Esta es la peligrosa razón por la que jamás debes llevar tu celular al baño

Esta es la peligrosa razón por la que jamás debes llevar tu celular al baño15shares

Este es un hábito que muchos de nosotros tenemos, y que es realmente más riesgoso de lo que la mayoría piensa. Utilizar nuestros teléfonos mientras estamos en el baño parecer tener sentido, finalmente podemos disfrutar de ese momento de paz para revisar nuestros mensajes de texto y navegar en la web, pero esta costumbre es bastante peligrosa. Te contamos por qué…

Para nadie es un secreto que los baños están llenos de gérmenes y bacterias, especialmente los baños públicos. En nuestros hogares los riesgos son menores, particularmente si tendemos a limpiarlo regularmente. Sin embargo, en los sanitarios públicos no existe manera de saber qué tan limpios están. A simple vista parecen estar limpios, pero cada descarga de la poceta envía gérmenes microscópicos y excremento al aire que eventualmente aterrizan en las paredes y en nuestros dispositivos. Incluso si lavas tus manos corres el riesgo de recoger bacterias del lavamanos o de la manilla de la puerta del baño.

Los teléfonos son extensiones de nuestras manos...

Cuando hacemos uso de nuestros teléfonos en estos ambientes, éstos se convierten esencialmente en extensiones de nuestras manos. La única diferencia es que no los lavamos antes de salir del lugar. Aunque lavarse las manos, de todas formas, no es la solución definitiva. A pesar de seguir pasos adecuados de higiene, todavía se está propenso a tocar una superficie cubierta de gérmenes en cualquier momento.

Estudios lo confirman...

Según un estudio realizado por la Universidad de Arizona, a 9 de cada 10 teléfonos se les detectó presencia de bacterias causantes de enfermedades. Y un 16% de ellos tenían ¡huellas invisibles de excremento! Considerando el hecho de que los gérmenes también se multiplican, estos resultados son verdaderamente perturbadores, al igual que repugnantes.

Esta clase de gérmenes pueden transmitir salmonella, E. coli, y otras infecciones. 

La Salmonella.

Puede vivir en el interior del intestino de los seres humanos y animales. La salmonelosis (infección de la salmonela) se produce cuando esta bacteria es ingerida. En cuartos de baño, esta bacteria se propaga por la gente que no cierre la tapa del inodoro antes de descargarlo y no lavarse las manos después de usar el baño. Otras formas de intoxicación por salmonela incluyen comer alimentos crudos o poco cocidos (especialmente pollo), que ha sido contaminado por la bacteria y la manipulación de animales . Los síntomas de intoxicación por salmonela incluyen calambres estomacales, vómitos, diarrea, náuseas y dolor de cabeza. La mayoría de los casos de intoxicación por salmonela desaparecen en una semana o antes.

E-coli.

La E-coli es una bacteria muy común que se encuentra normalmente en las heces y tracto intestinal de los seres humanos y la mayoría de los animales. La mayoría de las cepas de E. coli son inofensivas. Sin embargo, algunas cepas producen toxinas en el cuerpo y causan enfermedades. La infección más común que resulta del envenenamiento de E. coli (STEC / VTEC) induce fiebre leve, calambres estomacales, vómitos y diarrea, que generalmente desaparecen en una semana. Otras formas de infectarse con la nociva E-coli incluyen comer carne cruda de res, comer productos crudos contaminados con heces de animales y estando en proximidad a una persona que tiene la infección.

Estreptococo.

El estreptococo es una bacteria común que puede conducir a la enfermedad por estreptococo. Si bien esta es una infección común, puede en ocasiones dar lugar a problemas de salud más graves, como enfermedad renal o fiebre reumática. La dolencia más común que se presenta en una infección por el estreptococo es "faringitis estreptocócica". La infección se puede evitar en gran medida, al igual que la mayoría de las infecciones causadas por bacterias comunes en el cuarto de baño, siguiendo una higiene adecuada y al lavarse las manos, cambiar regularmente las toallas de mano y el uso de los aplicadores para el jabón líquido en lugar de barras de jabón para lavarse las manos.

Es común apoyar bolsos y carteras en el piso o en las distintas superficies de los baños...

Y estudios recientes demuestran que aproximadamente 25% de las carteras que circulan tienen restos de materia fecal por haber estado apoyadas en los baños.

Así que a partir de este momento, deja tu teléfono en tu bolsillo o bolso cuando entres al baño.

Y no olvides lavar tus manos bien cuando termines de utilizarlo para evitar todos esos asquerosos e invisibles gérmenes.

Recuerda que la limpieza en el baño propio puede controlarse, pero no es lo mismo en un baño ajeno.

Tomemos precauciones y promete dejar tu celular bien lejos de esta zona.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR