9 Tips que todos deberían conocer para sobrevivir a una situación de vida o muerte

9 Tips que todos deberían conocer para sobrevivir a una situación de vida o muerte5shares

En la vida, cualquier cosa puede pasar, incluyendo situaciones que pongan en riesgo el resto de tus días. Para prepararte y que estés alertas hasta para los eventos menos predecibles, en Buenamente te enseñaremos 9 reglas para la supervivencia, las cuales podrían ayudarte ante los momentos más difíciles e, incluso, salvar tu vida.

Por supuesto, esperamos que jamás tengas que hacer uso de alguno de ellos y que puedas mantenerte siempre sano y salvo. Sin embargo, hay momentos en los que los acontecimientos por muy planeados que estén, pueden salir realmente mal. 

¡Ya sabes lo que dicen! Persona precavida vale por dos y es que no solo podrías contar con la habilidad de salirte con la tuya en situaciones de riesgo, sino que también podrías ser de ayuda para otras personas. No te pierdas, a continuación, todos los detalles y el porqué de su conveniencia.

1. Crear fuego haciendo uso de la batería de un celular.

Si te pierdes entre las montañas, lejos de la civilización, tu dispositivo será completamente inútil a menos que hagas fuego con la batería del equipo. Muchos teléfonos inteligentes y tabletas cuentan con baterías de litio (Li-ion). Si le haces un agujero a la batería con algo afilado, causarás una reacción química que tendrá como resultado un incendio. Lo único que te llevará un poco más de trabajo es recolectar leña y amontonarla para crear un buen fuego tras prender la batería.

2. Escapar de la famosa "Corriente de Resaca".

Al nadar en el mar podemos encontrar un fenómeno natural bastante peligroso conocido bajo el popular nombre de "La corriente de resaca" y puede aparecer en cualquier lugar. Tras ser atrapados por ella, nuestro instinto nos indicará automáticamente que nademos hacia la orilla tan rápido como sea posible, sin embargo, con ello obtendrías el resultado contrario, es decir, alejarte más de la orilla. 

Si te quedas atascado en una de estas corrientes, no nades en línea recta hacia la orilla. En lugar de ello, muévete de manera diagonal o en paralelo a ella para salir de la zona de peligro. Las corrientes de resaca no suelen ser muy amplias, por lo que puedes nadar a través de ellas y salvar tu vida. 

3. Huir de un cocodrilo.

Al moverse en línea recta, un cocodrilo puede correr más rápido que un humano. No obstante, a causa de sus cortas patas y largo cuerpo, los cocodrilos son torpes en las curvas. Esta es la principal razón por la que no perseguirán a una presa que pierden de vista en repetidas ocasiones. 

Si un cocodrilo te persigue, corre en zigzags para escapar de él. Aunque, claro, en general es preferible mantenerse lejos de cualquier espacio de agua en el que puedas encontrar cocodrilos y caimanes. 

4. Si te atrapa una medusa.

La picadura de una medusa puede ocasionar un choque neurogénico, una reacción alérgica o una fuerte intoxicación en el cuerpo. Lo que debes hacer para evitar o disminuir los efectos de la picadura es lo siguiente: 

Primero, limpia inmediatamente la herida, y retira el resto de los tentáculos que aún tengan contacto con tu cuerpo. Para evitar nuevas picaduras no quites los tentáculos con tus manos desnudas, es decir, sin protección. Luego, lava el área de la picadura con agua salada. Jamás utilices agua fría para esto dado que ésta activa las células dejadas en la zona.

Para remover las toxinas, usa una compresa de vinagre de cidra de manzana o alcohol. Igualmente, bebe grandes cantidades de agua y visita al doctor. El agua te ayudará a recuperarte más rápido y el doctor te prescribirá las medicinas que puedas necesitar para una pronta sanación. 

5. Recuerda la "Regla de 3".

No, no estamos hablando de matemáticas, la "regla de 3" son reglas que te muestran el promedio de supervivencia de una persona bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, 3 minutos sin aire, en promedio, ocasionarían que una persona pierda la conciencia. 

Por otro lado, 3 días sin agua son lo que se necesita para que el cuerpo entre en una situación de deshidratación tan severa que podría ocasionar la muerte y, por último, 3 semanas sin comida es lo que puede pasar el cuerpo sin causar daños severos al organismo. En una situación crítica, el cuerpo puede tomar la energía restante para ser fuerte y soportar sin comida hasta un máximo de un mes. 

Así pues, cuando las cosas no están yendo bien, es importante recordar la "regla de 3" y establecer prioridades. 

6. Pegamento para tus heridas.

Digamos que estás reparando algo en casa y en un movimiento involuntario, te cortas la mano y ya no te quedan banditas para las emergencias. En esta situación puedes hacer uso de pegamento. No solo unirá y cerrará la herida, sino que también la desinfectará. A pesar de esta buena noticia, sigue siendo mejor darle una visita al doctor. 

7. No comas nieve cuando tengas sed.

Algunas personas creen que es una buena idea comer nieve para saciar la sed, sin embargo, en situaciones críticas es mejor no hacer esto y no porque puedas enfermarte de la garganta. El hecho es que la nieve, la cual está fría, enfriará tu cuerpo y éste gastará energía adicional para mantenerte caliente. 

Al consumir más energía, podrías congelarte con mayor rapidez. Los rescatistas recomiendan esperar a que la nieve se derrita antes de ingerirla. 

8. Extinguir una sartén en llamas.

En cuestión de segundos, una sartén encendida en la estufa sin supervisión puede prenderse en llamas. Esto ocurre cuando el aceite se pone demasiado caliente. En esta situación, ¡jamás se te ocurra echarle agua a una sartén llena de aceite! Eso hará que el fuego se vuelva más grande y más fuerte, sin contar con que el aceite salpicará por doquier. 

Si la llama es pequeña, puedes esparcirle bicarbonato de sodio a la sartén debido a que éste absorberá el oxígeno. No obstante, la forma más efectiva de evitar o apagar el fuego es cubriendo la sartén con alguna prenda de denso algodón. Un cobertor ordinario o una pila de camisetas de tu clóset servirán. 

9. Si una cortadura es profunda.

Muchas personas creen que cuando te cortas es súper urgente remover el fragmento y limpiar la herida. Ahora bien, en la mayoría de los casos es lo correcto, pero si la herida es profunda, lo correcto es nunca remover el objeto. 

Por lo general, tan pronto como remuevas el trozo, la herida empezará a sangrar. Por lo tanto, en algunas ocasiones es mejor no tocar el lugar de la herida en lo absoluto hasta que la ambulancia llegue y se encargue de todo. 

Tras este último truco, no tienes excusas para paralizarte ante alguna de las situaciones ya mostradas. 

¡Tomas las riendas del momento y que el miedo no te domine!

Y tú, ¿crees que te serán de alguna utilidad para un futuro venidero?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR