Esta mujer pedía desesperadamente un tampón en la calle. Después tuvo la peor experiencia de su vida

Esta mujer pedía desesperadamente un tampón en la calle. Después tuvo la peor experiencia de su vida962shares
“Los tampones no deberían ser gratis. Yo no me orino en cualquier parte ni espero que me regalen servilletas por eso”, comentó un tipo.

Este no es un caso sencillo y eso lo sabemos. La mayoría de la veces las personas optan por dejarlo pasar y no prestar atención a lo que tenga que ver con ello. Pero, la menstruación es un tema muy normal - aunque no significa que sea agradable - para las mujeres, el hecho de que algunas personas aún lo consideren un tema tabú es muy interesante.

Debido a esto, una actriz londinense llamada Amina Maz, y cansada de que vean a la menstruación como un tema prohibido, decidió realizar un experimento social en el centro de la capital.

¿De qué se trataba?

Su idea fue utilizar un líquido rojo parecido a la sangre, una falda corta y su personalidad extrovertida lo cual le bastó para llevar a cabo este inusual aunque acertado experimento.

En las imágenes, se puede ver a la mujer caminando por las calles pidiendo un tampón a todo persona que pasara por su lado. Las personas no le dan mucha importancia, ya que, de hecho, la pregunta es un tanto extraña. A pesar de esto, al pasar unos pocos minutos la joven comienza a expresar dolor y desesperación y después vino una gran “descarga de sangre” que salió del interior de su falda. Y las personas que por allí pasaban quedaron impactados.

“¡Está en sus días!”, decían algunos que miraban lo que ocurría. Por un lado algunos estaban confundidos, otros no lo creían, otros mostraban asco. Pero ellos ignoraban que la mujer estaba realizando esta prueba para observar cómo sería la reacción de la gente al presenciar un evento así.

¿Cuáles fueron los resultados?

Míralos por ti mismo...

A la final, cuando se publicó en las redes sociales, muchos dejaron sus comentarios al respecto.

Hubo un usuario en particular, quien expresó su rechazo a la petición de la mujer.

"Los tampones no deberían ser gratis, ¿por qué todos siguen diciendo que deberían serlo? ¡Si no puedes controlar tu vejiga ese no es el problema de los contribuyentes!"
“Paga por tus propios tampones si no puedes aguantarte y llegar a un baño. Yo no me orino en cualquier parte y espero que me den servilletas gratis”, publicó Ryan Williams en Twitter.

Algunos usuarios estuvieron de acuerdo con él, aunque otros no y lo corrigieron diciendo que las cosas no eran así.

Total, hay cada opinión y muchas personas en el mundo cada una con su propia versión de la verdad.

¿Cuál es tu opinión?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR