Esta es la dramática historia de Landis, el perro "gárgola" que vivió dentro de una jaula.

Esta es la dramática historia de Landis, el perro "gárgola" que vivió dentro de una jaula.0shares

Hay quienes tienen la absurda idea de que tener una mascota es una tarea que se limita a proveerle un espacio para que viva y darle alimento. Cualquiera debería saber que ellas requieren de un cuidado bastante comprometido, que pueda procurarles un bienestar integral, tal cual se haría con cualquier otro ser vivo. No parece ser una idea demasiado difícil de asimilar, ¿verdad? Pues los hechos demuestran que aparentemente muchos no lo comprenden en lo absoluto.

El testimonio del perro que veremos a continuación es una clara muestra de esto. Sus primeros dueños lo tenían confinado a un triste destino: desde pequeño lo mantenían encerrado en una jaula. ¿Te imaginas lo que debió haber sido su vida durante ese tiempo? ¡Era tan sólo un cachorro! Así creció hasta que su tamaño rebasó los linderos de su "habitación", causándole importantes consecuencias en su estructura ósea. Afortunadamente, un día su suerte cambió gracias a la iniciativa de unas piadosas personas quienes se condolieron de su situación y buscaron ayuda. Sigue leyendo para enterarte cómo este animal logró obtener una segunda oportunidad en su vida, encontrándose ahora feliz y en recuperación.

Anteriormente se le conocía como "Gargoyle" ("Gárgola") debido a la forma de su cuerpo.

Este indefenso animal se topó con unos desalmados dueños quienes, desde que era un cachorro, decidieron que el mejor lugar para él estaba dentro de una jaula. 

Lamentablemente, esta situación le produjo graves consecuencias durante su desarrollo. 

A medida que fue creciendo, el espacio para movilizarse se hizo más reducido. Aún así, estaba confinado detrás de las rejas de forma permanente.

Considerando su raza, era absurdo pensar que podía mantenerse allí de por vida.

Es insólito creer que esas personas no hubiesen caído en cuenta de ello cuando lo llevaron a casa.

Debido al reducido espacio, quedó severamente deformado.

Su atrofiado cuerpo reflejaba haber sufrido un gran dolor al permanecer inmovilizado de tal manera.

Su realidad llamó la atención de unos trabajadores que lo veían diariamente al pasar.

Conmovidos, decidieron notificar a las autoridades sobre el hecho. Llamaron entonces al equipo de voluntarios de Nueva York pertenecientes al “Second Chance Rescue”.

Al conocer las condiciones despiadadas en las cuales vivía el cachorro, fueron a su rescate.

A los voluntarios les impactó tanto que decidieron hacerlo público en sus redes sociales.

Sus palabras al pie de la foto mostraban claramente su sentir al respecto. Decían: “Si lo ven, ustedes pensarían que fue obligado a crecer y vivir en una caja pequeña. Bueno, adivinen qué: ¡están en lo cierto! ¿De dónde vienen estos monstruos?”

A partir de allí, la vida de esta mascota dio un giro de 360 grados.

Comenzó a ser atendido por especialistas en ortopedia veterinaria, quienes asumieron el reto de su rehabilitación la cual no sería fácil pero tampoco imposible.

Fue bautizado con el nuevo nombre de "Landis".

Progresivamente se veía la mejoría en su postura.

Luego de un mes de cuidados y atenciones, Landis se había convertido prácticamente otro animal.

En ese momento, lo incluyeron en la lista de mascotas en búsqueda de un nuevo hogar, en la que para sorpresa de muchos duró muy poco tiempo.

Una familia con una casa cerca de la playa y dos perros más se postularon a adoptarlo.

Luego de pasar por los procedimientos de rigor, pudieron llevarse a Landis hasta su nuevo hogar, donde pasaría grandes ratos de libertad frente a la orilla de la costa de Massachusetts, jugueteando además con sus nuevos hermanos caninos.

Esta actividad le hace un bien extraordinario para el fortalecimiento de su trastocada estructura ósea.

Así que no habría una familia más idónea para él que ésta.

Comparte felizmente con sus otros hermanos caninos.

Ahora, inclusive puede presumir de recibir sesiones de hidromasaje.

Aunque no es por placer sino más bien como parte de su rehabilitación. Sin embargo, a este valiente perro no le cae nada mal un poco de frivolidad como ésta.

Para su completa recuperación todavía le falta mucho.

Pero tanto él como sus nuevos dueños tienen la completa disposición en lograrlo. 

Para seguir los avances de su progreso, tiene su propia página de Facebook.

Se puede ubicar en esta popular red social como “Project Landis”. 

Allí podrás ver lo complacido que se siente al poder dar paseos por la playa a su antojo.

Saturday was a busy day. I also learned how to swim. Not bad for a guy who was afraid of puddles!

Posted by Project Landis on Monday, June 22, 2015

Larga y feliz vida para esta afortunada mascota.

Deseamos de corazón que cada día sean menos los animales víctimas de cualquier tipo de maltrato. Su nobleza no merece que le paguemos de esa manera.

¿Qué opinas de las acciones de los antiguos dueños de este animal? ¿Conoces alguna mascota que haya sido víctima de maltrato y haya logrado superarlo? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR esta conmovedora historia con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR