ¿Por qué quiero este procedimiento?
  3. ¿Qué tan emocionada puedo estar con esto?
  4. ¿Qué tan dispuesta estoy a exponerme a ciertos riesgos?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR