Ella solo comía 39 calorías diarias hasta que conoció al hombre que le ayudo a recuperar su salud y ahora ama sus curvas.

Ella solo comía 39 calorías diarias hasta que conoció al hombre que le ayudo a recuperar su salud y ahora ama sus curvas.802shares

Cuando Chiara Schober, de Liechtenstein estaba en el punto más bajo en su batalla contra la anorexia, pesaba unos 22 kilogramos.

Su pequeño cuerpo estaba sobreviviendo con casi ninguna ingesta calórica y carecía de grasa y músculos.

Pero luego de conocer a su novio, las cosas cambiaron drásticamente.

Con sus cuidados, amor y apoyo, ella ha logrado ganar peso nuevamente y también su salud y actualmente continúa luchando por tener una vida saludable.

Luchar contra la anorexia es una tarea extremadamente difícil y es siempre sorprendente cuando alguien inicia este reto.

COMPARTE la valiente historia de Chiara con cada persona que esté luchando contra los demonios del cuerpo.

Chiara Schober era una joven adolescente cuando empezó a presentar dolores de estómago.

Como resultado, ella no tenía absolutamente nada de apetito.

"Empecé a sentirme culpable cuando comía, porque realmente nunca sentía hambre, así que empecé a comer menos y menos, ya que no quería comer por este motivo," dijo Chiara.

Entonces empezó a perder peso increíblemente rápido. Llegó a un punto en el que Chiara sólo se comía un durazno al día — alrededor de 39 calorías.

Y cuando su abuela murió, las cosas empeoraron.

"Cuando mi abuela murió me sentía muy triste, ella me había ayudado a mejorar un poco pero cuando la perdí mi peso se descontroló de nuevo."

Ella llegó al punto en que sólo el pensar en comer la hacía desear atentar contra su vida.

Como resultado, ella pasaba meses entrando y saliendo del hospital.

"Odiaba ir al hospital, me esforzaba mucho y en ocasiones esto hacía que mi condición se volviera aún peor.

"Me indicaron una dieta que consistía en comer varias veces al día, que incluía gachas de avena con almendras y quinoa con brócoli," ella recordó.

Y algunas veces las visitas en el hospital me hacían empeorar.

Ya que los médicos no pueden obligar a los pacientes para que coman, Chiara terminó perdiendo aún más peso durante su estadía en el hospital.

"Incluso amenacé con suicidarme si me dejaban en el hospital."

Pero entonces, Chiara conoció a Jason, su actual novio.

La pareja se conoció y se enamoraron locamente el uno del otro.

Él estaba ahí para ella en la peor etapa de su desorden alimenticio.

Pero durante una de sus largas estadías en el hospital, los doctores le dieron una gran advertencia.

"Cuando los médicos me dijeron que mi cuerpo no sería capaz de soportar por mucho más tiempo sin comida, supe que debía ser ahora o nunca."

Jason alentó a Chiara para que comiera más asegurándose de que ella siempre tuviera algo de comida para su merienda, por ejemplo cereal.

En poco tiempo, Chiara empezó a disfrutar de nuevo de la comida, lo que impulsó su habilidad para enfrentar los problemas mentales asociados con la anorexia.

"Quería estar saludable nuevamente por nosotros dos, quería que ambos pudiéramos salir y hacer lo que hacen las parejas normales y no permitir que un desorden alimenticio me controlara."

"Siempre he soñado con casarme algún día y tener mi propia familia, Jason me hizo recordar el verdadero significado de la vida."

Y el día de hoy, Chiara ha logrado un increíble progreso y su cuerpo y salud se han transformado completamente.

"Solía temer a cualquier alimento que no fuera frutas o vegetales, pero ahora como helado, pizza y casi todo lo que me ponen en frente."
"Ahora estoy en un buen lugar y estoy rodeada de mi familia y amigos quienes me apoyan y también por el mejor novio que jamás habría esperado tener."

Ahora Chiara puede mirar hacia ese futuro con el que siempre ha soñado. Ella se ha dado a sí misma una segunda oportunidad para vivir una vida plena.

"Mi recuperación no fue fácil, pero le recomiendo a cualquiera que esté en esta situación que vaya a un médico o terapista tan pronto como se den cuenta de que han desarrollado un desorden alimenticio."

Si conoces a alguien que este pasando por un desorden alimenticio, hay ayuda disponible.

COMPARTE esto con todos para ayudar a darle apoyo a esas personas que están luchando contra desordenes alimenticios diariamente.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR