Bebé vino al mundo con una extraña condición en su cabeza. Después de 20 meses logra una recuperación que los médicos no pueden creer.

Bebé vino al mundo con una extraña condición en su cabeza. Después de 20 meses logra una recuperación que los médicos no pueden creer.44shares

El amor absoluto que recibió de sus padres fue la mejor medicina.

“El amor de un verdadero padre, siempre es incondicional”. Esta es la historia de Parker, un tierno bebé que vino al mundo con una condición conocida como craneoestonosis e hidrocefalia, consiste en líquido cefalorraquídeo que llena la cavidad craneal, deformando el cerebro del bebé. Los médicos no le dieron a sus padres muchas esperanzas de que sobreviviera o de que tuviera una larga vida. Pero, al pasar casi 2 años, el pronóstico cambió positivamente, para sorpresa de todos.

Cuando Ryan Grelecki y su esposa, Crysie, recibieron la noticia de que serían padres del adorable bebé al que llamarían Parker, su mundo se pintó de colores, alegría y esperanza.

Pero, desafortunadamente en el momento de su nacimiento descubrieron que algo andaba mal. Su cerebro estaba deformado y pesaba casi lo mismo que el resto de su cuerpo. Los médicos nos les dieron las mejores esperanzas de vida. Pero, al pasar dos semanas, estaban sorprendidos de poder llevarlo a casa.

A su primer de vida, Parker empezó a recibir terapia física. Según su madre, le costaba mucho sentarse debido al peso de su cabeza y no logró gatear como el resto de los niños.

Su recuperación fue lenta. Gracias al Children’s Healthcare de Atlanta y principalmente al amor que le brindaron sus padres en todo momento, Parker fue avanzando poco a poco.

Actualmente, Parker es un niño diferente, goza de salud y tal como dicen los médicos, “es un milagro de Dios, un regalito del cielo”.

El bebé y sus padres, continúan batallando a diario por su bienestar y por su futuro. ¡Una indudable muestra de coraje, constancia y amor!

¡Sigue adelante Parker!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR