Budistas abren la tumba de su maestro 90 años después y lo encuentran con "vida"

Budistas abren la tumba de su maestro 90 años después y lo encuentran con "vida"367shares

Para el grupo de discípulos que se encontraba en el templo budista de Buryatia, Rusia, el 15 de junio de 1927 resulta ser una fecha memorable. Tal día, su maestro Dashi-Dorzho Itigilov les comentó que partiría a otro mundo. Él pidió a sus estudiantes que lo enterraran cuando muriera y que exhumaran su cuerpo 50 años después.

Pero Dashi-Dorzho no fue un maestro cualquiera, pues era el líder espiritual de los budistas en Rusia. Como preparación para su fallecimiento, siguió una dieta especial, y todo lo que hizo formaba parte de su plan para demostrar a la humanidad que la inmortalidad no es un simple mito. Cuando llegó la hora de su partida, se sentó en el suelo en posición de flor de loto, cerró sus ojos y allí murió días más tarde. Para cumplir sus deseos, sus discípulos metieron su cuerpo dentro de una caja de madera hecha de cedro para darle sepultura. 

Pero sus seguidores no cumplieron con una de sus peticiones... 

Ser exhumado 50 años después, puesto que la Unión Soviética había prohibido celebraciones de índole religiosa para ese entonces. Así que tuvieron que esperar a que el Gobierno permitiera a los ciudadanos una vez más practicar su religión de forma libre, finalizada la Guerra Fría.

Y en 2002, a 75 años de su entierro, su cuerpo pudo ser finalmente exhumado

Acto que fue presenciado por varios lideres budistas rusos y algunas autoridades de la localidad. Pero el descubrimiento que hicieron al abrir la caja resultó ser algo que nadie se esperaba y fue catalogado como un verdadero misterio para la ciencia. 

Dashi-Dorzho fue hallado en la misma posición que había adoptado al morir 

Aunque no fue utilizado ningún método para preservar el cuerpo del monje budista, este había permanecido casi intacto y no presentaba mayores señales de descomposición. Según los testigos, tampoco se percibía olor a cuerpo muerto en el aire. 

Su rostro estaba totalmente intacto...

Y su cuerpo se mantuvo en la misma posición, incluso al retirar la lámina de madera del respaldo de la caja.

El experto forense encargado del caso quedó sumamente asombrado...

Su piel seguía suave y flexible y aún se podían mover sus articulaciones. ¿Cómo era posible que un hombre de 150 años, que había fallecido hace 75 años, todavía conservara una apariencia tan viva?

El cuerpo de Dashi-Dorzho fue trasladado al templo budista de Ivolginsky Datsan

Fue colocado dentro de una caja de vidrio hermética y llevado a ese lugar. Y todavía, quince años después, su permanece intacto. Cabe destacar que en ningún momento se tomaron medidas especiales para preservar su cuerpo de una posible descomposición.

Aún hay signos de vida en su cuerpo...

A través de muestras de su piel, cabello y uñas de los dedos, se ha logrado confirmar que las células de su cuerpo siguen dividiéndose, aunque con bastante lentitud. 

El peso de su cuerpo también ha aumentado y mantiene una temperatura de entre 18º y 34º C

Hasta ahora, el lugar donde está resguardado es conocido como sitio de peregrinaje

A este famoso lugar asisten miles de budistas todos los años. Algunos aseguran que Dashi-Dorzho ha abierto los ojos en varias ocasiones.

En 2016, se habló de ciertos hechos paranormales...

En los que supuestas grabaciones de una cámara de seguridad muestran a Dashi-Dorzho moviéndose por las habitaciones en horas de la noche.

Pero sin pensar en estos rumores, el hecho de que su cuerpo esté tan bien conservado sigue siendo un misterio

Es posible que el monje haya logrado encontrar el secreto para volverse inmortal.

A este extraño caso se suma uno más reciente, acaecido en 2015, y reseñado por el periódico mongol The Siberian Times

El 25 de enero de 2015, en la provincia de Songino Khairkhan, Mongolia, fue hallado otro cuerpo similar de un monje momificado 

La momia se encontraba en una caja  y estaba cubierta por lo que se presume era piel de caballo, camello o vaca

Inicialmente, el cuerpo estaba destinado para su venta en el mercado negro, cuando las autoridades lo descubrieron

El monje también está sentado en posición de loto, en lo que se cree es un trance meditativo

Nuevamente, su estado de preservación llamó la atención de los científicos, quienes lo consignaron al Centro Forense Nacional de Mongolia para investigarlo

Aunque se desconoce su identidad, se calculó que tenía 200 años de antigüedad y hubo quienes afirmaron que se trataba del maestro de Dashi-Dorzho Itigilov

Ulan Bator, capital de Mongolia, y el centro forense que la alberga se convirtieron automáticamente en  lugar de peregrinación

Se especula que él podría haber pasado a su pupilo el secreto para preservar su cuerpo después de la muerte

Los expertos afirman que ambos monjes entraron en un estado profundo de meditación espiritual, conocido como “tukdam”

Si la persona logra permanecer en ese estado durante más de tres semanas, lo que rara vez ocurre, gradualmente su cuerpo se encoge, y todo lo que queda de ella finalmente es su cabello, uñas y ropa

Esto es indicativo de que alcanzó el estado superior, o nirvana, en el que se suprime toda existencia, y al cual se accede a través del arcoiris

En su últimos días de vida, varios monjes y maestros han decidido adoptar esta posición y esperar plácida y contemplativamente  su muerte

Aquí vemos al monje Kyabje Tenga Rinpoche, pocos días antes de su muerte, en esta posición

Si por alguna razón, el cuerpo no se desvanece y permanece intacto, la creencia es que esta persona es pura y honorable y digna de adoración 

¡Asombroso! ¿No crees?

¿Qué opinas de este misterio? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR