Estos dos fotógrafos ponen en riesgo su vida para obtener las mejores fotos del mundo

Estos dos fotógrafos ponen en riesgo su vida para obtener las mejores fotos del mundo0shares

Cuando se trata de tomar buenas fotografías, el ángulo de la cámara lo es todo y estos fotógrafos rusos lo saben muy bien: Vadim Mahora y Vitali Raskalovym, un par de fotógrafos rusos, se han vuelto famosos en Instagram gracias a sus increíbles instantáneas de los lugares más emblemáticos del mundo.

¿Y cuál es el secreto de estos amigos? Ellos nos brindan una visión nunca ante vista de los lugares que visitan, puesto que irrumpen ilegalmente los sitios turísticos, ya sea escondiéndose por horas o trepando, para luego tomar fotografías desde los mejores ángulos.

Lo más loco de sus instantáneas, es que ellos ponen en riesgo su vida para obtener esas imágenes. Incluso, podrían ir a prisión por seguir haciendo esa arriesgada actividad. ¡Sigue desplazándote para ver las sorprendentes imágenes! Y no olvides en COMPARTIRLAS con tus amigos.

Estos amigos fotografiaron la Catedral de Colonia como nunca antes.

Sin temor a nada, ellos escalaron la catedral, la cual fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, para montarse a su techo y tomar estas épicas imágenes.

Para hacerlo, estos fotógrafos viajaron hasta Alemania, se mezclaron con otros visitantes y escalaron los andamios mientras nadie los veía.

De hecho, ellos tuvieron el privilegio de conocer lugares nunca antes explorados por los turistas. ¿No te encantaría ver las fotos de su interior?

En Praga, en la República Checa, también irrumpieron en otra catedral.

Esta vez se trataba de la Catedral de San Vito, en donde escalaron para obtener algunas tomas espectaculares. Desafortunadamente, en esa ocasión la policía los pilló, aunque los dejó marchar sin problemas penales.

En París, también también treparon por tejados cercanos para obtener unas espectaculares fotos de la Torre Eiffel.

Sin temor a nada, los fotógrafos hicieron sus particulares sesiones fotógráficas para darnos una nueva visión del espectacular monumento.

Ellos no solo tomaron fotos desde las afueras de la Torre Eiffel, sino que se subieron y tomaron algunas imágenes increíbles.

Mientras los turistas toman fotos normales de la hermosa vista de  París, ellos prefieren darle su sello "extremo" a cada una de las instantáneas que comparten.

No hay ninguna seguridad que ellos no puedan burlar, y esta foto lo prueba.

En China, ellos subieron por el Ping An Financial Center en Shenzhen sin ningún equipo de seguridad. En la imagen, ellos se encuentran a 660 metros de altura. ¿No les parece impresionante?

En la Torre Shanghai en China, la cual pretende convertirse en el segundo edificio más alto del mundo, ellos se encaramaron a las grutas de la azotea.

El punto donde se encuentran es tan alto que ni llegan los ascensores y escaleras.

Una vez en la cima de la grúa de la Torre Shangai, los amigos tomaron esta foto.

En la imagen vemos la torre vecina de Jin Mao y el Shanghai World Financial Center. Y aunque te cueste creerlo, le tomó 20 horas a los amigos poder tomar esta increíble imagen.

Y en Egipto también hicieron de las suyas.

Ellos se adentraron por las cercanías de la Gran Pirámide de Giza para tomar estas maravillosas imágenes.

Para poder capturar estas instantáneas, los fotógrafos tuvieron que esperar 4 horas para que cerraran el monumento y así poder burlar la seguridad.

Y ellos están conscientes de los riesgos que toman. Por ejemplo, si eran pillados haciendo estas imágenes podrían haber sido condenados a 3 años de prisión.

En otra visita a París, entraron en la Basílica de Sacré Coeur de Montmartre.

Donde subieron al punto de observación oficial a más de 400 metros de altura, donde decidieron salirse de la ruta turística para así tomar esta imagen.

En China, el dúo se subió a una valla publicitaria para darnos otra perspectiva del puerto de Shanghai.

Aquí te enseñamos una imagen del puente Akashi Kaikyo en Osaka, Japón.

Las torres de este puente llegan a medir 298 metros de altura. Este puente también es el más largo y uno de los más altos del mundo. 

Vadim y Vitali también visitaron la catedral de Notre Dame.

Para subir a la torre más alta de esta catedral, los turistas deben subir 400 escalones. Sin embargo, los fotógrafos prefirieron escalar la fachada para ofrecernos esta imagen.

En españa, los rusos visitaron la Sagrada Familia de Antoni Gaudí, la cual se encuentra en Barcelona.

Allí decidieron escalar la grúa para darnos una vista increíble de la ciudad.

A unos 50 metros de altura, el dúo tomaron esta increíble foto de la Sagrada Familia.

Y ellos no solo escalan, también se adentran a túneles.

La imagen que ves, es uno de los túneles subterráneos del metro de Estocolmo.

Ellos también se colaron en un techo para fotografiar el Ayuntamiento de Estocolmo, Suecia.

Evadiendo guardias, también se subieron en un edificio en construcción para hacer esta toma del Palacio de la Cultura y la Ciencia de Varsovia, Polonia.

Y tú, ¿qué opinas sobre estas fotografías?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR