21 Simples trucos para combatir el síndrome de Burnout

21 Simples trucos para combatir el síndrome de Burnout0shares

El desgaste profesional (mejor conocido como síndrome del burnout) puede afectar a cualquiera. En algún momento de tu vida al estrés laboral se le pueden sumar problemas de salud, o cualquier otro tipo de problema, haciendo que tu existencia se convierta en un agotamiento constante. Sin embargo, esta sensación puede superarse. Sólo tienes que darte un respiro y decidir hacer cambios importantes en tu vida. Ya sea que dirijas un negocio, tengas un trabajo empresarial estresante, o simplemente te esté costando cumplir con las demandas de tus amigos, familiares y tu vida laboral, estás expuesto a padecer burnout. 

Así que para ayudar a nuestros lectores en estos casos, hoy les hemos traído una recopilación de consejos de internautas que fueron consultados acerca de qué suelen hacer cuando se sienten agobiados o estancados y esto fue lo que tuvieron que decir al respecto.

1. Sé honesto contigo mismo y conoce tus límites. O dicho de otro modo: Cancela esos planes

"Una de las cosas más importantes que he aprendido es ser introspectiva y honesta conmigo misma acerca de quién soy y qué necesito. Si te sientes sobrepasado, admítelo. Si tienes que cancelar tus planes y quedarte en casa, hazlo. Si tienes que dejar los platos sin lavar hasta el día siguiente, está bien. Soy una ama de casa con un hijo de 3 años salvaje, lo que significa que puedo caer en el burnout con facilidad. Aprender a admitirlo y a soltar las cosas innecesarias es muy importante para mí, así puedo tomarme un tiempo para hacer cosas que me relajan o me llenan".

2. Reserva 10 a 15 minutos de "tiempo de desarrollo personal" cada día

"Mi meta es nunca dejar que el burnout esté a punto de ocurrirme. Tomo ciertas medidas mientras estoy en el trabajo para asegurarme que mantengo mi cabeza despejada mientras estoy allí. Lo que más me ha ayudado es reservar un "tiempo de desarrollo personal" cada día (incluso lo apunto en mi agenda), y salgo del edificio a dar una corta caminata para respirar aire fresco y escucho música o un podcast. Eso me ayuda a centrarme y es especialmente beneficioso en días especialmente estresantes. ¡Tómate un tiempo para ti!"

3. Encuentra la causa exacta de tu ansiedad y estrés para que puedas hallar la mejor manera de manejarlos

"Yo me retraigo hacia el dibujo, los libros y la reflexión en silencio acerca de por qué estoy tan exhausto. Las dos primeras me ayudan a ponerme en un estado mental más creativo y relajado y la última me ayuda a identificar mi ansiedad y estrés. Una vez que lo he resuelto, puedo entender cómo manejar la situación".

4. Ten a mano libros, eventos, artículos o películas a los que puedas recurrir para realinear tus pensamientos e inspirar tu pensamiento positivo

"Releo 'El Jardín Secreto' cada vez que me siento sin dirección, porque contiene un mensaje sobre la percepción y el poder del pensamiento positivo que realmente me hace sentir mejor cada vez".

5. Vete de viaje por carretera y permite que el manejar aclare tu cabeza

"No importa si es por uno o dos días, o por una o dos semanas. Cuando me siento estresado o perdido, manejar largas distancias para ver familiares o amigos siempre me ayuda. Aclara mi mente y el destino siempre es emocionante".

6. Habla con tu jefe/supervisor/profesor acerca de tus preocupaciones y de tu deseo de cambiar tu rutina de ser posible

"Cuando me estreso mucho o me siento abrumado, se lo digo a mi jefa. Sé que esto puede no funcionarle a todo el mundo, pero yo tengo un trabajo en el que ella me puede cambiar los proyectos o puedo poner mi trabajo en pausa para ayudar a alguien más. Hablar con mi jefa y decirle qué me está frustrando o por qué estoy agotado REALMENTE ayuda. Ella siempre me ayuda a volver al carril".

Me gusta decir que no. Rebaja su entusiasmo.

7. Salte de las redes sociales y aléjate de tu teléfono

"Trata de tomarte un tiempo mental, aunque sea sólo una tarde. Ve a casa después del trabajo o las clases y salte de las redes sociales y tu teléfono. En lugar de eso, acurrúcate con tu mascota y mira tu programa favorito. Lee un libro. Bebe algo de té. Come tu comida favorita".

8. Haz algo que realmente disfrutes y/o en lo que seas realmente bueno

"Cada vez que me siento sobrepasado, aparto un tiempo durante el día para simplemente relajarme y hacer algún dibujo. Me he dado cuenta que esperar hasta que tengas el tiempo para practicar un hobby significa que vas a pasarte la vida deseando algo. Siempre hay algo que tienes que hacer primero. Así que me aseguro de apartar tiempo cada día para hacer algo que amo. Me hace sentir excelente saber que todavía estoy progresando en esa área, y me ayuda a sentirme menos sobrepasado".

El vodka es una especie de hobby.

9. Haz una lista de todo lo que necesitas hacer y categorízalo por importancia

"Cuando estoy abrumado, hago una lista de todo lo que tengo que hacer y luego categorizo las tareas en base a su importancia. Siempre resulta que la mayoría de ella no tienen que hacerse ahora mismo y eso me hace sentir un poco mejor".

Lista de pendientes:
NADA

10. Luego empieza con los objetivos alcanzables y ve haciéndolos uno a uno

"Planear y dejar todo por escrito realmente me ayuda a sentirme más relajado. Hacer una lista de pequeñas metas alcanzables me ayuda a sentirme mejor y aclara mi mente. También trato de escribir todo en una agenda y hacer una especie de descarga mental en una hoja de papel cuando me siento sobrepasado".

11. Haz algún cambio o explora algo nuevo

"Prueba algo nuevo. Cualquier cosa nueva. Yo ahora lo hago una prioridad, el cambiar cuando me siento atrapado o estresado. Sea que tome una clase nueva en el gimnasio, o que compre un set de pintura, o que me escape a la Toscana por un mes, me parece que el cambio me sacará de la rutina. Aprendo mucho sobre mí mismo de las cosas que extraño al cambiar y de las cosas que me alegra dejar atrás. Ahora abrazo el cambio y lo busco activamente. No te mantengas en una situación que te hace miserable."

Cuando pruebo comida nueva.

12. Ordena tu espacio personal, para que el ambiente no te añada más estrés

"Siempre empiezo por limpiar mi casa, específicamente los cuartos donde paso la mayor parte del tiempo. Llegar a casa a un sitio limpio es definitivamente relajante, especialmente cuando tienes muchos problemas".

13. Inicia un diario para ayudarte a poner tus pensamientos y sentimientos en perspectiva

"No sabía cuánto ayudaba poner las cosas en perspectiva hasta que empecé un diario. Escribir las cosas y verlas en papel me ayudó a atravesar los momentos más difíciles (un rompimiento, empezar en un trabajo nuevo, etc.)".

Querido diario.

14. Aprende a decir "no" cuando te sientas abrumado

"Cuando estoy abrumado, empiezo a decir 'no'. 'No, no puedo terminar ese proyecto por ti porque tengo muchos yo mismo'. 'No, no puedo ponerme al día contigo en este momento porque necesito ponerme al día con algo de sueño'. 'No, no puedo salir porque el sofá me llama'. ¿Y saben qué? He aprendido que cuando digo que no, no es el fin del mundo. La vida continúa".

15. Ejercítate y mantén tus endorfinas fluyendo

"Cada vez que me siento perdido o sin dirección, literalmente voy a caminar o a hacer algún tipo de ejercicio. Me pongo los audífonos y me concentro exactamente en lo que estoy haciendo en ese momento. La liberación de endorfinas al final me ayuda a poner todo en perspectiva y siento que puedo conquistar el mundo".

16. Tómate un día para tu salud mental y realmente úsalo para alejarte y recargarte

"Cuando empiezo a sentirme agotado, me aseguro de tomarme un día del trabajo para mi salud mental. Ese día, no hago nada más que darme un atracón de Netflix, comer comida reconfortante, colorear mi libro de colorear de adultos y beber vino. No me paro de la pana excepto para buscar comida o ir al baño. Eso me ayuda a recargarme y a estar listo para enfrentar cualquier cosa que se me atraviese".

17. O tómate unos días de vacaciones y sal de la ciudad

"Yo salgo de la ciudad para visitar amigos o familia y tener un cambio de ambiente. Trata de no gastar  mucho de ese tiempo pensando o hablando sobre la rutina en la que estoy atascado. Luego de eso, siempre vuelvo a casa sintiéndome fresco y mentalmente preparado para volver al ruedo".

18. Rodéate de personas que te aman y te apoyan, come comida casera y descansa

"Sé que no todo el mundo tiene un ambiente hogareño al cual acudir, pero la idea es la misma. Pasa tiempo con gente con la que disfrutas estar, come bien, descansa y haz algo que te haga sentir mejor. Durante la universidad, mi novio y yo nos tomábamos un fin de semana libre al mes para descomprimirnos y recentrarnos".

19. Cambia pequeñas cosas en tu vida que te hagan recordar que tú estás en control

"Cuando estoy estancada en al rutina, cambio las cosas que puedo. Ni siquiera tiene que ser un montón de cosas o un cambio masivo. En secundaria, simplemente cambiaba la dirección web y el tema de mi página de Tumblr, Pero también he hecho cosas como cambiar la posición de los muebles y cambiar la ruta por la que camino a casa. Lo más drástico que he hecho fue cortar a la altura de mi mejilla mi cabello, que llegaba hasta la cintura, luego de que una relación de tres años se desmoronó. Eso me recuerda que realmente estoy en control de mi vida y que si realmente quiero cambiar las cosas, puedo hacerlo".

20. Trata de dar un paso atrás, respira y recuerda que no estás solo en tu lucha

"Recuerda, un poco de estrés es normal y algunas veces las mejores cosas de tu vida generan estrés. Yo solía estresarme mucho por las pequeñas cosas, que en el momento se sentían enormes. Dar un paso atrás y pensar acerca de lo grande que es el universo y cómo mucha gente está luchando igual que yo, me ayuda a darme cuenta que no estoy solo.

Algunas veces sólo necesitas respirar y darte cuenta que no tienes que ser perfecto y no tienes que superar a nadie todo el tiempo. Sólo sé tú mismo y quiérete".

21. Y por último, pero no por eso menos importante, recuérdate a ti mismo que "Estás haciendo un excelente trabajo, no dejes que esto te desanime".

"Cuando me siendo agotado, simplemente me permito a mí mismo llorar un poco, como alguna comida reconfortante y me digo a mí mismo, '¡Estás haciendo un excelente trabajo, no dejes que esto te desanime!' y empiezo de cero renovado y listo para lo que sea".

¡Comparte con todos tus amigos que también necesitan estos consejos!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR