9 Órganos Del Cuerpo Humano Que Nadie Sabe Para Qué Sirven

9 Órganos Del Cuerpo Humano Que Nadie Sabe Para Qué Sirven334shares

Incluso ahora en el siglo XXI, hay ciertos órganos en el cuerpo humano cuyas funciones no son comprendidas del todo por parte de los científicos.

En Buenamente.com decidimos hablarte de algunas de las partes del cuerpo de las que la mayoría de nosotros hemos oído hablar, pero cuya función nunca pudimos entender.

1. La epífisis

epífisis (glándula pineal)

Esta glándula produce la hormona melatonina. Se produce sólo en la oscuridad y es regulada por los ritmos circadianos del cuerpo.

Algunos peces, anfibios y reptiles tienen un ojo parietal (o tercero) en lugar de una epífisis. Esta percibe diferentes niveles de intensidad de luz aunque no puede producir imágenes. Tiene una retina y el equivalente de una lente, pero sus funciones son comparables a las de la epífisis en humanos: la regulación de los ritmos circadianos.

Es totalmente posible que cuando los esotéricos hablan del tercer ojo, tengan la epífisis en mente. Pero para nosotros, la epífisis ya no tiene ninguna función comparable a la de los ojos.

2. El Coxis

Muchas personas saben que el coxis en el cuerpo humano es una cola vestigial, pero pocos saben acerca del gran número de funciones importantes que realiza. Ayuda a fijar en el lugar varios músculos y ligamentos que son necesarios para el funcionamiento de los intestinos y el sistema genitourinario.

Además, el coxis desempeña un papel en la correcta distribución de cargas físicas cuando cambias la posición de tu cuerpo.

3. El Apéndice

Existen ciertos tipos de bacterias que viven en el interior de animales herbívoros que ayudan a estos últimos a digerir celulosa. Sin embargo, en humanos tales bacterias son mucho menos significativas. El apéndice, por supuesto, siempre corre el riesgo de inflamarse, en cuyo caso requiere de una extirpación urgente. Es por esto que eliminar el apéndice al nacer fue durante mucho tiempo una política estándar en los Estados Unidos. Sin embargo, resultó que los niños eran entonces susceptibles a un desarrollo físico y mental más lento y se enfermaban con más frecuencia.

El apéndice es una especie de "granja" única de bacterias útiles que viven dentro de nuestros intestinos. Las personas que han tenido que extraer su apéndice a menudo les resulta más difícil recuperarse de un envenenamiento y su inmunidad es usualmente más débil.

4. Las Amígdalas (glándulas)

Glándulas - Glándulas inflamadas

Las amígdalas son una acumulación de tejido adenoide localizado en la epífaringe. Nos protegen de las bacterias y los virus que respiramos a diario en grandes cantidades.

Algunas veces, si las amígdalas permanecen inflamadas durante mucho tiempo, pueden convertirse en una fuente de infección en lugar de seguir protegiendo el cuerpo. Es en estos casos que los médicos suelen recomendar su extirpación.

Sin embargo, aún no se comprende del todo el amplio rol inmunológico de las amígdalas.

5. Pezones en los hombres

La apariencia de los pezones está relacionada con el hecho de que, justo después de la concepción, el cromosoma Y está inactivo, por lo que todos los embriones comienzan su desarrollo de la misma manera. Es sólo durante el segundo mes de desarrollo que los genes están "encendidos". En este punto, las primeras glándulas sexuales en los hombres se convierten en testículos y comienzan a producir hormonas sexuales masculinas. En consecuencia, se produce una importante reestructuración. Sin embargo, los pezones permanecen en su lugar.

6. El bazo

El bazo fue una vez denominado "un completo misterio". Sus funciones todavía no se entienden del todo. Sin embargo, sabemos lo siguiente:

  • Produce linfocitos y anticuerpos;
  • Se deshace de los glóbulos rojos viejos, cuyos restos se envían al hígado;
  • Sirve de "almacén" para la sangre, la cual es liberada cuando el cuerpo se enfrenta a grandes cargas físicas.

7. Los Senos Paranasales

Todavía no existe una opinión unánime acerca de las funciones de los senos paranasales. Según diferentes teorías, los senos ayudan a:

  • Reducir el peso relativo de los huesos en el cráneo;
  • Producir la voz de una persona, actuando como una caja de resonancia;
  • Mitigar el trauma actuando como un amortiguador;
  • Calentar y humedecer el aire que respiramos.

8. El timo/glándula timo

En el timo, se forman células T que combaten los virus y las infecciones. Este proceso es más intenso en los primeros dos a tres años de vida, y luego sus funciones comienzan a declinar. A los 30 años, el timo deja de funcionar casi por completo, y en las personas mayores casi no queda rastro de él.

9. Órgano de Jacobson o Vomeronasal

Este órgano está muy bien desarrollado en animales. Con su ayuda, pueden percibir los productos químicos volátiles, que no es posible con un sentido común del olfato. Los animales también lo utilizan para recoger las feromonas. ¿Quizás hayas visto a tu gato que oliendo algo con su boca abierta? Todo se debe al órgano vomeronasal.

Los seres humanos también tienen este órgano, pero no es ni de lejos tan sofisticado como lo es en los animales y parece nada más que una depresión en la cavidad nasal. Si sirve de algo para nosotros esa función sigue siendo desconocida.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR