9 Llamadas a la policía para reportar seres del más allá muy reales. La #6 no te dejará dormir

9 Llamadas a la policía para reportar seres del más allá muy reales. La #6 no te dejará dormir621shares

La #6 no me dejará dormir.

Siempre me he sentido atraída por el tema de los fantasmas. Tengo claro que no pueden haceros daño y que hay que temerle a los vivos y no a los muertos, entre otras cosas. Admitamos que los fantasmas son seres de otro plano que hacen que temblemos de miedo y terror. Sin importar cuanto miedo nos generen, nos encanta leer historias o ver películas de miedo, por todo eso de la emoción ustedes saben. Pero el problema está en que algunas veces son reales, como en el caso de estas llamadas a la policía para reportar fantasmas reales. Recomiendo leer esto durante el día, porque de noche es posible que no te dejen dormir.

1. El fantasma que avisó para que recogieran su propio cuerpo.

“Mi tío trabaja de policía en mi ciudad y recientemente nos contó la llamada más extraña que jamás ha tenido. Dice que recibió una llamada desde un teléfono fijo una noche y cuando contestó nadie respondió en el otro extremo. Esto sucedió dos veces más. Finalmente llamó a un equipo para verificar la dirección del identificador de llamadas. Cuando los policías llegaron y entraron en la casa vieron que había un cadáver. La persona había estado muerta por cinco meses. La parte más loca es que no había electricidad o cualquier otra cosa funcionando, pero si no hubiera recibido esa llamada, quien sabe cuánto tiempo el cuerpo de esa persona habría estado ahí”.

¿Dónde están los demonios?

2. El reportero del más allá.

Bob D, un reportero de la localidad, le gustaba jugar bromas a los demás moviendo rápidamente sus oídos desde atrás haciendo que pareciera ser un insecto que los estaba molestando. Desafortunadamente él falleció de cáncer. Pero al parecer no estaba tan muerto, pues muchos civiles y policías aseguran haberlo visto en accidentes automovilísticos e incendios.  "Mi tío, el sheriff , por supuesto no se creyó esto hasta que una noche llegó a nuestra casa, blanco como el papel. le preguntamos qué le pasaba y nos contó que estaba sentado en la sala de estar, viendo televisión junto a mi tía hasta que sintió algo que le molestaba en la oreja. Finalmente mi tía le preguntó qué le pasaba, porque se estaba rascando demasiado y se dieron vuelta justo en el momento en que vieron a Bob. El reportero se dio la vuelta sonrió, se dio la vuelta y desapareció."

3. Policías espantados mientras buscaban un viejo crematorio.

Uno de los policías creyó haber visto movimiento en la planta baja y cuando llamó a su compañero, este gritó que había un hombre a punto de lanzarse al vacío. Su compañero, a quien llamaban “J”, gritó que el hombre había saltado antes de que pudiera llegar a él. Cuando los oficiales salieron del edificio, no había nada.

J hasta la fecha asegura que vio a alguien saltar a su muerte, aunque no se encontró ningún cuerpo en la escena.

4. Carro fantasma.

Dejaron un auto en un estacionamiento de la iglesia y la policía no vio a nadie en el interior cuando se detuvieron a mirar. Lo primero que pensaron fue que el auto había sido robado y abandonado ahí, así que fueron a la parte de atrás para anotar la patente.

Mientras hacían sus anotaciones, los oficiales notaron que había alguien sentado en el asiento del conductor que los miraba fijamente a través del espejo retrovisor. Pero, cuando se pararon a un lado del vehículo de nuevo, no vieron a nadie.

5. Gritos escalofriantes.

“Me llamaron como a las 11 de la noche sobre actividad sospechosa. Cuando llegamos allí, nos dice la familia que hay gritos muy extraños procedentes de una zona quebrada. Estábamos con ellos en el porche, cuando lo escuchamos. Fue un minuto y sonaba como una mujer en apuros, pero más agudo y cada grito se prolongó durante unos 10-15 segundos. Nunca había escuchado algo así y sonaba como un grito de terror. Se repite de nuevo.Le dijimos a la familia que iremos a investigar, así que caminamos al arroyo, donde oímos uno o dos gritos más, cada vez más cerca. Los dos estábamos cada vez más asustados, porque habían dos posibilidades: alguien estaba siendo asesinada o había un animal salvaje.Después, no oímos gritos durante cinco minutos. No encontramos nada y cuando nos devolvíamos a la casa, escuchamos los gritos tan fuertes como si estuvieran a nuestro lado. Buscamos con las linternas y no vimos nada, ni destellos de ojos de animal, nada. Para ese entonces ambos estábamos cagados de miedo, mientras otro grito, de 30 segundos se escuchaba.Le dijimos a la familia que nos llamara si lo oían de nuevo. Nunca más lo hicieron”.

6. Niños juguetones.

“Trabajo como oficial de policía en un pueblo rural en Nebraska. Hay una casa abandonada que siempre es lugar para ladrones, por lo que nos piden que siempre le echemos un ojo. Una vez, alrededor de las 7pm, me di una vuelta y no había nada fuera de lo ordinario. Dos horas después, vuelvo y veo que la puerta trasera estaba abierta. En la nieve no habían huellas, por lo que pensé ¿qué mierda? y entré. La casa estaba destruida por todas partes, pero no vi nada fuera de lo ordinario además de mis propias huellas, así que pensé que podía ser el viento quien abrió la puerta. de pronto escucho ruido arriba, como de niños riendo, así que subo y grito “¡Departamento de policía, bajen inmediatamente!” mientras yo iba a través de la cocina para ver donde estaban las escaleras. Dos veces más escuché algo arriba pero no recibí respuesta, por lo que pensé que era un animal, pero juro que escuché risas infantiles. Empecé a subir y todo se quedó en silencio. Me asomo y veo una habitación vacía con una pequeña pila de yeso y restos de madera. No es broma, pero en la pila de escombros había una página arrancada de un libro infantil con una imagen de un oficial de policía. Dije al centro de policía que no había nadie, cerré la puerta y no volví a entrar”.

7. El colegio del pánico.

 Antes yo trabajaba como policía en una base militar, me encantaba trabajar el turno de noche porque no hay que tratar con el 99% de la mierda aburrida del turno de día. Pues bien, la mayoría de los edificios tiene una alarma y las alarmas están atadas a la mesa por lo que sabemos de inmediato si se apagan. Cuando nos llega una activación de alarma, cerramos todas las puertas para ver si podemos atrapar al culpable. Una noche estaba de patrulla con mi compañero y nos dijeron que habían activado una alarma en la escuela primaria. Fuimos y nos aseguramos que todo estuviera en su lugar. Listo, a seguir con la patrulla.

Pasan 15, 20 minutos y tenemos otra activación de alarma. Fuimos a comprobar y vimos una puerta abierta de mantenimiento que conduce a la caldera. Nada en ella, la cerramos y bloqueamos.

20 minutos después, otra alarma. Y seguimos así (hasta las 3 de la mañana) cuando tuvimos que pedir ayuda al custodio del edificio para ver qué era lo que activaba la alarma. Empezamos a buscar hasta que encontramos una de las puertas abiertas de mantenimiento con las luces encendidas en la habitación, la cual es del tamaño de un armario.

Caminamos por ahí y vimos que había una sola huella hecha de agua de un niño pequeño, la izquierda, de hecho.

Estábamos asustados y salimos tan pronto como pudimos de ahí, revisamos todo el perímetro y no encontramos nada. Mi compañero aún se niega a entrar en esa escuela.

8. El hombre que aparece detrás de las puertas.

“Una anciana había reportado a la policía huellas extrañas en su casa, que ella creía que era de un fantasma. Mientras estaba en línea, de repente se dio cuenta de que un hombre la estaba viendo a través de la puerta de cristal que conduce a su patio trasero. Después de que se miraron por un minuto, el hombre desapareció.Sin embargo, cuando llegó la policía, no vieron ninguna señal de que el hombre había estado en su patio trasero. En su lugar, encontraron huellas de barro en el interior de su casa.Eso significa que en vez de ver a un hombre en el patio trasero, vio el reflejo de alguien parado atrás de ella”.

9. Voces misteriosas en el hospital.

“Nos llamaron de que habían unas personas que habían traspasado un hospital abandonado durante el día. Habían unos guardias de seguridad cuidando el lugar aún cuando ya se había cerrado. Dice que oían voces y pasos en el segundo piso durante los días. Cerraron el perímetro y nos llamaron, no había manera de salir.Fuimos y revisamos cada rincón del hospital, no había electricidad pero aún era de día, así que fue nuestro día de suerte. Parecía una escena de “The Walking Dead”. Lo peor fue cuando llegamos a la sala de cirugías, donde habían grandes tablones de acero lleno de productos de tortura. lo registramos entero y no había nada, aunque los guardias nos aseguraron que escuchaban voces”.

¿Cuál te pareció más aterradora? ¿Te sabes alguna historia de fantasmas? ¡Cuéntanos ahora mismo!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR