¡Increíble! Conoce la Historia de la Mujer que Casi deja Morir a su Hijo de Hambre

¡Increíble! Conoce la Historia de la Mujer que Casi deja Morir a su Hijo de Hambre849shares

Cuando te conviertes en madre es maravilloso, y sorprendente, pero no sabes realmente qué esperar de ello. Lees un montón de libros, tomas las clases para padres y escuchas a los médicos, pero de todos modos siempre tienes dudas y preguntas en mente.

Existe una teoría rondando sobre la intuición de las madres, ¿será verdad? ¿Sabrás qué hacer por intuición o sólo es algo que dice la gente para calmar las nerviosas mentes de las madres primerizas? Realmente no lo sé pero, lo que sí sé, es que cuando amas a un niño, haces tu mejor esfuerzo por ellos. Cuando haces algo que, se supone, será beneficioso y bueno para tu hijo, la última cosa que entrará a tu mente es que estás causando daño.

Sostener a tu bebé por primera vez es un sentimiento que no tiene comparación.

Cuando sostienes a esa pequeña cosita en tus brazos, te sientes como si estuvieras en la cima del mundo y piensas que nunca permitirás que algo lastime este precioso ser que has creado.

Cuando de cuidados a tu nuevo diminuto mundo de felicidad se trata, haces todo lo posible para descubrir cómo cuidar a tu pequeño de la mejor forma posible.

Para alimentarlo, la opción natural es amamantar – pero no te equivoques, ésta no es una tarea fácil.

Mandy, una madre que pensó que estaba haciendo lo mejor por su bebé al amamantarlo, descubrió que en realidad lo estaba haciendo pasar hambre.

Mandy compartió su historia en un sitio llamado “Fed is Best” (Alimentar es lo mejor) con la esperanza de que pudiera ayudar a otras madres.

#AlimentarEsLoMejor

“Estoy tan feliz de haber confiado en mi intuición, pero también en la de ellos”.

“Fed is Best” es una fundación sin fines de lucro que ayuda a las madres a encontrar el mejor método para alimentar a sus bebés, ya sea por medio del amamantamiento, con fórmula o bajo una mezcla de ambas.

Estoy feliz de que compartieran su historia porque es una que, en verdad, necesita ser compartida.

"NUESTRA MISIÓN
La fundación Fed is Best cree que los bebés no deberían pasar hambre nunca y que las madres deberían ser apoyadas al escoger opciones de alimentación clínicamente sanas para sus bebés.
Ya sea amamantamiento, fórmula, o una combinación de ambas - #AlimentarEsLoMejor
Clic aquí para leer más".

Madres alrededor del mundo han sido ayudadas enormemente por esta organización.

Y hacen uso de Twitter para compartir sus historias y luchas.

“Keren Swanson (@KKandbabyJ): Han pasado dos días y Landon ya sobrepasó su peso de nacimiento. #AmamantarEsLoMejor”.
“Hope Hansell (@HopeHansell): @KKandbabyJ ¡Asombroso! Mi hijo no pudo amamantar. Me siento culpable todos los días pero sé que #AlimentarEsLoMejor”.

La historia de Mandy es una que podría pasarle a cualquiera.

Las personas en Fed is Best creen que su historia es una que necesita ser compartida, y por ello la publicaron en su página web ¡con la esperanza de que pudiera llegar a tantas madres como fuera posible! Las mamás de todo el mundo respondieron muy bien a la historia de Mandy e, incluso, muchas de ellas pudieron identificarse con ella.

“ALEX:
Amo, absolutamente, esta historia. También pasé por esto aunque no de forma tan extrema. La leche nunca fue suficiente y, por mucho que yo quise amamantar, simplemente no pude. Mi hijo cumplió 6 meses 1-2-17 y es una bolita saludable y feliz de 19.6 libras. 
La diferencia entre las fotos de 1 mes y 2 meses de tu bebé ¡es muy notable! Es, simplemente, impresionante”.

En el verano de 2016, Mandy dio a luz a su hijo, pesando éste seis libras con cinco onzas. 

En su publicación, ella comenta que tuvo problemas para conseguir que su bebé succionara a causa de sus pezones planos, así que le dieron una pezonera para ayudarla a amamantar.

La pezonera parecía ser de utilidad, pero Mandy notó que el aparato parecía estar lleno de leche después de que su hijo había terminado de amamantar. También notó que él quería comer por períodos muy largos de tiempo y, además, que parecía nunca aplacar su sed durante o después de alimentarse.

Algunas amigas en grupos para mamás le dijeron que su actividad era normal y que él sólo estaba comiendo en cantidades.

Pero, para su visita semanal con el doctor, el hijo de Mandy no estaba al día con su peso de nacimiento. El doctor no estaba preocupado porque el bebé todavía estaba mojando y ensuciando pañales.

“¿Necesitas apoyo para aprender cómo amamantar a tu bebé sanamente?
¡Tenemos un nuevo grupo de apoyo para todos los métodos de alimentación infantil!
Ven y experimenta cómo se siente alimentar a los pequeños bajo apoyo ilimitado y sin pena”.

En su visita por su primer mes, el hijo de Mandy sólo pesaba seis libras con cinco onzas y media. 

En su primer mes de vida, su hijo solo ganó media onza de peso. El doctor de Mandy le sugirió que visitara a un asesor de lactancia.

“Verano del 2016
6 libras con 5.5 onzas.
1 Mes
20.5 pulgadas
Le gusta: Viajar en carro, que le laven el cabello y comer (un montón)”.

Aquí fue donde las cosas comenzaron a cambiar…

El asesor en lactancia pesó al bebé, luego Mandy lo alimentó y, después, lo pesaron de nuevo.

Los resultados de la balanza mostraron que el hijo de Mandy sólo había ingerido 20ml tras amamantar por una hora.

“Ella sugirió que yo empezara a complementar con fórmula y me puso bajo un horario de bombeo para tratar e incrementar mi suministro. Nos fuimos a casa e, inmediatamente, empecé mi rutina y en la siguiente visita semanal al médico, él había ganado cerca de 2 libras. La respuesta de la enfermera fue: “¡Wow! El debió estar hambriento.” Pero él no estaba solo hambriento, ¡estaba pasando hambre!”.

Mandy continuó con su rutina y su hijo siguió creciendo y prosperando, pero el suministro de leche del pecho de ella parecía no incrementar. 

No solo eso, cada vez que trataba de amamantarlo, su hijo inmediatamente comenzaba a gritar, destruyendo la paz.

Esto es lo que ella quiere que todos sepan:

“Mi mamá me llamó un día y yo estaba a punto de enloquecer cuando dijo “él necesita que tú estés saludable y sana mucho más de lo que necesita la leche materna”. Fue en ese momento cuando sentí que un poco del peso que llevaba en mis hombros se redujo. Hice una cita para hablar con su doctora acerca de no amamantar. Yo estaba teniendo un momento realmente difícil tratando de aceptarlo y estaba preocupada de que ella pudiera presionarme para seguir amamantando. 
Su hermosa respuesta fue:
“Has intentado más duro que el 99% de las mamás con las que he trabajado para hacer funcionar el amamantamiento y estará totalmente bien si te detienes y lo alimentas exclusivamente con fórmula”.

Su doctor le dio la aprobación que ella estaba buscando.

Mandy comenta: “Para su cita de dos meses de nacido, él había más que doblado su peso y ahora, a sus 6 meses, es de nuevo un bebé feliz, observador y contento, y hasta ahora ha cumplido sus metas a tiempo, de acuerdo a lo planeado”.

“2 Meses
11 libras 21 pulgadas
22 de Agosto
CRECIENDO CON FÓRMULA”.

La fundación Fed is Best está comprometida en ayudar a las madres a tomar la opción de alimentación más segura para sus bebés. 

Ellos quieren “prevenir complicaciones en los bebés que se han convertido en algo tan común en el mundo actual de ‘Amamantar es lo mejor’. Nuestro lema sobre todo esto es ‘Alimentar es lo mejor’”. 

“Línea final: Yo podría haber perdido a mi bebé y a mi propia cordura. Por mí y por mi bebé, #alimentareslomejor
Estaré por siempre agradecida por haber encontrado a la Fundación Fed is Best, y ahora estoy comprometida a trabajar con su equipo de apoyo para promover #AmamantamientoSeguro
#AlimentarEsLoMejor Defensora Mandy D”.

Actualmente existen muchas personas y otras organizaciones que están a bordo en conjunto con la Fundación Fed Is Best.

“#AlimentarEsLoMejor
#AmamantarEsLoMejor
porque morir de hambre es poco sano para los bebés…
¡y la culpa es poco sana para las madres!
TPOMBA (@TPOMBA): ¡Feliz Lunes! Un pequeño recordatorio para los POMs acerca de los pequeños – sé bueno contigo mismo. ¡Lo estás haciendo excelente! #alimentareslomejor #elescépticoOB”. 

¿Qué piensas de la historia de Mandy?

“Pero la fórmula nos dio algo que la leche materna no pudo. Me dio mi cordura. La fórmula fue mejor para nosotros. Ninguna cantidad de leche materna podría reemplazarme como la madre feliz y saludable que soy. Él me necesitaba a MÍ más de lo que necesitaba mi leche. Porque yo soy “lo mejor” para él. Tu valor como madre no se mide en onzas”.
DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR