Esta Pareja Adquirió un Sofá de Segunda Mano pero lo que Hallaron Dentro le Dio un Vuelco a sus Vidas

Esta Pareja Adquirió un Sofá de Segunda Mano pero lo que Hallaron Dentro le Dio un Vuelco a sus Vidas444shares

Una pareja de estudiantes de la State University de Nueva York, Reese Werkhoven y Cally Guasti tuvieron la sorpresa de su vida. Los dos vivían juntos en un departamento pequeño, ya conoces el dicho ¨estudiahambres¨, no obstante requerían un sofá para su dulce hogar, inmediatamente buscaron en las tiendas de segunda mano. El problema es que debía ser un sofá muy pequeño, o sino no cabría por la puerta.

Luego de buscar en varias tiendas, se estaban rindiendo, hasta que vieron aquel lugar al final de la calle, los muebles no se veían en muy buen estado, pero al recorrerlo de repente Lara vio uno pequeño, era bastante feo, horrible color, desgastado y apestaba pero ¿adivina qué? costaba sólo ¡20 dólares! Toda una ganga.

Al llegar a casa los chicos trataron de hacer que luciera decente, lo limpiaron y colocaron algunas telas, aún así ¡estaba horrible!. Transcurrieron los meses y el pequeño sofá se volvió uno de sus muebles favoritos... Un martes por la noche mientras veían películas, la chica sintió que había algo extraño en uno de los cojines, y cuando lo abrieron se toparon con un sobre con ¡700 dólares! ¡quién iba a imaginar lo que escondía ese sillón que todos rechazaban!

Pero eso no terminó ahí, cuando comenzaron a buscar hallaron muchos sobres más con un total de ¡48,800 dólares!  ¿qué harías tú?

De inmediato su mente no dejaba de imaginar todas las cosas que podrían hacer con todo ese dinero, pero mientras movían los sobres hallaron uno en especial, decía un nombre, ese dinero no era de ellos, por lo que decidieron dar con esa persona.

Al igual que en las películas, buscaron en el directorio telefónico hasta que encontraron el nombre, estaban ansiosos ¿quién contestaría?, sonó la voz de una anciana, entonces Reese dijo: "Hola tengo algo que le pertenece"  y ella respondió: ¨¿Qué quieres decir? ¨ ¨Compramos un sofá que es suyo¨ dijo Reese, en ese momento la anciana se agitó: ¨¡Por Dios! metí demasiado dinero en ese sofá¨.

Cuando se vieron cara a cara, la mujer le explicó a los estudiantes que en ese sofá ella y su marido guardaban todos sus ahorros, cuando él falleció, tiempo después, ella tuvo una cirugía en la espalda, era su sofá favorito, ella siempre dormía ahí, pero luego de la operación su hija decidió tirar el sofá para comprarle una cama, ya que no era bueno para su espalda, evidentemente la hija no se imaginaba de que acababa de tirar los ahorros de sus padres y cuando su madre lo supo, ya era demasiado tarde.

Jamás pensó que un par de años más tarde, el sofá volvería a su hogar junto con todo el dinero, estaba sumamente sorprendida de la honestidad de esta pareja y se sentía sumamente agradecida, por lo que decidió tomar 20 mil dólares y dárselos como agradecimiento. Con dicho dinero los chicos pudieron pagar su préstamo estudiantil, lo cual simplemente le dio un vuelco a sus vidas.

¿Qué hubieses hecho tú si fueses los chicos?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR