El Gato Que Nadie Se Atrevía a Tocar Por Fin Encontró a Alguien Que lo Abrazará Por Siempre

El Gato Que Nadie Se Atrevía a Tocar Por Fin Encontró a Alguien Que lo Abrazará Por Siempre23shares

Valentino era un gato con mucha mala suerte y a quien nadie se atrevía a tocar por diferentes motivos. Su pelo era duro y completamente sucio. Sus ojos presentaban un aspecto desagradable debido a la hinchazón por lo que le era imposible ver. A esto hay que añadir que el pobre animal también padecía de sarna sarcóptica, MUY contagiosa tanto para gatos como para humanos . En el momento en que Elaina Semanas pasó por la jaula de Valentino en el refugio de animales de Baldwin Park y percibió "su llamada de socorro" supo qué era lo que tenía que hacer.

"Estiró su patita hacia mi y dejó salir un pequeño maullido", dijo Seamans a The Dodo. "Era como si estuviera llorando pero sin decirlo: "Ayúdame por favor...Hay momentos en los que seguir tu camino, no es una opción", añade. "Simplemente tienes que parar y este es uno de esos momentos". La mujer tomó al gatito presionándolo directamente contra su pecho y no llevaba ni guantes. 

"Cuando lo tomé, puso su pequeña cabecita en mis hombros", dice la mujer. "Estaba claro, tenía que llevarlo conmigo". La rescatadora contactó Toby Wisnedky de Leave No Paws Behind quien llevó al felino al veterinario donde está recibiendo todos los cuidados necesarios y donde lo están preparando para la adopción.

Más Información: Leave No Paws Behind , Facebook

Valentino era el gato más desgraciado del mundo, ya que ningún humano se atrevía a tocarlo y por muchas razones de peso.

Su pelo estaba endurecido y realmente sucio.

No veía nada debido a la hinchazón de sus ojos.

El pobre animal sufría sarna sarcóptica, lo que es verdaderamente contagioso tanto para otros gatos como para los humanos. 

En el momento en que Elaina Semanas pasó por la jaula de Valentino en el refugio de animales de Baldwin Park y percibió "su llamada de socorro" supo qué era lo que tenía que hacer.

"Estiró su patita hacia mi y dejó salir un pequeño maullido"

"Era como si estuviera llorando pero sin decirlo: "Ayúdame por favor...

La mujer tomó al gatito presionándolo directamente contra su pecho y no llevaba ni guantes.

Espera a que Valentino tenga todos los cuidados sanitarios para que esté listo para el momento de la adopción.

¿Te gustó lo que leíste ? COMPARTE.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR