Datos Interesantes Sobre La Mona Lisa

Datos Interesantes Sobre La Mona Lisa13shares

¿Qué hace de una obra una obra maestra? ¿Las técnicas que utilizó el artista? ¿El sujeto? ¿La decisión aparentemente arbitraria de los historiadores de arte y dueños de galería? Ciertamente muchos de estos factores están involucrados, pero lo que realmente hace que una obra resalte y sea trascendental es el atractivo universal a los elementos básicos que nos hacen humanos. Y las mejores de las mejores son infinitamente gratificantes: los espectadores conectan con la obra, pero sigue yendo más allá. Con el tiempo, se revelan cada vez más cosas.

¿Qué sucede cuando las nuevas tecnologías llegan para darnos una nueva perspectiva sobre obras maestras pasadas? ¿Esa perspectiva alterada, y la nueva información que ofrece, puede cambiar el hecho de que una obra sea o no una obra maestra? ¿Cambiará nuestra manera de ver a los más grandes maestros? Es una pregunta que tendremos que comprender, a medida que la nueva tecnología enfocada en una de las más grandiosas pinturas ha revelado algo inesperado, y el mundo del arte no está seguro de qué pensar al respecto. 

Todo el mundo conoce a la Mona Lisa. Si te preguntan el nombre de alguna pintura, es muy probable que la Mona Lisa sea la primera que se te ocurra. 

Leonardo da Vinci pintó la Mona Lisa, La Gioconda, en tres años, de 1503 al 06, y puede que haya continuado trabajando en ella hasta el 1517. La pintura plasma a Lisa Gherardini y fue encargada por su esposo, el mercader de seda florentino Francesco del Giocondo. La obra maestra de Leonardo ha estado en la colección del Louvre desde el 1797. 

Siempre fue un objeto de deseo, la Mona Lisa fue propiedad del Rey Francisco I, Luis XIV, y por poco tiempo, de Napoleón Bonaparte. Una vez fue robada del Louvre y atacada en varias ocasiones.

La cultura pop ha intepretado y reinterpretado a la Mona Lisa una y otra vez y la ha usado para sus propios propósitos. 

Ahora, a más de 500 años que el pincel de Leonardo tocó por primera vez el lienzo, el científico francés Pascal Cotte ha hecho un nuevo descubrimiento.

Cotte pasó diez años estudiando con una cámara multiespectral con la que proyectó luz sobre la Mona Lisa y midió los reflejos.

Hace unos pocos años, él mostró cómo se vería la Mona Lisa originalmente, antes de que los siglos se acumularan y desgastaran la pintura.

¿Qué encontró al final? Un retrato de una mujer justo debajo de la superficie, mirando en una dirección ligeramente diferente. 

En una declaración, Cotte dijo, "Mi técnica de imágenes científicas (L.A.M. por sus siglas en inglés) nos lleva al corazón de las capas de pintura de la pintura más famosa del mundo y revela secretos que habían estado ocultos por 500 años." El retrato enterrado debajo de la Mona Lisa terminada, concluyó, de hecho no es, Lisa Gherardini. No es tan si quiera un solo retrato; son cuatro retratos en capas. 

La tecnología revolucionaria de Pascal ha sido utilizada para autenticar pinturas, utilizando 13 diferentes filtros de luz y una resolución de 240 millones de píxeles, comparados con los 12 millones de una cámara normal. 

La cámara nos puede contar mucho sobre la pintura, pero no sobre quién es realmente la modelo. Ya que han pasado 500 años, es probable que nunca sepamos quién es la modelo, si es que realmente no es Lisa Gherardini. 

Así que incluso con un nuevo descubrimiento, la Mona Lisa ha mantenido su misterio legendario y sigue siendo igual de fascinante. Actualmente incluso historiadores de arte como el experto sobre Leonardo, Martin Kemp se mantienen escépticos. 

Es difícil saber si la tecnología de Cotte causará una división mayor entre la ciencia y los historiadores de arte. Por su parte, el Louvre ha declinado dar comentarios. Y si la modelo de la pintura era o no Lisa Gherardino es probable que no les importe a los 9 millones de personas que la visitan cada año. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR