Esta es la triste y trágica historia de la siempre recordada Princesa Diana de Gales.

Esta es la triste y trágica historia de la siempre recordada Princesa Diana de Gales.9shares

Diana de Gales fue comparada, en su momento, con una estrella del cine mudo, pues con su sola presencia e imagen logró interpretar los sueños de millones de personas. “Reina de corazones”, la llamó la prensa rosa británica. Cuando apenas tenía 19 años se unió en matrimonio con un hombre que era 13 años mayor que ella, Carlos de Gales.

En aquel momento Diana se sentía como volando en una nube debido al gran amor que sentía por él, el cual no estaba alimentado por la idea de que fuera el heredero de la corona británica, sino porque realmente creía en el amor que los unía.

Por desgracia, no pasó mucho tiempo hasta que notó que su matrimonio estaba hundido en una gran farsa, pues la monarquía se las había arreglado para que todo saliera de acuerdo a su conveniencia y de esa manera dar un nuevo y mejorado giro a su imagen pública. 

Nunca hablaron de amor.

Pero curiosamente, al imperio británico se le escapó lo más importante, puesto que jamás se imaginaron que la joven princesa entraría al corazón de todo el pueblo de Inglaterra y que se quedaría ahí para siempre. 

Su bondad y simplicidad, le permitieron llegar a ser la favorita de los ingleses.

Quienes no tardaban en aglomerarse para verla y recibirla con gran efusividad en cada lugar que visitaba.

Para su desdicha, el día de su boda sería el que marcara el inicio de su interminable sufrimiento.

Una de las invitadas de la Reina Isabel, era la conocida amante de su ahora esposo.

Lo que, como se esperaría lastimó profundamente el corazón de la princesa. 

En ese momento se cayeron todas las caretas.

Ya no había mentiras qué ocultar y el trato de Carlos de Gales para con su esposa, no era precisamente el de un esposo enamorado. 

Además su relación con la reina no iba nada bien.

Fue tanto el mal trato que recibió, que Diana reveló su verdadera personalidad. 

Sin importar lo que dijera la reina en su intento por controlarla…

Diana siempre expresaba su verdad y decía lo que pensaba, en todas las entrevistas que le hacían.

Confesó en más de una ocasión que su esposo le era infiel y que también ella lo hacía.

Lo que desató una gran polémica en todo el país desde la primera vez que apareció en televisión. 

Solía vestirse con un estilo atrevido y tenía una actitud coqueta en público.

Y demostraba que además de ser una mujer muy atractiva, era fuerte y decidida. 

Aunque la actitud de Diana fue criticada hasta el cansancio…

No se puede negar que siempre estuvo dispuesta a ayudar a los más necesitados.

Hizo caso omiso a todos los protocolos de seguridad.

Y visitó a enfermos de sida, cáncer y otras enfermedades terminales. 

Si era verdad que su matrimonio no tenía futuro, pero Diana se entregó en cuerpo y alma a sus hijos.

Quienes llenaban su corazón de amor y a quienes adoró hasta el último día de su vida. 

Pero la princesa no resistió la idea de permanecer en un matrimonio tan vació…

Así que hizo algo que nadie se esperaba. 

Solicitó el divorcio para separarse definitivamente del príncipe de Inglaterra. 

Gracias a la enorme devoción que el pueblo sentía por la princesa, ella salió favorecida del divorcio.

Haciendo a un lado todas las trabas que la reina intentó poner en su camino. 

Finalmente su vida empezó a tomar un nuevo rumbo donde ella podía ver la luz.

Infortunadamente, el 31 de agosto de 1997, fue un día trágico para todos…

Pues un accidente automovilístico le arrebató la vida cuando apenas tenía 36 años.

En el mismo iba acompañada de su nueva pareja: Dodi al Fayed, quien también falleció en el accidente.

Como ya no era considerada parte de la realeza, la corona inglesa se abstuvo de prestar los servicios fúnebres que correspondían.

Pero el pueblo se encargó de presionar a la corona para que rindiera los honores que Diana merecía a su memoria.

Ciertos medios de comunicación aseveraron que Diana estaba embarazada de su pareja.

Tal teoría desató toda una ola de comentarios sobre ideas conspiratorias en las que se acusaba a la reina de haber planificado la muerte de Diana, en un intento desesperado por evitar que la figura y sangre de la ex princesa se mezclara con ese multimillonario de origen musulmán. 

Sin embargo, esa teoría jamás fue confirmada.

Diana logró convertirse en la figura de una mujer fuerte quien a lo largo de la historia supo cómo revelarse ante el sistema británico y la monarquía. 

Su memoria y su benevolencia seguirán en el recuerdo de quienes la admiraron en todo el mundo. 

¿Qué opinas de su historia? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR