El Sorprendente Enigma de "La Última Cena" de Da Vinci ha sido revelado

El Sorprendente Enigma de "La Última Cena" de Da Vinci ha sido revelado79shares

¿Quién puede resistirse al arte? ¡Es prácticamente imposible! El arte es una forma de expresar todos aquellos sentimientos, pensamientos y emociones que llevamos por dentro, y cuando le llegaba la inspiración a los maestros del renacimiento, generalmente realizaban obras maestras. Aunque, claro, no todos somos artistas.

Sin embargo, también podemos expresar lo que sentimos al momento de interpretar o analizar una obra. Y es que muchas personas pueden analizar la misma pieza y llegar a conclusiones diferentes. Y entre aquellas que más nos han dado de qué hablar están las piezas de Da Vinci.

Leonardo Da Vinci fue uno de los pintores más polémicos de la historia y gracias a él existen un sinfín de teorías conspirativas. Actualmente, es recordado por sus dos principales obras: La Gioconda (o Mona Lisa) y La Última Cena, de las cuales se dice que ocultan secretos sorprendentes.

¡Sigue leyendo para enterarte de lo que esconde el famoso mural!

Leonardo Da Vinci fue un polímata florentino del Renacimiento italiano

Famoso a nivel mundial por su ingeniosidad universal, es considerado actualmente como la persona con el mayor número de talentos en múltiples disciplinas que jamás ha existido, influyendo en campos tan diversos como la medicina, la ingeniería y la aeronáutica. 

Lo cierto es que Da Vinci se destacó en diversas áreas

Como científico, contribuyó significativamente en áreas de anatomía, la óptica y la hidrodinámica. Como ingeniero, llegó a elaborar ideas muy adelantadas para su época, tales como los carros de combates, el submarino, el helicóptero y el automóvil.

Sin embargo, su asociación histórica más famosa es el arte

A Da Vinci se le han atribuido alrededor de 20 pinturas, las cuales, en su mayoría, son sobre tablas. Pero él también cuenta con un mural, un dibujo en papel y dos bocetos

No obstante, su obra más famosa es La Última Cena (L'ultima cena)

La cual se cree fue un encargo del duque Ludovico Sforza de Milán. Leonardo trabajó en la pintura desde 1495 hasta 1497 y esta fue su obra más serena y alejada del mundo temporal.

En la pintura se muestra a Jesús y a sus discípulos en la última cena

Poco antes de que ocurriera la traición de Judas y que Cristo fuera crucificado.

La pintura también es popular porque en ella se puede apreciar la reacción de los apóstoles cuando Jesús "predice" que uno de ellos lo traicionará

Desde su descubrimiento, el mural ha sido objeto de discusión

Y ha creado un buen número de teorías. Entre ellas, está la teoría de que Jesús y Judas son la misma persona. Sólo que están representadas (o pintadas) en 2 períodos diferentes.

"¿Qué?".

Para elaborar la obra maestra, Da Vinci necesitó de la ayuda de modelos

En ese entonces, Leonardo vivía en Milán y pedía a los habitantes de la ciudad que posaran para su obra. Aunque, según cuentan, el rostro más difícil de encontrar fue el de Jesús.

Después de una larga búsqueda, Da Vinci halló a un joven: Pietri Bendinelli

Cuya facciones eran hermosas e inocentes. Perfecto para el rostro de Jesús. Y así fue como comenzó a trabajar en el Cristo de su pintura.

Pero aún quedaba otro reto para el artista: Encontrar al hombre que daría el rostro al traidor

Después de un tiempo, Da Vinci encontró a un criminal en Roma, el cual tenía un pasado terrible y facciones casi demoníacas.

Durante el proceso, el criminal le preguntó a Da Vinci si lo había reconocido

El artista no sabía de lo que hablaba al principio, pero después de una breve charla, descubrió que el hombre ya había posado para él... para el retrato de Jesús. ¡Sorprendente!

Otro hecho sorprendente sobre la ultima cena

Otro detalle interesante en esta pintura es el salero volcado que yace junto a Judas.

Una antigua creencia pagana debió influir en este detalle

Según dice una antigua creencia romana, la sal derramada genera problemas, ya que el lienzo representa el momento en que Jesús dice que uno de los allí reunidos lo traicionará.

También hay otros retratos pintados por el maestro que encierran grandes misterios

La longeva carrera del científico, pintor y escultor siempre estuvo rodeada por la polémica y se han creado algunas teorías unas con sustento y otras basadas meramente en mitos sobre el artista.

Un error en la pintura "Salvador del Mundo"

Si miras de cerca la pintura, notarás que la esfera en la mano de Jesús es transparente. Pero Leonardo, que estudió las leyes de la óptica cuidadosamente, debería haber sabido que el fondo detrás de la esfera de cristal no puede aparecer de esta manera. 

Un error seguramente intencional de parte del maestro

El fondo debio verse ampliado y ademas aparecer fuera de foco.

Una revelación reciente sobre El retrato de Isabella d'Este

El Retrato de Isabella d'Este ha sido encontrado recientemente y, según los científicos, pertenece a las obras de Leonardo da Vinci. 

Análisis forenses así lo indican

Esto está indicado por un pigmento y una cartilla idéntica a las utilizadas por el artista, así como por la imagen de la mujer que es increíblemente similar a Mona Lisa, especialmente su sonrisa.

Las diversas versiones de La dama del armiño

Pasó por una nueva técnica de escaneo y sorprendió a los científicos con el hecho de que el animal en la pintura no siempre fue un armiño. 

Detallaron el cuadro en su evolución

Al menos dos versiones del retrato fueron pintadas en el mismo lienzo antes de que tomara la forma que conocemos ahora. La primera versión estaba sin armiño y la segunda representaba un animal diferente por completo.

La Mona lisa fue sometida a técnicas de escaneo y también encontraron sorpresas

Un retrato escondido bajo toda la pintura de la Monalisa

Pascal Cotte afirma que debajo de la famosa pintura se esconde otro retrato. El científico asegura que ha pasado los últimos 10 años analizando la pintura con tecnología de luz reflectante

Sus investigaciones están dando frutos

Pascal Cotte afirma que la obra más famosa de Leonardo da Vinci contiene una figura que no tiene la mirada directa ni la sonrisa sutil por la que la pintura es conocida.

El Sr. Cotte tuvo acceso a la pintura y utilizó en ella un novedoso método

Una técnica llamada Método de Láser Amplificado, "proyectando una serie de luces intensas" en ella. Una cámara registra los reflejos de estas luces, lo que le permite reconstruir lo que sucede entre las capas de pintura.

El científico declaró lo siguiente

"Cuando terminé el escaneo, estaba frente al retrato y lo que veia era totalmente diferente a la Mona Lisa de hoy. No es la misma mujer". 

Sin embargo, las afirmaciones de Cotte son muy controvertidas para otros expertos

Martin Kemp, profesor emérito de Historia del Arte en la Universidad de Oxford opinó al respecto qué:" La idea de que existe esa imagen como si estuviera escondida debajo de la superficie es insostenible, no creo que haya estas capas discretas que representen retratos diferentes. Lo veo más o menos como un proceso continuo de evolución. Estoy absolutamente convencido de que la Mona Lisa es Lisa".

¡Esto es realmente increíble! ¿no les parece?

¿Qué opinas sobre estas teorías? Conoces otras obras de distintos artistas que también encierren esta clase de secretos?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR