9 Formas en las que Saboteas Tu Relación Sin Darte Cuenta

9 Formas en las que Saboteas Tu Relación Sin Darte Cuenta1.6kshares

Estar en el mundo de las citas o tener una relación no es nada sencillo. Si alguna vez has tenido pareja sabrás de lo que te hablo. ¿Cómo encontrar un balance con esa persona? ¿Qué hacer para realmente mantenerla a tu lado? ¿Eres feliz con ese compañero? Esas son algunas de las preguntas que puedes llegar a plantearte cuando estás saliendo con alguien.

Sin embargo, hay un buen número de parejas que prueban que encontrar el amor y la felicidad es posible. Y  si ellos lo lograron, entonces tu también. 

Si has luchado por encontrar y mantener una conexión saludable con esa persona especial, tal vez un poco de auto-reflexión pueda ayudarte. Lo cierto es que existen un montón de cosas que hacemos, sin darnos cuentas, para sabotear nuestra propia felicidad.

Por esa razón te invitamos a echarle un vistazo a los puntos a continuación y ver si alguno de ellos se aplica a tu situación. ¿Quién sabe? Quizá ahora sí puedas hallar ese amor y felicidad que tanto anhelas.

1. Sueles hablar sobre tus problemas con otra persona que no es tu pareja.

Todo el mundo necesita respirar un poco de vez en cuando, por lo general siempre conversamos sobre nuestros problemas con nuestros mejores amigos, hermanos o padres.

Sin embargo, contarle tus pensamientos y/o sentimientos acerca de tu pareja a otra persona no solucionará el problema. No hay nada malo con conversar con tus amigos y familiares, pero no debes dejar de lado a tu pareja. La comunicación con él/ella es igual de importante.

2. Tienes expectativas poco realistas sobre tu pareja.

Es genial que quieras que tu compañero haga lo mejor que pueda, pero si constantemente estás reprendiéndole o esperando más cosas de él/ella, lo único que crecerá entre ustedes es el resentimiento.

3. Sofocas su individualidad para moldearlo a tu idea de "perfección".

Preocuparte de lo que la gente piense y obligar a tu pareja a convertirse en alguien más es la cosa más toxica que puedes hacer en una relación.

Lo amaste por como era, ¿no?

Entonces, ¿para qué cambiarlo?

4. Luchas por tener la razón.

Todos cometemos errores, pero escuchar constantemente "te lo dije" realmente cansa.

Esa clase de frases puede hacer que tu pareja no quiera entablar conversaciones importantes contigo para evitar tu opinión y rectitud. Admitir que están equivocado y mantener un diálogo al respecto los ayudará a crear un vínculo más fuerte.

5. Evitas el conflicto.

Señalar cada cosa que tu pareja haga "mal" no es saludable, pero dejar correr las cosas mientras te rehúsas a abordar algunos asuntos es igual de dañino.

Las discusiones y los desacuerdos nunca son divertidos, pero dialogar de manera saludable y productiva hace que las relaciones se fortalezcan.

6. No confías en él/ella.

Si no dejas que tu pareja salga con sus amigos sin que lo acoses constantemente por teléfono debes preguntarte: ¿Por qué no confío en él?

Si hay una falta de confianza, lo primero que debes hacer es hablarlo con él/ella.

¡La comunicación lo es todo!

"Lo siento, hora de espiar".

7. Pones todo lo demás antes de tu relación.

Ya sea tu trabajo, un pasatiempo o amigos... Si no pasas tiempo nutriendo y celebrando tu relación, no va a florecer y se acabará. No te pedimos que centres el 100% de tus energías en la relación, pero tampoco la dejes de última en tu lista de prioridades.

8. Ves el cambio como una amenaza en lugar de verlo como una oportunidad.

Desalentar a tu pareja para que no intente cosas nuevas o para que no celebre sus logros (como una promoción en el trabajo o un cambio de carrero) no sólo hará que se sienta estancado, sino que también crearás resentimiento en él/ella.

9. Caes en la rutina y no haces nada al respecto.

Las personas que han permanecido juntas por mucho tiempo pueden sentirse demasiado cómodas unas con otras, lo que a veces causa que ninguno se esfuerce por mantener vivo el romance y la pasión.

Los gestos pequeños puede hacer grandes diferencias, incluso después de estar juntos por años.

Hacer que tu pareja se sienta especial, [email protected] y [email protected] no debería ser tan difícil y tampoco costar un brazo o una pierna. [email protected] de vez en cuando y verás como se encienden las cosas.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR