Este Experimento con una Cheeseburger Ha Dejado Sin Palabras a los Fans de McDonald's

Este Experimento con una Cheeseburger Ha Dejado Sin Palabras a los Fans de McDonald's326shares

Hoy en día, para nadie es un secreto que la comida rápida no es precisamente la opción más sana. Las personas siempre consumen hamburguesas para llevar, patatas fritas o refrescos presentan un riesgo mucho más alto de padecer sobrepeso, desarrollar diabetes o una enfermedad del corazón.

Varios científicos de la Universidad de Nottingham buscaban examinar a fondo lo que sucede al digerir una hamburguesa de queso, por lo que tomaron una típica hamburguesa de queso de McDonald's y la sumergieron en ácido clorhídrico por tres horas y media:

Registraron el experimento en video y lo subieron a YouTube, y hasta la fecha ¡ha sido visto más de 16 millones de veces! Si amas la comida rápida, a lo mejor prefieras no ver lo siguiente:

El ácido clorhídrico está en el estómago humano y su función en gran medida es la de digerir todo lo que comemos. Cuando el ácido clorhídrico tiene un nivel de pH entre 1 y 1.5 (lo que es muy ácido), tiene la potencia suficiente para desintegrar los alimentos y matar la mayoría de las bacterias antes de que puedan causarnos algún daño. De no ser por la capa mucosa protectora, ¡nuestros estómagos podrían, en efecto, comerse a sí mismos!

Los ciéntificos estaban bastante impactados cuando vieron que luego de tres horas y media la hamburguesa de queso no estaba totalmente desintegrada. Al contrario, hallaron una repugnante masa negra y blanda.

Por lo general, nos toma entre 24 y 72 horas digerir los alimentos, pero el tiempo depende del tipo de alimentación. Una ensalada de frutas, por ejemplo, se puede digerir en tan solo 30 minutos, mientras que una Big Mac puede tomar hasta tres días para que se desintegre a totalidad. Esto tiene mucha relación con el hecho de que las hamburguesas están llenas de grasas insaturadas, o también llamadas "grasas trans". Por otro lado, las frutas y las verduras son mucho más fáciles de digerir.

Cabe destacar que no representa ningún problema el disfrutar de una hamburguesa en una cadena de comida rápida muy de vez en cuando, y no debes preocuparte. Sin embargo, la mayor parte de tu dieta debe estar compuesta por alimentos frescos y saludables, como carne magra, lácteos, pan de grano integral, frutas y hortalizas. Lo cierto es que comer adecuadamente puede ayudarte a prevenir muchas enfermedades y peso extra. Seguir una dieta saludable no es tan fácil como ir en coche a recoger tu hamburguesa, pero a final de cuentas, tu organismo te lo agradecerá.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR