Esta chica decidió bajar 57 kilos antes de aceptar la propuesta de matrimonio de su novio

Esta chica decidió bajar 57 kilos antes de aceptar la propuesta de matrimonio de su novio320shares

Hoy queremos compartirte la historia de Jennifer Ginley, una chica de 26 años de edad que sufría de sobrepeso. Ella explica que comenzó a subir de peso en la adolescencia, pero cuando terminó la escuela y dejó de vivir con sus padres, no tuvo control de lo que comía y terminó pesando más de 120 kilos.

Un día, su novio Luke, con el que tenía una relación de más de 11 años, le propuso matrimonio. Ella no quería casarse luciendo de esa manera, por lo que le pidió que esperara a que bajara de peso.

No te pierdas a continuación todos los detalles sobre esta asombrosa historia… Quién sabe, tal vez la historia de Jennifer pueda repetirse de nuevo al usarla como inspiración para este tipo de eventos. Hay que admitir que ella luce muy bien ahora tras perder todos esos kilos de más. 

Luke esperó por ella hasta que por fin alcanzó su peso soñado.

Sin embargo, no fue una tarea fácil. Jennifer estaba tan gorda que debía usar extensiones en los cinturones de seguridad y no podía subirse a las montañas rusas porque ser "demasiado grande" para los asientos.

Jennifer relata a The Mirror una experiencia en sus vacaciones que la impulsó a cambiar su estilo de vida:

“Tuve que pedir un alargador para el cinturón de seguridad en el avión, y viajar allí en asientos ajustados para gente más grande. Quedé horrorizada cuando vi las fotos. Una de mí con la Sirenita -mi personaje favorito de Disney- en realidad me hizo jadear. Me veía con tan mala salud que lloré, preguntándome cómo y por qué me había hecho eso a mí misma”, dijo ella.

Fue ahí cuando Jennifer decidió unirse al 'Slimming World', un programa que ayuda a las personas con sobrepeso:

“Había intentado muchas dietas en el pasado, pero todas parecían hacer que la comida fuera el enemigo, así que nunca renunciaba a mi relación con el exceso de comida y nada parecía funcionar para mí”, confesó Ginley.

La organización logró que ella cambiara su forma de pensar, ayudándola a conseguir cambios impresionantes en su vida.

En tan sólo un año ella perdió 57 kilos, casi la mitad de su antiguo peso.

Ahora Jennifer luce como una mujer completamente diferente. Ahora se le ve más sana y feliz.

Su madre y hermana también se unieron a la organización para apoyarla... Y las 3 lograron cambios considerables. Miren esta foto:

¡Ella hasta recibió el premio 'Miss Slinky 2017' por su constancia y eficiencia en el programa!

Aquí te dejamos más fotografías de esta increíble transformación:

¡Aquí puede verse por completo la transformación en un año!

Parece que se tratara de dos personas diferentes: 

La perdida de peso en su cara se nota muchísimo:

¿Son primas o algo así? ¡No, se trata de la misma persona!

No imaginamos el orgullo que debe sentir su novio ante tal logro. 

Después de alcanzar su meta, ella estaba lista para dar el gran paso.

Por lo que su hombre le pidió matrimonio después de haberla esperado por todo un año.

“Allí estaba yo, admirando la majestuosidad que es Howarts en la nieve -se encontraban en Warner Studios– y Luke, mi mejor amigo, el amor de mi vida y alma gemela, se hincó sobre una rodilla, abrió una pequeña caja negra revelando el anillo más increíble en el que he puesto mis ojos.¿Es esto la vida real?, ¡no puedo poner en palabras cómo me siento!, ¡estoy inundada en emociones!”, dijo Jennifer en su cuenta de Instagram.

Por ahora, Ginley sólo se preocupa por los preparativos de su boda.

Pero ha dicho que seguirá enfocándose en su salud.

“Si pude lograr esto, sé que tú también”, concluye Jennifer.

Sin duda su historia será una inspiración para todos. Esto no hace más que demostrarnos que si nos comprometemos con nuestras metas, podremos alcanzarlas. 

¿Qué opinas sobre esta historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR