7 Alimentos que te arrepentirás de haber comido cuando sepas de qué están hechos.

7 Alimentos que te arrepentirás de haber comido cuando sepas de qué están hechos.0shares

No cabe dudas de que comer es uno de los mayores placeres de la vida, pero ¿te has preguntado alguna vez de qué están hechos tus aperitivos favoritos? En buenamente.com hemos investigado sobre el tema y hemos encontrado información que te dejará con la boca abierta y sobretodo te quitará el apetito. Es lamentable, que nos enteremos después de tanto tiempo consumiendo estos deliciosos alimentos, que las empresas que los elaboran ocultan secretos bastante oscuros, que ahora que los conocemos hacen que los veamos de una manera totalmente distinta.

Por desgracia, somos dependientes de estos productos comerciales procesados, pues no es posible que nosotros mismos elaboremos todo lo que vayamos a consumir, por lo que de una u otra manera nos toca confiar en el sistema sanitario que controla su distribución, a pesar de que a partir de ahora tengamos nuestras dudas. No está de más que conozcamos su procedencia y los ingredientes que se usan para su elaboración, así cada quien podrá juzgar y entender por qué nos gustan tanto. Seguramente te sorprenderás, pues se elaboran de un modo que quizás nunca habría pasado por tu mente.

1. Cerveza.

Esta rica y refrescante bebida que nos acompaña en reuniones, fiestas, y fines de semana se elabora usando un compuesto denominado "cola de pescado" que proviene nada más y nada menos que de la piel del pescado. No está tan mal ¿no?

2. Queso amarillo.

Estas deliciosas y prácticas rebanadas de queso amarillo que venden empaquetadas en sobrecitos de plástico individuales no son nada saludables, pues contienen mucha sal y aditivos. Son elaboradas a base de lácteos fermentados, queso y colorantes alimenticios que le dan ese aspecto amarillo. Incluso, la leche con la que se hacen no está debidamente procesada en algunos casos, algo realmente peligroso para el organismo. Prácticamente lo que estás consumiendo es plástico, y si lo comparas con el queso normal no tiene nada qué ver en su color, consistencia ni sabor.

3. Salchichas.

Este manjar que es el ingrediente principal de nuestros hot dogs, proviene de partes de animales que nunca querrías probar como orejas, hígado u hocico. Además contiene los labios y partes de la vaca a las que, hasta donde sabíamos, no se le daba utilidad, y también el esófago de cabra y la cabeza de gallina. Todos estos compuestos son procesados con jarabe de maíz, sal, agua con flúor y se envasan para tener el resultado que todos conocemos y que nos encanta.

4. Moronga o morcilla.

Para los que no lo sabían este alimento contiene: Sangre de cerdo coagulada, cocida en grasa y envuelta en una tripa de intestino delgado. O sea, estarías comiendo un rico embutido de sangre ¡Ñami! Las tripas tienen un olor tan fuerte y desagradable (obvio) que, para que tú las puedas disfrutar en tu cocina, las tienen que lavar con jabón y limón para que se le quite todo el olor. Se ocupa un litro de sangre sin coagular para el relleno pero, no todo es desagradable, se sazona con sal, pimienta, azúcar, orégano, cebolla y ajo. No creo que eso cambie nada en absoluto. Y si te tocan partes duras, pues te contamos: son huesos triturados de la cabeza del puerco, eso es lo que sientes.

5. Gelatina.

¿Quién no comió esta deliciosa preparación en su infancia? No podía faltar en ninguna fiesta de cumpleaños como parte de los pasapalos. Aunque no es del todo nociva, pues no tienen conservadores ni aditivos; incluso se han recomendado para prevenir la osteoporosis y la artrosis. Pero ¿de qué están hechas?

Las gelatinas contienen 90% de colágeno, y es cierto eso no suena nada mal… pero, ¿realmente sabes qué es el colágeno? Resulta de la piel sin curtir del ganado vacuno y los descarnes frescos de la cabeza y los huesos. A esos se les quita la grasa y se les tritura en un periodo máximo de 24 horas después de que el animal muere. Seguidamente, los cueros se lavan con ácido, y lo que salió de la trituración, llamado oseína. Se mezclan con cal durante un periodo de 5 a 10 semanas. Luego, se extrae lo que resulta y es esterilizado para después ser enfriado y solidificado. Y el resultado final es ese polvito que usamos para obtener este rico postre.

7. Nuggets de pollo.

Estas ricas mini milanesas de pollo que le encantan a tus niños, ee elaboran con las partes de pollo que a nadie le gusta, como crestas, patas y pico. Se licuan y se procesan con harina, pan rallado y sal para poder freírlos.

8. Helado.

¡El helado nos encanta! Pero lo que no sabíamos es que es elaborado a partir de la secreción que emana las glándulas anales del castor, conocida como castóreo ¿Seguirás comiéndolo?

9. Smarties.

Estos famosos y coloridos dulces esconden un oscuro secreto. Su colorante artificial principal, proviene de la cochinilla y algunos insectos.

10. Surimi.

Estos palitos de "cangrejo" que utilizamos para preparar sushi, o que le agregamos a nuestras ensaladas y guiso, no tienen nada de cangrejo. En realidad, son elaborados con menudencia de diferentes pescados (merluza, abadejo, bacalao, caballa), los cuales se mezclan repetidamente, después se enfrían y se calientan muchas veces más hasta lograr una consistencia como de una pasta blanca compacta, a la cual se le agregan almidón, conservantes, sal y edulcorantes no naturales. Esto se congela y se le agrega un colorante para que quede rosado en el exterior. Si pensabas que estabas eligiendo una opción saludable, lamento decepcionarte, pues es todo lo contrario.

11. Grageas.

Para tu sorpresa, la sustancia utilizada para darle textura se obtiene de una larva o gusano de laca.

12. Gomitas.

Son elaboradas a base de gelatina, la cual proviene de los tejidos y piel de ganado. Se trituran junto con los huesos y luego se mezclan con cal para solidificarlos.

13. Paté.

Estamos seguros de que has comido esto alguna vez. No hay reunión con tus amigos que no amenices con una rica botana acompañada de un suculento paté. Pues, además de tener un delicioso sabor, es súper práctico y fácil de servir. Pero, después de que sepas esto preferirás optar por algo que te tome un poco más de tiemo.

Resulta que el paté es una mezcla de las vísceras animales (pollo, vaca, cerdo, patos…). Y su sabor lo logran gracias a que se le agrega harina, especias, leches y conservantes y un poco de hígado para darle más sabor. El foie gras (que muchos piensan que es lo mismo) es lo que sí está elaborado integralmente de hígado de oca, pato o ganso, animales que alimentan de forma abusiva para que su hígado engorde mucho más de lo habitual.

¿Cuál de todos era tu favorito hasta ahora? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR