Este Futbolista No Aguanta Tanta Tensión Y Rompe En Llanto Por Crueles Insultos Racistas

Este Futbolista No Aguanta Tanta Tensión Y Rompe En Llanto Por Crueles Insultos Racistas740shares

Un futbolista brasileño estalla en lágrimas al final de un partido, en frente de los fanáticos serbios, que lo abucheaban y hacían sonidos de mono, cada vez que el jugador tocaba el balón.

  • Everton Luiz, jugador del equipo Partizan, fue abusado racialmente por los fanáticos del equipo local rival, el Rad.
  • Luiz, de 28 años, fue abucheado y molestado con sonidos de mono cada vez que tocaba el balón.
  • Al finalizar el partido, el hizo una seña con su dedo medio, hacia la tribuna de los fanáticos del Rad.
  • Se desató una pelea entre los fanáticos y la policía intervino para evitar que las tensiones derivaran en tragedia.

El mediocampista del equipo Partizán de Belgrado, Everton Luiz, dejó el campo llorando después de haber sido abusado racialmente por los fanáticos del equipo local rival, el Rad. Luiz, de 28 años, fue abucheado y molestado con sonidos de mono cada vez que tocaba el balón y los fans del Rad ondearon una pancarta insultante hacia el brasileño, cuando se aproximaba el final del partido.

Al finalizar el partido, el hizo una seña con su dedo medio hacia la tribuna de los fanáticos del Rad, los que reaccionaron furiosamente, pidiendo a los jugadores del equipo local que lo confrontaran. Se desató una pelea entre los fanáticos y la policía intervino para evitar que las tensiones derivaran en tragedia, mientras Luiz se dirigía a los vestidores llorando.

Everton Luiz, dejó el campo llorando después de haber sido abusado racialmente por los fanáticos del equipo local rival, el Rad.

Partizán ganó el juego 1-0 para quedar en la segunda posición de la tabla, seis puntos por debajo del equipo Red Star de Belgrado.

Después del partido, el jugador dijo "No pude aguantar las lágrimas tras aguantar insultos racistas de la grada durante los 90 minutos de partido. Me impresionó especialmente la actitud de los jugadores contrarios que, en lugar de apelar a la calma, respaldaron el comportamiento de sus fans"

El entrenador del Partizán, Marko Nikolic, fue despedido del equipo esloveno Olimpija Ljubljana en abril por lanzar un insulto racista a uno de sus propios jugadores, ha anunciado que Luiz probablemente tendrá que hacer frente a acciones disciplinarias en el club, pero ha exigido que las autoridades futbolísticas castiguen a los seguidores del Rad. El dijo: "Everton no debería haber reaccionado así pero algo le provocó, ¿no?".

"Ambas partes debe ser castigadas. Estas cosas ocurren en el fútbol pero ahora corresponde a las autoridades sancionar a los atacantes. Es un regreso a la realidad del fútbol serbio". Cuando estaba en el Olimpija, Nikolic llamó al delantero nigeriano Blessing Eleke un "negro idiota" por su excesivamente exuberante celebración de un gol que empató un partido que finalizó 1-1 con el Zavrc.
El portero del Partizán Filip Kljajic (derecha) abraza al mediocampista brasilero Everton Luiz, cuando este deja el campo llorando.
Al finalizar el partido, el hizo una seña con su dedo medio hacia la tribuna de los fanáticos del Rad
Apuntó amenazante a los seguidores del Rad, luego que lo abuchearan todo el partido
El árbitro le sacó tarjeta amarilla y sus acciones llevaron a una riña masiva en el campo

El fútbol serbio ha estado ensombrecido por ataques racistas similares en los últimos años. 

En 2012, la victoria del equipo sub-21 de Inglaterra sobre Serbia se vió manchada de racismo y violencia, cuando la tensión se desbordó al final del partido. El defensa Danny Rose fue expulsado después del pitazo final, por patear un balón a la multitud luego de ser insultado y haber sido víctima de pedradas durante el encuentro.

El defensa inglés Nedum Onuoha fue abusado racialmente durante el Campeonato Europeo Sub-21 de 2007 en un juego contra Serbia, jugado en Holanda. Por este evento, la UEFA multó a Serbia con el equivalente a 16.000 Libras Esterlinas.

En otro incidente, la clasificación de Serbia a la Eurocopa de 2012, jugando contra Italia en Genoa, se vio frustrada debido a un brote de salvajismo por parte de los seguidores serbios. El equipo de Italia se llevó los puntos, con una victoria de 3-0.

El entrenador del Partizán, Marko Nikolic, fue despedido del equipo esloveno Olimpija Ljubljana en abril por lanzar un insulto racista a uno de sus propios jugadores, ha anunciado que Luiz probablemente tendrá que hacer frente a acciones disciplinarias en el club.

COMÉNTANOS ¿Que opinas sobre el hecho que aun haya racismo en el fútbol?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR