Ella envió un contundente mensaje a todos los que le decían que la cesárea era la mejor forma de traer un hijo al mundo.

Ella envió un contundente mensaje a todos los que le decían que la cesárea era la mejor forma de traer un hijo al mundo.757shares
“¿Una cesárea? Entonces no diste a luz, no realmente. Debe haber sido genial haber podido tomar el camino fácil”.

Traer un nuevo ser al mundo no es una tarea fácil y las mujeres que han tenido la dicha de ser madre lo saben. Es toda una mezcla de sensaciones incluyendo los dolores, la energía que se gasta, lo difícil que puede resultar un parto normal y además lo catastrófica que puede ser una cesárea para el cuerpo, todo esto confirma que estas mujeres además de ser madres, son super mujeres.

Pero, hay personas, hombres y mujeres que han pasado o no por esta experiencia, que piensan que una cesárea jamás se podría comparar con un parto normal. Al parecer para muchos de ellos esta sería una forma ‘sencilla’ de dar a luz. Sin embargo, esto no resulta ser tan fácil como irte a la cama, tener a tu bebé y despertar a la mañana siguiente sonriéndole a la vida y Raya Lee sabe de lo que hablamos mejor que nadie.

Esta mujer compartió un post en Facebook en el cual habla de su experiencia de recuperación luego de su cesárea. Dicha publicación se ha vuelto completamente viral debido a la certeza de sus palabras.

Si pujaste o si te hicieron una cesárea eso no importa: trajiste un ser humano al mundo que cambió todo tu mundo para siempre.

“¿Una cesárea? Entonces no diste a luz, no realmente. Debe haber sido genial haber podido tomar el camino fácil.Ah, pero por supuesto, mi cesárea fue realizada simplemente porque era conveniente. Fue muy conveniente haber estado en trabajo de parto durante 38 horas para que después mi bebé comenzara a tener problemas que causaran que cada contracción le detuviese el corazón”.

De esta manera inicia su contundente publicación, poniendo a prueba desde sus primeras palabras lo insensibles que pueden llegar a ser las personas por haberle dicho que lo que había vivido había sido fácil.

“Claramente no me sorprendió que me dijesen que lo estaba haciendo bien y que no necesitaría una cesárea y que después me dijeran que tendrían que someterme a una cirugía mayor de emergencia porque no tenía otra opción si quería salvar la vida de mi hijo”.

Raya Lee prosiguió, con su historia y habló de lo que muchas madres deben comprender y jamás olvidar, además explicó el doloroso por el que había pasado:

“Esto ha sido lo más doloroso que he experimentado en mi vida. Ahora pertenezco a la tribu de madres rudas que tenemos una cicatriz para probar que dimos a luz y sobrevivimos. (Porque, para que sepas, se puede morir de esto).
Que te hagan un corte de 13 centímetros y te saquen un bebé llorando de tu interior y que corten a través de varias capaz de grasa, músculo y órganos que ponen en la mesa que está al lado tuyo para poder llegar a donde está el bebe es una experiencia completamente diferente a la que pensé que tendría en el nacimiento de mi hijo.
No fue algo placentero y sigue sin serlo.
Uno usa los músculos abdominales para prácticamente todo, incluso para sentarse. Imagina cómo es no poder usarlos para nada porque han sido cortados y el doctor no puede repararlos. Hay que esperar 6 semanas para que el cuerpo lo haga por sí solo.
Cuando la enfermera me pidió que intentara pararme de la cama y sentí el dolor que indicaba que me habían cortado en pedazos para después volver a armarme me hizo sentir la gran ironía que es que la gente diga que esto es “la salida fácil”. Así que jódanse.
Soy la mujer más fuerte que conozco. No sólo por mí misma, sino que también lo soy por mi hermoso hijo. No tendría problemas en volver a pasar por esto mismo todos los días sólo para asegurarme de poder ver su sonrisa”.
Esta es sin duda la mejor experiencia para cada mujer que se ha convertido en madre. Esto no se trata de quien es más fuerte o de quien lo hace peor o mejor. Simplemente hay cosas que cada uno de nosotros vive por las que debemos celebrar, y en lugar de hablar de las fallas de otros, deberíamos apoyarnos y felicitarnos por el maravilloso privilegio de vivir, crear y dar vida.
DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR