Esta Chica que fue Acosada por Tener un Tumor en la Cara, Obtuvo una Cirugía que Cambió su Vida.

Esta Chica que fue Acosada por Tener un Tumor en la Cara, Obtuvo una Cirugía que Cambió su Vida.1.3kshares

La Tierra es un lugar tan grande y maravilloso. Está lleno de tanta diversidad que nunca podemos saber realmente lo que encontraremos, por ejemplo, las personas descubren constantemente nuevas especies de animales. Por desgracia, la diversidad no es algo que siempre se agradece entre nosotros. Las personas con enfermedades físicas a menudo son despreciadas por sus diferencias. Si bien esto no es siempre el caso, tiende a ser cierto cuando ciertos trastornos se perciben fácilmente y no son comunes.

En esta oportunidad te traemos la historia de Sarah Atwell, quien sufre de una extraña enfermedad: neurofibromatosis, y que en realidad es el nombre incorrecto, pues quienes la padecen tienden a sufrir múltiples neurofibromatosis, tipo 1 y 2 (denominadas NF1 y NF2) y Schwannomatosis. Cada una de estas condiciones tiene diferentes características, dependiendo de qué tipo de tumores están creciendo y dónde y cómo crecen.

 Afortunadamente, ella fue capaz de desarrollar una mentalidad en la que se negó a dejar que otros la desanimaran. Es por esto que en Buenamente.com te traemos hoy esta aleccionadora historia de valor y coraje para que la conozcas.

Conoce a Sarah Atwell

Se ha hecho famosa, primero, gracias a su aparición en las redes sociales, donde se dio a conocer e informó sobre su caso, luego, grandes medios de comunicación que se interesaron en ayudarla, realizaron un importante documental acerca de su enfermedad y tratamiento.

Sarah nació con una rara enfermedad llamada "neurofibromatosis"

La neurofibromatosis consiste en un grupo de trastornos que primordialmente afectan el desarrollo y crecimiento de los tejidos de las células nerviosas. La neurofibromatosis es una enfermedad hereditaria, lo que significa que le fue transmitida por sus padres.

El trastorno de Sarah causa tumores que crecen en las terminaciones nerviosas de su cuerpo

Lamentablemente, esto puede ocurrir en muchos lugares diferentes, pero en el caso de Sarah, afectó principalmente su cara.

Sus padres comenzaron a notar que algo estaba mal cuando Sarah era todavía un bebé

Ellos comenzaron a percatarse que su cara estaba cambiando de una manera inusual.

Lamentablemente, a pesar de su diagnóstico, Sarah recibió malas noticias

El tumor que estaba creciendo en su rostro se consideraba como "cosmético", y nadie estuvo dispuesto a operarla.

Por lo que Sarah debió crecer con un tumor en su cara

Y tuvo que enfrentar muchos años de acoso y burlas de sus compañeros.

Pero esto no acabó con el ánimo de Sarah 

Por el contrario, ella se encargó de demostrar que, como cualquier otra persona, los comentarios le duelen y que si bien se había abrumado por la negatividad, conseguiría una cura.

"Tengo un tumor y eso es todo. Las personas no lo entienden..."

En el 2012, Sarah subió un video a Facebook

En el video ella etiquetó a todos sus acosadores y el resultado fue una cantidad masiva de apoyo.

"Me he sometido a muchas cirugías, pero no puedo notar la diferencia. Tengo muy pocos amigos en los que confío".

Así fue que las cosas se pusieron mejor

Después de tanto tiempo, la historia de Sarah finalmente había captado la atención del público y consiguió una luz de esperanza.

"Desearía que las personas pudieran entender que no hay nada malo en mi".

El vídeo de Sarah la llevó a ponerse en contacto con el Dr. Steven Morris, un cirujano plástico

A pesar de ser una cirugía peligrosa, ambos acordaron hacerla.

la cirugía de Sarah fue documentada por completo en Discovery Health

Ella se sometió a varias intervenciones para lograr su nueva apariencia.

Después de varias cirugías, Sarah ha cambiado completamente su apariencia

Pero a pesar de sus cambios físicos, ella sigue siendo la mujer positiva y amable que siempre fue.

A pesar de los años de intimidación y abuso, la disposición de Sarah de prosperar la ayudó a mantenerse fuerte

Ella pasó momentos muy duros 

El maltrato de algunos estudiantes de su escuela hicieron mella en su autoestima, recibió toda clase de insultos y apodos: "gorda", "fea", "zorra", "cara gorda".

Pero los tiempos malos pasan

Ella trata de afrontar la vida de forma positiva, alejándose de la gente que por ignorancia se burló de ella y ahora luce muy feliz.

Hacer el documental en vivo fue un poco intimidante

Los equipos de cámara del documental seguían cada uno de sus movimientos, desde aproximadamente las ocho o nueve de cada mañana, hasta las siete u ocho de la noche

Siempre contó con el apoyo de sus amigos

Cuando algo desagradable la afectaba, sus amigos y familiares estuvieron allí para ayudarla, recordándole que lo mejor que podía hacer era alejarse de todos los malos estímulos. 

Desde el momento que subió su vídeo a youtube...

Inició su cruzada por una recuperación total, tanto física como emocional.

Que la llevó a afrontar las pruebas más duras

Lo que sí sabe es que la cirugía ya no es aterradora, sino un procedimiento de rutina. Ella se somete a una cirugía anual para extirpar porciones adicionales de su tumor. 

Le encanta tratar con niños

Espera graduarse de la escuela secundaria para luego  trabajar con niños, de quienes dice que le proporcionan una refrescante inocencia después de largos días de sentirse como un extraño. 

Su madre ha sido un gran apoyo en su vida

Su madre, Tara MacAskill, también porta el trastorno, que se manifiesta como tumores más pequeños en su espalda. 

Pero Sarah ahora sale a gozar de la vida

Salir con sus amigas , como lo haría cualquier adolescente, es algo que hace con frecuencia, gracias a la mayor comprensión que ha dado el documental sobre su padecimiento.

Sabía que con paciencia lo lograría

Desde que tenía ocho años, se sometido a varias cirugías: cuatro para reducir la hinchazón en la mejilla y cuatro para corregir la forma de su ojo derecho. 

Aún en los momentos más duros...

... cuando la duda y la incertidumbre la abruman, su familia y amigos la confortan.

Eso le ha dado una nueva perspectiva

Que la ha acompañado en todo este largo proceso, ahora veremos los resultados

Un nuevo rostro: esta es una de las últimas imágenes de Sarah

Los médicos siempre se reservan el diagnostico, pues este extraño padecimiento se puede repetir, pero por lo que vemos, el tratamiento ha sido todo un éxito.

Una vista antes, durante y después del tratamiento 

Como podemos ver, no fue fácil, para nada, pero valió la pena.

¿Qué opinas sobre esta historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR