Ella Fue Víctima de Bullying Durante Años por su Vitíligo y Hoy con Estas Sensuales Selfies le Dice Adiós al Pasado

Ella Fue Víctima de Bullying Durante Años por su Vitíligo y Hoy con Estas Sensuales Selfies le Dice Adiós al Pasado140shares

Solemos juzgar antes de tiempo, sin siquiera tomar un momento para conocer mejor a la persona. Por desgracia, todos hemos sido víctima de bullying de alguna manera, bien sea por nuestra condición, apariencia o nuestras capacidades. Siempre se metieron conmigo por mi altura y esta clase de cosas sólo hace que nuestra valiosa autoestima disminuya. Con esta chica se metían por la enfermedad que tiene en la piel llamada vitíligo, sus años de juventud los pasó encerrada en su casa usando sólo mangas largas -incluso cuando había 40 grados de temperatura. Pero actualmente y gracias a las redes sociales encontró apoyo, algo que tanto deseaba.

Una chica que padece vitíligo ha pasado siete años escondida por los comentarios mal intencionados hacia ella, pero hoy les devolvió la mano y publicó sexys fotos en las cuales enseña su cuerpo.

Ashley Soto, de 21 años oriunda de Orlando, Florida, contaba con 12 años cuando le fue diagnosticada la condición de piel, la misma que padecía Michael Jackson.

La joven pasó casi toda su adolescencia encerrada, procurando evitar a la gente y usando sólo mangas largas, incluso cuando había 40 grados de temperatura.

No obstante, después de años de sufrimiento de ansiedad y de tener miedo de salir en público sin su madre, Ashley finalmente mostró su apariencia.

La valiente joven publicó sexys fotos en Instagram las cuales muestran las manchas en su cuerpo.

“Cuando tuve vitíligo por primera vez sólo era este pequeño lugar en mi cuello y todavía estaba en la edad de averiguar quién soy yo” afirmó. “Me dijeron muchos comentarios feos y la mirada de la gente era horrible“.

“Lo peor que me han podido decir fue cuando era tan solo una niña. “Sabía que todos me miraban porque estaba en traje de baño y cuando estaba a punto de sumergirme una chica dijo “creo que se dio una ducha con colorante”. Corrí al baño y lloré. Jamás volví a ir a nadar”

El suceso destruyó totalmente la confianza de Ashley y mientras el vitíligo se propagaba, ella se encerró del resto del mundo. Era porrista y salía mucho, pero después del vitíligo se separó de todos y no quería hacer amigos, estaba atemorizada de que la juzgaran de nuevo.

Comenzó a usar mangas largas, lo cual no es fácil porque en Florida hace mucho calor. No salía, no tenía amigos e incluso le daba pánico ir a la tienda.

La hermosa morena comenzó a realizar tutoriales de belleza, pero hace cuatro meses subió valientemente su primera foto revelando su condición. Ella sólo enseñaba fotos de su cara, nunca de su cuerpo, por lo que fue un gran paso sin duda.

Cuando empezó a subir las fotografías, se dio cuenta de los positivos comentarios que recibía y su confianza en ella misma creció y empezó a dar pequeños pasos para recuperar su vida.

“Comencé poco a poco, dejé de usar suéteres y me gustaría ir a la tienda de la esquina sin manga larga para ver cómo me siento” dice, emocionada.

Además dice que visitó parque temático y se obligó a usar un traje de baño, porque no quería volver a ser lo que era antes.

“Por fin, aprendí a amarme a mí misma” concluye Ashley, “Me siento muy contenta de que ahora soy capaz de hacer algo por mí misma y espero que mi página en Instagram pueda ayudar a otros también”.

Y tú, ¿que has hecho para superarte esta semana?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR