¡ATENCIÓN! Esto es lo Que Puede Pasarte Por Comer las Hebras Blancas Del Pollo

¡ATENCIÓN! Esto es lo Que Puede Pasarte Por Comer las Hebras Blancas Del Pollo408shares

Recientemente circulan numerosos rumores a cerca de la carne de pollo que hace que cada vez más gente se cuestione si comer o no este producto. Pero, ¿qué razón tiene todo esto? Buenamente.com pone las cartas sobre la mesa y te cuenta toda la verdad de este rumor. 

Para empezar diremos que esto no es cosa de un solo país, ya que es una cuestión generalizada a nivel mundial. Es más y más frecuente que en casas de todo el mundo se diga "yo ya no pongo pollo para comer", "he decidido no darles pollo a mis hijos", y todo ello en consecuencia a una sola pregunta: ¿Qué son esas hebras blancas que tienen las pechugas de pollo? 

Sigue leyendo que empezamos a detallar el tema.

¿Qué son esas hebras blancas en la carne de pollo? 

Si nos fijamos en la carne de pollo, en general, tiene un color rosado que a todos nos es bien conocido. Pero, piénsalo un poco más detenidamente, ¿recuerdas esas hebras blancas de las pechugas de pollo? ¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen? Pues bien, esas líneas blancas en la carne de pollo reflejan un trastorno muscular. Se puede ver visualmente en la carne - las franjas blancas corren paralelas al músculo de la carne. Los estudios han encontrado que el desorden puede afectar el gusto, la calidad, y la ternura de la carne y por supuesto a su contenido de la grasa.

¿En qué nos afecta a nosotros esa distrofia muscular?

Según la CIWF ( Compassion in World Farmiga), las condiciones agrícolas en que se crían pueden jugar un papel fundamental para que los sufran este trastorno. "Existen informes científicos recientes de un aumento en la incidencia de miopatías (trastornos de los tejidos musculares) en pollos de engorde, incluyendo condiciones conocidas como pechugas de madera y rayas blancas, se cree que la selección para crecimiento rápido y aumento de masa muscular en pollos de engorde ha jugado un papel clave en el aumento de este desorden, disminuyendo el valor nutricional del pollo cultivado en fábricas "

¿Por qué está sucediendo?

La creciente demanda de pollo puede ser responsable. Según el Pew Research Center, el consumo promedio de pollo se ha "más que duplicado" desde 1970 y el pollo se ha clasificado como la carne más consumida durante la última década. 

¿Qué pueden hacer los consumidores al respecto?

Para aquellos que cocinan su propio pollo y están preocupados por las líneas blancas, no hay necesidad de renunciar a comer pollo, todavía. La solución, en este momento, es relativamente fácil: Comprueba la carne antes de comprarla. Las rayas blancas son fáciles de detectar - las estrías son paralelas al músculo del pollo - y los consumidores pueden optar por seleccionar un trozo de carne sin rayar.

¿Qué opinas de este tema tan de actualidad?Déjanos tu comentario. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR