22 Interesantes datos que toda chica debe saber sobre los ginecólogos.

22 Interesantes datos que toda chica debe saber sobre los ginecólogos.429shares

Me atrevería a decir que todas nos espantamos en nuestra primera visita al ginecólogo. Además que era la primera vez que le enseñarás tu florecita a alguien que no sea tu misma (o tu pareja), en ocasiones puede resultar sumamente vergonzoso.

Por ejemplo, la primera vez que fui al ginecólogo fue una experiencia muy rara e incómoda. Era la primera vez que le abría las pierna a un hombre (por no decir un completo extraño) quien no paraba de decirme que relajara a mi  "amiga" mientras me tocaba. Como si no hubiese sido suficiente, también hizo las más vergonzosas que pudo hacer... ¡Y todo eso frente a mi madre! Yo simplemente quería desaparecer.

Por esa razón, decidí hacer este artículo como una clase de venganza. Si ellos conocen nuestros más íntimos secretos, ¿por qué no revelar los suyos? A continuación una lista con las 22 cosas que un ginecólogo no quiere que sepas:

1. Les importa un bledo si te depilas las piernas o no.

Depilarte o no las piernas es una decisión propia que a ellos poco le interesan. Claro, quizás habrán algunos que prefieran que las tengas depiladas, aunque con tantas tendencias para abrazar la naturalidad del cuerpo, no es algo que ellos te vayan a exigir. ¡Así que no te preocupes por eso!

2. Tampoco les importa si depilas a tu "amiga"...

Como se dijo anteriormente, esto es decisión tuya. Hay mujeres que prefieren tenerlas depiladas como otras que no. Por supuesto, se les hace más sencillo si no tienes pelo ahí, pero no es que necesites depilarte cada vez que vayas a visitar a tu ginecólogo. ¡Nada que ver!

3. Las preguntas sobre tu vida diaria no son necesarias, tan sólo quieren que te relajes para hacer su trabajo.

"Cálmate".

4. Personas se han orinado, hecho del 2 y se han ido en vómito durante el chequeo. ¡Ellos han pasado por todo eso!

¡No te avergüences si te ha ocurrido!

5. Si te pones a pensar, ven como 100 vaginas a la semana, así que la tuya es sólo una más.

6. Todas las vaginas lucen y huelen diferentes. No hay una que sea "normal".

"Vaginas en todos lados".

7. No les gusta hablar de las vaginas que han visto fuera del trabajo.

¡No, señor!

"No, gracias".

8. No sólo hacen los chequeos anuales, también intervienen en cirugías.

"Rezando".

9. ¡Son expertos en aguantar las ganas de ir a baño!

Claro, ellos no van a interrumpir una cirugía o parto para ir al excusado.

10. Algunos días están tan ocupados que ni comen.

11. ¡Les encanta ver cosas extrañas ahí abajo!

¡Tumor!

12. Si revisas su teléfono encontrarás videos de tumores, quistes, cirugías y cosas así.

13. ¡Los hombres son mejores ginecólogos que las mujeres!

Lo siento, amiga.

14. Ellos no van a juzgarte por tus hábitos o preferencias sexuales. Sólo quieren ayudarte.

15. De verdad no saben si tu pareja te fue infiel y por eso tienes alguna enfermedad. 

16. Odian cuando un paciente viene con un diagnóstico de Internet. Dejen que ellos hagan su trabajo, ¡por favor!

"Deja de hacer eso".

17. Encuentran cosas muy raras ahí abajo: Legos, llaves y hasta condones usados. 

"Está pasado algo raro aquí".

18. Su trabajo es bastante exigente, tanto, que a veces trabajan los fines de semanas y días feriados.

"Sólo quiero regresar a la cama".

19. Crean grandes lazos de amistad con sus compañeros de trabajo.

20. No es que sean insensibles, es sólo que comunicar tantas malas noticias los hace ser un poco más fuerte. 

Pero en ocasiones se ven afectados emocionalmente.

21. Se alegran mucho de ayudar a traer una nueva vida al mundo.

"Esto es lo mejor".

22. Ellos de verdad quieren verte dos veces al año.

¡Ir al ginecólogo es importante!

Por muy incómodo que sea, debes ir. Es por tu bien.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR