Esta compañía complace a los hombre que desean tener sexo con sus difuntas esposas

Esta compañía complace a los hombre que desean tener sexo con sus difuntas esposas36shares

Es obvio que estamos viviendo en una era marcada por grandes avances tecnológicos en todos los aspectos de nuestras vidas, especialmente en el área de la computación y la tecnología de la información. Cada vez más personas tienen en sus casas electrodomésticos robotizados, que si bien aún están muy lejos de los "sirvientes robot" que vaticinaban las películas de ciencia ficción de los 60s, ya son capaces de cumplir sus funciones de manera automatizada.

Pero aunque falta todavía un buen trecho para que se logren crear robots completamente autónomos, hay una compañía norteamericana que ha empezado a mercadear una línea de robots sexuales, una especie de versión de alta tecnología de una muñeca sexual pero qué, según sus creadores, están dotadas de una verdadera personalidad gracias a avanzados algoritmos de inteligencia artificial.

La compañía True Companion crea robots sexuales

Esta empresa localizada en New Jersey, Estados Unidos fue fundada por Douglas Hines, quien además es el presidente e ingeniero principal. Hines había trabajado antes en el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial para Bell Labs.

Su producto estrella es Roxxxy la primera robot sexual

Roxxxy posee piel sintética y un esqueleto articulado que le permite ser colocada en diferentes posiciones. Aunque no se mueve de manera independiente, tiene sensores en la piel que le permiten saber si está siendo tocada o movida.

True Companion ha lanzado un servicio que permite modelar el robot para que se vea como las esposas difuntas de los compradores

Sólo tienen que enviar fotografías y llenar un formulario online con los datos adicionales, acerca de si le colocan o no maquillaje, vello púbico etc.

Según los creadores, esto les ayudarían a superar  la soledad y el sufrimiento

Los robots Roxxxy también son capaces de conversar con sus dueños

Según Hines al algoritmo de inteligencia artificial le permite aprender sobre los gustos y preferencias de sus propietarios y en caso de que las conversaciones se empiecen a repetir, pueden descargarse nuevos tópicos y ampliaciones de vocabulario desde su página web.

Todos sus rasgos son personalizables

También han recibido muchas peticiones de robots moldeados para parecerse a celebridades.

Sus creadores dicen que su éxito no se debe sólo al aspecto físico sino también a su personalidad “madura y maternal”

Un robot Roxxy cuesta unos $10 mil dólares 

Además debes pagar por un servicio de subscripción si quieres tener la posibilidad de descargar nuevas personalidades y ampliaciones e vocabulario, frases y conversaciones.

También existe una versión masculina, Rocky

Según Douglas Hines, el aspecto social de tener un robot sexual es más importante que el lado físico

“Cerca del 50% de los clientes quieren un robot personalizado como miembros de la familia. De eso se trata True Companion (“compañía real”), y es por eso que se llama así.La mayoría de los clientes son personas buscando por compañía, una muestra de amor y un abrazo cálido. El 80% de la relación es de tipo social, las conversaciones. El otro 20% es la interacción sexual que ellos tienen con el robot”.

De acuerdo con los datos de la compañía se han encargados cerca de 4.000 de estos robots

Pero aún ningún usuario se ha atrevido a hablar de su experiencia

¿Y tú, encargarías un robot sexual? Cuéntanos en los comentarios que opinas de esta extraña idea

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR