Conoce la sorprendente verdad detrás de nuestras flatulencias ¡No son lo que pensábamos!

Conoce la sorprendente verdad detrás de nuestras flatulencias ¡No son lo que pensábamos!0shares

La flatulencia, comúnmente conocida como pedo, es un tema que hemos planteado varias veces en nuestro portal. Sí, estamos hablando de esos fragantes bolsillos de aire que involuntariamente expulsamos de nuestro cuerpo, causándonos una gran vergüenza cuando ocurre en momentos inoportunos o en lugares públicos con muchas personas alrededor. Pero el tema va mucho más allá de lo que todos en general sabemos...

Aunque a menudo se clasifica como una función corporal indeseable (junto con eructos y otras excreciones corporales), la verdad es que el pedo es un acto totalmente natural. De hecho, una persona sana y normal, se pedorrea no menos de 20 a 30 veces al día, pero ¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas de tus flatulencias de vez en cuando pueden llegar a oler mucho peor que tus otros pedos?

De dónde provienen…

Todo comienza a la hora de comer. Cuando comemos, se traga oxígeno y nitrógeno junto con la comida. El hidrógeno, el dióxido de carbono y el metano pronto se unen al grupo una vez que el alimento llega al tracto digestivo. 

…y hacia donde van.

Finalmente, el alimento digerido entra en el intestino grueso donde se añaden sulfuro de hidrógeno y amoníaco a la mezcla, que no es saludable mantenerla en nuestros cuerpos por mucho tiempo y se termina expulsando por el trasero. ¡Ahí tienes!

Todos los pedos no son iguales. 

Hay aquellos que pasan desapercibidos sin que nadie escuche u oiga una cosa, y hay aquellos que suenan como truenos y que todos se pelean por la salida más cercana. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR