Una mujer embarazada y desesperada comete un horroroso crimen en la tina de su baño

Una mujer embarazada y desesperada comete un horroroso crimen en la tina de su baño693shares

Constantemente podemos encontrarnos con historias terribles, casi inhumanas, que simplemente no podemos creer. Está más allá de lo cotidiano, es algo desgarrador. La historia a continuación es un poco fuerte, así que solicitamos a nuestros lectores discreción:

Un día, el novio de Gintare Suminaite sospechaba que algo raro ocurría con su novia en el baño, así que decidió abrir la puerta. El escenario que encontró parecía sacado de película de terror: Su novia estaba inconsciente y cubierta de sangre en la tina. El piso de baño estaba lleno de sangre y había un contenedor de ropa sucia junto a su novia que guardaba algo terrible. Sin embargo, él aún no sospechaba nada de su contenido.

Resulta que la chica, de 30 años, había dado a luz y asesinado con sus propias manos a su hija recién nacida.

Conoce a a la protagonista de esta historia: Gintare Suminaite

Ella estaba embarazada y su novio desconocía todo sobre el bebé que llevaba en su vientre. Todo esto debido a que Gintare le estaba siendo infiel con otro hombre y el resultado fue su embarazo. ¡Ella hasta ocultó sus contracciones!

Gintare y su pareja llevaban años juntos, pero tenían una relación tensa de hace meses. 

Ambos trabajaban para la misma empresa pero hacían turnos diferentes. La diferencia de horarios, y el no verse tan seguido quizás había hecho que la relación se siguiera desmoronando. Y al parecer la salida de esta mujer fue buscarse a otra persona. 

Al parecer la mujer mantenía contacto con otro hombre (su amante y padre de la niña) y tenía planeado fugarse con él a Lituania. 

Pero el hombre había cambiado de planes y regresó a Inglaterra.

Al su novio entrar al baño y ver el terrible escenario, llamó inmediatamente a la ambulancia. 

Fueron los funcionarios médicos quienes descubrieron el cuerpo de la bebé y avisaron a las autoridades.

La niña fue encontrada con un trozo de prenda alrededor de su cuello. ¡Y eso no es todo!

Gintare confesó haber ahorcado y luego intentado ahogar a su hija recién nacida en la ducha con sus propias manos.

El hecho ocurrió el 5 de abril del 2016. Y la investigación llevada a cabo por las autoridades finalizó con la libertad de Gintare. ¿Qué tal?

De acuerdo a las autoridades, la mujer se encontraba en un estado de locura causado por el estrés de dar a luz.

En el transcurso de la investigación, la mujer estuvo en prisión preventiva por 298 días. Pero ahora, tan sólo deberá cumplir con 24 meses de servicio comunitario como pena.

¿Qué opinas sobre ésta historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR