¿Has intentado todo tipo de métodos y no bajas de peso? Acá te traemos las razones.

¿Has intentado todo tipo de métodos y no bajas de peso? Acá te traemos las razones.340shares

La mayoría de las personas suelen torturarse a menudo con un sin fin de dietas que no dan ningún tipo de resultados. Y es que los kilos al final nunca quieren desaparecer, para estos casos no siempre la razón sea tener una mala alimentación o mucho tiempo sin ejercitarse. De hecho la razón muchas veces suele ser el tener un metabolismo lento, el cual no te permite bajar esos kilos de más. Es por ello que a continuación te traeremos los mejores ocho consejos para que puedas dejar ir esos kilos de más de una forma sencilla y sin mucho esfuerzo. 

1. No realizar dietas que sean muy estrictas. 

Una de las mayores realidades es que saltarse las comidas llega a aumentarte de peso y es que cuando se deja de comer calorías de repente, el cuerpo tomará la acción de lentificar tu metabolismo y almacenar las grasas, de forma tal que los órganos principales de tu cuerpo puedan seguir funcionando en el tiempo que no consumas algún tipo de comida. Lo mejor para evitar esto es comer todos tus alimentos a tiempo y a las horas correspondiente para que esto no suceda. 

También es esencial evitar todo tipo de comida rápido o comidas que ya hayan sido procesadas de alguna manera. Lo mejor es comer siempre alimentos que no contengan muchas calorías como es el caso de los  vegetales, frutas y granos. Por otro lado, las nueces y los lácteos deben estar en tu alimentación debido a las vitaminas que aportan a tu cuerpo. Asimismo, cuando se trata de carbohidratos lo mejor siempre es escoger granos que sean enteros, esto debido a que poseen mayor cantidades de proteínas y fibras, y lo mejor de todo es que pueden llegar a digerirse de forma más rápida. Entre estas opciones se encuentra el arroz integral, el pan que es de grano entero, entre otros.

2. ¡Aliméntate con tres comidas diarias!

El comer a las horas adecuadas hará que aparezcan ataques de hambre repentinos y además, ayuda muchísimo a acelerar tu metabolismo. De hecho está comprobado que comer tres comidas diarias le hace un mayor bien al organismo que muchas en cantidades pequeñas. 

Un gran consejo es no olvidar tomar agua varias veces al día o tés sin ningún tipo de glucosa.

3. Dormir siempre que tu cuerpo te lo pida. 

El no dormir provoca cansancio exagerado durante la mayor parte del día y además de eso lentifica el metabolismo de tu cuerpo, lo que puede afectar de forma considerable el peso en tu organismo sin darte cuenta. Eso sin contar que al no dormir, el cuerpo se antojará de meriendas que por la premura del hambre, en su mayoría serán altos en grasas y azucarados. Para evitar esto, trata de dormir las horas correspondientes que tu cuerpo te pida y dejar de lado en las noches esos aparatos electrónicos que a veces no dejan que se concilie el sueño. 

4. Haz un poco de ejercicio. 

La mayor medicina para buscar acelerar el metabolismo es estar activo en el día, así que hacer deportes del  tipo de resistencia o levantar algunas pesas te ayudarán a realizar el cometido. Si lo que buscas en concreto es acelerar tu metabolismo será de gran ayuda estar activo durante todo el día, debido a que una vez haz hecho actividades, el organismo seguirá quemando calorías el resto del tiempo.

5. Toma más té verde.

Es conocido que el té verde al tener cafeína activa el metabolismo, por lo que te ayudará a reducir unos kilitos. Además de eso, el té ayuda a quemar calorías por lo que incluirlo en tu dieta diaria hará que tu organismo se sienta mucho mejor, sobretodo si lo sustituyes por el café.

6. Incluye el chile en tu dieta. 

Los científicos aún están en proceso de verificar el efecto del chile en el metabolismo puesto que se piensa que este alimento puede aumentar la quema de la grasa del cuerpo hasta un 30%, pero por el otro lado existen otros estudios que están en contra de este lineamiento. Lo cierto de todo es que el hacer la prueba podría traerte los mejores resultados y disfrutarías al mismo tiempo de una sabrosa comida picante. De todas maneras, no es necesario que se consuma en exceso el chile, debido a que podría provocar cierta acidez en tu estomago y otras cosas. 

7. Toma suficiente vitamina D

El tomar vitamina D ayuda en la quema de grasas en nuestro cuerpo y debido a que nuestro organismo no puede sintetizar este tipo de vitamina, lo mejor es agregarla a nuestra dieta diaria. Por otro lado lo que ayudaría aún más es tomar un poco más de sol. Se dice que el caminar unas dos horas diarias en días soleados aumenta en gran cantidad esta vitamina en nuestro cuerpo, así que anímate y camina un poco más. Asimismo, el huevo, la grasa de pescados como el salmón o el atún contiene una gran cantidad por lo que se recomienda incluirlos en nuestra alimentación. 

8. Consume un poco más de aceite de coco. 

Si necesitas freír algo o realizar algún tipo de aderezo, lo mejor en estos casos es utilizar el aceite de coco debido a que es un gran sustituyo de los que se utilizan comercialmente. Además, otros aceites posee triglicéridos de cadena media, los cuales son sumamente digeribles para el cuerpo humano, pero por el contrario, el aceite de coco ayuda a acelerar el metabolismo y reduce el colesterol del organismo. 

En conclusión existe gran variedad de soluciones para ayudar a acelerar nuestro organismo, aun cuando puedan haber situaciones que se salgan de nuestras manos con respecto a este tema. Tal es el caso de la enfermedad conocida como el hipotiroidismo, la cual ayuda en el aumento de peso incluso cuando tengas una alimentación balanceada. Lo que se debe tener claro es que si notas kilos de más sin razón alguna, debes acudir al médico lo antes posible. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR