Forense Advierte A Apple Que Los Cargadores Del iPhone Pueden Ser Potencialmente Letales

Forense Advierte A Apple Que Los Cargadores Del iPhone Pueden Ser Potencialmente Letales181shares

Un hombre de 32 años muere electrocutado

Richard Bull de Ealing en el oeste de Londres fue declarado muerto por los paramédicos en su casa el 11 de diciembre pasado, después de que el hombre de 32 años fuese encontrado electrocutado en el baño por su esposa Tanya, quien pensaba que su marido había sido atacado, por la severidad de sus quemaduras.

En una investigación sobre su muerte, el forense emitió una advertencia sobre el uso de los dispositivos inocuos que pueden ser tan peligrosos como un secador de pelo en un baño. 

"Deberían adjuntar advertencias. Tengo la intención de escribir un informe a los fabricantes del teléfono." dijo el médico.

El Sr. Bull se estaba preparando para ver a su familia, e intercambiar regalos de Navidad

Cuando ocurrió la tragedia. Su madre Carole dijo: 

"Me preocupa que tantas personas y especialmente adolescentes, que no pueden separarse de sus teléfonos, no sepan lo peligroso que es". 

Pero... ¿qué aconteció la tragedia? 

PC Craig Pattison explicó durante la investigación en la Corte Forense de West London cómo encontró el cable de extensión que iba desde el pasillo hacia el baño. "Encontramos un iPhone conectado al cable de extensión y luego el cargador en el baño", explicó.

En la investigación sobre la muerte del hombre de 32 años de edad, se supo que fue encontrado por su esposa Tanya, quien comenta que "pensó que había sido atacado" después de sufrir graves quemaduras.

Se descarta suicidio y se concluye la investigación

PC Pattison dijo que descartó el suicidio cuando llegó al lugar ya que el cable no estaba cerca de la bañera, lo habían metido al baño para cargar un celular. 

El forense dijo: 

"Recibimos una llamada de despacho de control diciendo que fueron contactados por su esposa. Ella estaba muy alterada, pues al regresar a casa encontró a su marido muerto dentro de una bañera."
"Cuando llegamos, los paramédicos estaban allí. Me dijeron que habían desenchufado un cable de extensión, pero que no podían hacer nada más porque que ya había fallecido." La extensión eléctrica venía del pasillo que conducía al baño.
"La extensión estaba en el suelo y parecía tener el cargador de teléfono en el pecho y la parte entre el cargador del teléfono y el cable había hecho contacto con el agua". "Creemos que puede haber estado allí por mucho tiempo, se estaba preparando para visitar a su familia. Fue un accidente innecesario y trágico".

La opinión del patólogo es que parecía ser un accidente.

El doctor Cummings describió el resultado de la electrocución diciendo: 

"La autopsia reveló marcas de quemadura en el brazo derecho y el pecho que ocurrió como resultado de una electrocución. También había quemaduras en la mano derecha."

Su hermano Andrew dijo que estaba asombrado de que un dispositivo tan pequeño pudiera ser fatal. Él dijo: "Todos podemos ser descuidados a veces, cuando eres más joven se te enseña sobre la electricidad y el baño, pero luego no piensas más en ello. Vivo en Estados Unidos y dicen que no puede suceder, y que no hay suficiente electricidad. Pero en el Reino Unido si es suficiente. Usted no piensa que hay suficiente electricidad, pero hay." 

Su padre, Anthony Watson, le dijo en la entrevista: "Nos reunimos con él esa mañana, para intercambiar regalos y fuimos a buscar un curry, que a él le encantaba. Y al día siguiente iba a quedarse con su hermano." 

El Sr. Bull fue a la Escuela Literaria Lutterworth y estudió Administración de Empresas en la Universidad de Aston. 

Fue un jugador entusiasta del rugby, era capitán del equipo amateur Old Actonians RFC en Londres y jugaba para los Ealing Exiles.

Trágico: En la investigación en la Corte Forense del Oeste de Londres, el forense emitió una advertencia sobre el uso de los dispositivos inocuos que pueden ser tan peligrosos como un secador de pelo en un baño.

En enero, el club celebró un partido en la memoria de Richard Bull

Su compañero de equipo Nick Greenhalgh rindió homenaje a su amigo. Él dijo: 

"Fue un placer jugar tanto con él como en su contra. Jugaba en cualquier posición sin complicarse. Aparecía de la nada y ponía todas las cosas en su lugar, sin importar para qué lado estaba estaba jugando. Se le echará mucho de menos, las más profundas condolencias a todos los que ha dejado atrás."

Se han recolectado unas £ 1.095 en memoria de Bull por sus amigos y la familia para donarlos al Ejército de Salvación.

COMPARTE con tus amigos, para que tengan cuidado cuando llevan sus teléfonos a la bañera

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR