La llegada del primer bebé siempre viene cargada de aventuras e historias que más adelante darán grandes temas de conversación en las reuniones familiares. Pero ninguna será tan emocionante como la del pequeño Brody. 

Cuando apenas estaba gestando en el vientre de su madre, fue diagnosticado con una severa malformación que llevó a los médicos a sugerirles a los padres la interrupción del embarazo. Sin embargo, estos decidieron continuar y darle una oportunidad a su hijo, y quizás una gran lección a la humanidad. Lo que ninguno de ambos esperaba era que alguien les regalaría a ellos una valiosa muestra de aceptación, calidez y apoyo, y juntos harían una gran diferencia en la vida de Brody. 

Pero la vida está llena de sorpresas y lo único que tenemos certero es este preciso instante. ¿Te gustaría conocer la historia de este hermosos bebé?

Ser padres por primera vez

Sara Heller y Chris Eidam se encontraban muy emocionados por la llegada de su primer hijo, para quien ya habían escogido un nombre perfecto, Brody. Y durante las primeras 24 semanas de embarazo, todo parecía ir viento en popa. 

Un panorama que cambia

La siguiente consulta de imagen, el médico observó algo que sacó a todos de golpe del plan original. El eco mostraba al pequeño padeciendo de un fuerte caso de labio leporino, hasta ser una malformación considerablemente grave. 

¿Qué es el labio leporino? 

Se trata de una malformación en la que se presenta una separación en el labio, como una ruptura, que en la mayoría de los casos puede ser operable y permite al paciente llevar una vida normal

El caso de Brody

El pequeño presentaba una doble abertura acentuada, lo que significaba que su malformación era muy severa.

La pregunta de los médicos

Los doctores sugirieron a la pareja interrumpir el embarazo, pues solo conocían un caso en el mundo con la gravedad del de Brody. 

Pero ellos amaban desde ese momento a su pequeño y decidieron continuar con el embarazo y tener a su hijo y tal vez dar una lección al mundo

Quizás podrían cambiar la manera en la que las personas ven a aquellos que padecen de labio leporino

“Está bien estar orgulloso de tu hijo, las circunstancias no importan. Queríamos  crear conciencia sobre el labio leporino”, dijo la madre

Cuando el bebé nació, Sara subió las fotos a Instagram donde los comentarios inadecuados no se hicieron esperar

La madre quería presentar un nuevo concepto de las imágenes de un recién nacido, mostrando la belleza en una faceta diferente

Por eso comentarios como "¿qué le pasó a su cara?" la dejaron completamente desarmada. Aun no estaba lista para responder a eso

No tenían dinero para la operación que Brody necesitaba, así que Sara tomó el camino que consideró más sabio

En lugar de responder con enfado, comenzó a compartir información sobre el labio leporino, para crear conciencia y cambiar la visión de las personas

”Decidí educar en lugar de tener confrontaciones. Así quisiera que Brody hiciera en el futuro”, manifestó firmemente 

"Quiero que él le enseñe a otros y que sea un modelo para otros niños con el labio leoprino", agregó, orgullosa

Lo que Sara no sospechava era que la vida estaba por darle una generosa recompensa por ser una madre fuerte y serena a la vez

Se encontraba en un local, almorzando con unas amigas y su amado bebé, por supuesto. Al terminar el camarero puso una servilleta frente a ella

Pero al mirar mejor, notó que en realidad se trataba de un cheque por 800 dólares, y una nota que decía "para su hermoso bebé"

“No pude contener las lágrimas cuando me di cuenta. La felicidad que sentí fue indescriptible”, dice Sara

Con este generoso gesto, el desconocido ayudó a la familia a pagar por la operación de Brody, quien ahora es un niño con un futuro muy diferente

Sé la razón de que alguien sonría hoy

Brody puede respirar de forma normal y aprenderá a hablar y alimentarse como cualquier otro niño

Y definitivamente sus padres y este caballero anónimo han sido un gran ejemplo y una hermosa lección para el mundo

Comparte esta historia si piensas que todos los niños merecen igualdad de respeto, amor y aceptación. Y no olvides dejarnos tus comentarios