Con 57 años se enamora de un chico de 20 así que invierte los ahorros de su vida en esto

Con 57 años se enamora de un chico de 20 así que invierte los ahorros de su vida en esto227shares

Parece ser normal que cuando las personas atraviesan la etapa de la adolescencia sientan cierta vergüenza por mostrar afecto a sus padres, tanto en privado como en público. Pero esta suele ser simplemente eso, una etapa que con el paso de los años llega a su fin, ya que los jóvenes aprenden los valiosos que son los padres y entienden lo mucho que se han esforzado todo este tiempo por darles lo mejor.

Por desgracia, hay padres que contagian a sus hijos con sus traumas y frustraciones, generando en ellos una personalidad inestable. Y tal es el caso del que te hablaremos a continuación…

Una mujer de 57 años de edad, llamada Janet Horrock, sintió el deseo de recuperar el tiempo perdido después de su divorcio, pero ¿se le haría fácil devolver el tiempo? Era casi imposible ocultar que Janet ya no era esa joven fresca y atractiva desde hace más de 20 años. Sin embargo, ella no se rindió y tomó la decisión de invertir sus ahorros en su cuerpo y unos cuantos meses después se sometió a su primera cirugía plástica. 

Su objetivo era parecerse a su hija, Jane Horrock, una joven de 36 años

Luego de sufrir los estragos de una dolorosa separación, Janet no soportaba mirarse al espejo, pues cada vez le recordaba más ese tiempo que invirtió en una relación que al final no valió la pena y la hizo perder su juventud durante todos esos años. Pero, a pesar de eso, Janet se propuso una nueva meta de vida: dedicarse a transformar su cuerpo para sentirse nuevamente joven.

Desde entonces, Janet se ha sometido a varias cirugías que ella misma ha podido costear

Se arregló el rostro, el busto, los glúteos, casi la totalidad de su cuerpo. Durante una entrevista comentó:

“Cuando acudí por primera vez con el médico, le mostré una foto de mi hija y le advertí que era así cómo me quería ver. Ella fue mi modelo, pues me parece una mujer hermosa.”

Por su parte, a su hija no le agradó nada la idea de que quisiera parecerse a ella

“El momento en que me enteré que mi mamá se estaba basando en mí para su transformación, me asusté y me molesté un poco, pues ¿a quién le gustaría que su mamá se viera igual a ella? Por otro lado, después del divorcio, empezó a cambiar mucho su comportamiento. Comenzó a hablarle mucho a mis amigos, abrió cuentas de redes sociales, coqueteaba con jóvenes mucho menores que ella. Eso, la verdad, me preocupó mucho.”

Aunque intentó enfrentar a su madre en varias ocasiones, Janet no permitió que la opinión de su hija afectara sus planes…

“La verdad es que a mí no me importó lo que ella pensaba. Yo la elegí a ella como modelo, y si ella se intimida por eso es muy su problema. Para lograrlo ya me he operado dos veces el busto, he perdido 20 kilos, me operé el mentón y me hice implantes en los dientes. He trabajado mucho para llegar a donde estoy y no permitiré que las inseguridades de mi hija menor afecten mi sueño. Yo también merezco ser feliz.” 

Y este fue el asombroso resultado…

Después de los cambios, Janet expresó que se siente muy satisfecha, y dijo:

“Sé que lo logré cuando la gente pregunta que si mi hija y yo somos hermanas. En ese momento me convenzo que los 60 mil dólares que he gastado en mi transformación han valido la pena.”

Por suerte, más adelante Jane comprendió los deseos de su madre

Aunque no fue sólo eso, empezaron a tener nuevas costumbres...

Como vestirse iguales, llevar el mismo estilo de maquillaje e incluso tener citas al mismo tiempo ¿No te parece increíble?

¡Hoy en día son inseparables!

Hacen todo juntas...

Janet y Jane dejaron de ser simplemente madre e hija para convertirse en mejores amigas. Y actualmente afirman ser prácticamente la misma persona y que es lo mejor que les ha podido pasar.

Lo que es bastante inusual..... 

¿Quéééeé?

Son un ejemplo que indica que entre madre e hija si pueden existir lazos de amistad

Compran las misma ropa y zapatos, e incluso sus perros son exactos 

Estas son ellas cuando Jane era apenas una bebé 

Ambas se parecerían mucho cuando eran pequeñas 

Pero el tiempo ha pasado, y con él ha habido algunas cirugías

Algunos afirman que parecen tener la misma edad

Y Janet dice que cuando se lo dicen, se siente en la cima del mundo 

Jane, por el contrario, no se siente tan cómoda cuando dicen que parecen hermanas 

A pesar de entender y apoyar a su mamá, no quiere que las vean como hermanas.

Su cambio es en realidad notorio 

Y no podemos negar que se ve muy bien.

Pero se ha vuelto obsesiva en el uso de la cirugía plástica 

Por tal razón, acudió a una famosa serie de cirujanos plásticos para practicarse una nueva intervención

Se ha hecho tantas cirugía, que tiene un lagrimeo en su ojo izquierdo que no ha podido corregir.

Sin embargo, los médicos se negaron a operarla de nuevo

Y le dijeron que "a veces la solución a los problemas de la cirugía es no hacerse más operaciones".

A los médicos les parece que se ha hecho demasiadas operaciones

Esto no es bueno 

Jane dice sentirse aliviada de que su madre no se haga más cirugías 

Pero, de todos modos, ellas seguirán tan unidas como hasta ahora 

¡¡Muy bien por ellas!!

¿Qué opinas de esto? ¿Estas de acuerdo con esta señora? ¿O con su hija? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR